• Estás aquí:
  • Visores
  • Bushnell Elite Tactical XRS II

Bushnell Elite Tactical XRS II

Publicado en Visores. Por Daniel Álvarez
4382
Bushnell Elite tactical XRS II

Puedes votar:

  • 10 votos, 4,20 sobre 5

El rey de la competición a dos millas por fin en España

Traemos a nuestras páginas el buque insignia de BUSHNELL en la larga distancia y visor empleado por el ganador de la brutal competición de tiro a dos millas (3,218 Km), “King Of Two Miles” (KO2M), el Bushnell Elite Tactical XRSII 4,5-30x50 FFP G3. Esta competición se celebra anualmente desde 2015 en Raton, estado de Nuevo México, reuniendo a los mejores tiradores de distancias extremas del mundo. Como es lógico todos ellos usan los mejores equipamientos, este año BUSHNELL ha destronado al Nightforce ATACR como visor del equipo de tiro ganador.

El año pasado ya tuve oportunidad de probar su antecesor, el BUSHNELL ELITE TACTICAL XRS - 4.5-30x50 FFP G2, que me dejó una inmejorable impresión en su evaluación. Este último es uno de los preferidos de los tiradores de las Precision Rifle Series (PRS), en una estadística realizada en el 2014. El mismo camino que sin duda seguirá esta nueva versión, que mejora lo que parecía difícil de mejorar. Todo ello manteniendo un precio que es la mitad del de su competencia, aunque durante este mes de diciembre, es posible encontrarlo con un descuento especial en algunas armerías de nuestro país. Con esto quiero decir que su relación calidad precio es absolutamente imbatible.

Dicho todo lo anterior y con esta impresionante carta de presentación, vamos a tratar de desmenuzar todas sus características. Para ello, como es habitual, pasamos a analizar los diferentes aspectos en los que solemos diseccionar las ópticas que pasan por nuestro taller de evaluación.

Dimensiones y estructura

Se trata de un visor robusto y relativamente compacto, si lo comparamos con otros de su segmento y prestaciones similares, algo que se aprecia en su silueta por su campana achatada. Sus dimensiones son 363 mm de largo y un peso de 1.077 g, este último dato revela que se trata de un visor situado en la media de los visores de este tipo. Para tener una referencia, por ejemplo, un LEUPOLD Mark 5HD 5-25x56, que es de los más ligeros, pesa 850 g, en el otro extremo tenemos un HENSOLDT 3,5-26x56, que se va hasta los 1.313 g.

El tubo que emplea es de 34 mm de diámetro, esto le otorga dos cualidades, por una parte, hace más robusta su estructura general y por otra, permite más espacio de desplazamiento vertical y lateral a su tubo erector interno. La consecuencia es que este visor tiene un amplio rango de corrección vertical y de deriva, 33 MILs y 20 MILs respectivamente, con 10 MILs de variación por vuelta de la torreta.

Quiero insistir en este apartado en los robusto que es este visor, sin duda por su concepción militar. Una característica que me retrotrae a una conversación mantenida con un armero, al respecto de los visores que pasaban por su servicio técnico. Durante la misma me confesó que eran muy pocos los visores BUSHNELL que le llegaban por roturas por un apriete excesivo de las anillas o simplemente por golpes fortuitos, algo que se debía a la rigidez y solidez de su tubo. Por cierto, este visor está certificado IPX7 en su resistencia al agua, lo que significa que es capaz de soportar inmersión completa en agua a 1 metro, durante 30 minutos.

Óptica

La óptica es uno de los aspectos fundamentales de cualquier visor y que es uno de los tradicionales puntos fuertes del fabricante norteamericano. Esto se logra cuidando dos aspectos, la calidad del cristal empleado en las lentes y los tratamientos aplicados a las mismas, esto último teniendo en cuenta su posición dentro del tubo del visor. Además, debemos considerar que intervienen otro tipo de variables, como la forma de aplicación de estos tratamientos y la naturaleza de los mismos.

Normalmente sobre una lente se realizan múltiples aplicaciones de diferentes compuestos, algunos son estándar en la industria y otros de formulación propia y patentada. Quiero recordar a nuestros lectores, que sin estos tratamientos, la perdida de luminosidad sería progresiva a medida que la luz vaya atravesando las diferentes lentes del visor, aproximadamente un 5% por lente. Por otra parte, no todos los fabricantes utilizan el mismo número de lentes dentro del chasis, los que usan menos tiene más luminosidad y un peso más reducido o al menos pueden emplearlo en una estructura más robusta.

 

Retícula en primer plano focal tipo G3 de GA Precision (GAP)

 

En la gama alta de sus productos ópticos, Bushnell emplea en la construcción de sus lentes cristal de dispersión extra-baja, en inglés “Extra-Low Dispersion glass” (ED). Este cristal contiene fluorita, que reduce la aberración cromática y el deslumbramiento. La aberración cromática suele ocurrir a elevada magnificación en visores de poca calidad. Es un efecto que causa "franjas de color", hacia el exterior de la imagen que vemos a través del visor. Estas franjas, son propias, como decimos, de los visores más económicos de reducida calidad. Por ejemplo, puede hacer que sea difícil apreciar la cuerna de una presa, identificar las facciones de un objetivo o distinguir los colores de una diana. Estos cristales ED, en otras marcas conocidos como High Definition (HD), hacen que la óptica de este visor sea excepcionalmente clara.

En cuanto a los tratamientos de las lentes, tiene varios dependiendo de cuál de ellas se trate, destaca el fluoruro de magnesio y otros propios, como el denominado “Ultra Wide Band Coating”, que es un proceso de recubrimiento antirreflectante que se personaliza, como decimos, específicamente para cada lente en el interior del visor y de acuerdo a la trayectoria que sigue la luz. Su meta es alcanzar la mejor luminosidad posible desde el objetivo, hasta el ocular. Gracias al mismo, se consigue el brillo y colores óptimos en todo el espectro de luz. A este respecto y para que valoremos la importancia de estos tratamientos, también quiero señalar, que aunque tiene un generoso diámetro del objetivo de 50 mm, bastantes de sus competidores utilizan campanas mayores de 56 mm. Pero curiosamente, aun así, es capaz de superar a bastantes de ellos en luminosidad.

Además, las lentes exteriores cuentan con un nuevo y novedoso tratamiento denominado “EXO Barrier Protection”, que es un recubrimiento protector de lentes propietario de Bushnell. Este se adhiere molecularmente al vidrio, repeliendo el agua, el aceite, el polvo, los residuos y evitando los arañazos.

Personalmente creo que es una de las ópticas más equilibradas del mercado entre los visores de su clase. Siempre lo suelo comentar, tiene un asombroso control de la luminosidad, haciendo que puedas percibir correctamente los colores con un buen contraste. Además, aprovechando que ahora oscurece rápidamente, pude volver a comprobar en plena naturaleza, su magnífico comportamiento en la hora crepuscular. Algo que es lógico que sea así, estamos hablando de un visor táctico, donde muchas operaciones militares se realizan en condiciones de baja luminosidad.

Finalmente, con respecto a este apartado, señalaremos el purgado con argón, que crea un espacio inerte en el interior estanco del tubo, que evita el empañamiento de las lentes. Como el que se puede producir en ambientes con fuertes contrastes de temperatura, niebla o simplemente debido a nuestro calor corporal o respiración.

Magnificación y retícula

Los aumentos de esta óptica se sitúan en la parte más alta de los disponibles para un visor táctico en primer plano focal. Un aspecto sin duda importante, pero que de nada sirve si no va acompañado de una buena calidad óptica, como es el caso. Lo hemos mencionado en el apartado anterior, es en la franja alta de la magnificación cuando un visor muestra lo mejor o lo peor de sí mismo. He podido comprobar, en alguna ocasión, como compañeros que usaban visores de baja calidad, se veía obligados a reducir los aumentos, porque las aberraciones ópticas que se producían a la máxima potencia, les impedían operar con ellos. Lógicamente esto no sucede en el caso del BUSHNELL, ya que es en su rango máximo de magnificación donde exhibe músculo.

Como hemos señalado otras veces, en un visor de tipo táctico se impone una retícula en primer plano focal, por su cualidad para guardar las proporciones en cualquier rango de aumentos. Esto permite realizar cálculos de la distancia conocidas las dimensiones del objetivo, ahora bien, también tenemos que ser conscientes, que cuanto mayor sea el número de aumentos, más engordarán las líneas que conforman la retícula y menos área de la misma veremos.

Con respecto a la retícula, decir que hay cuatro disponibles para este visor, una de GA Precision (GAP) de tipo árbol de navidad con y sin iluminación (G3 y G3 Iluminada) y dos de HORUS de tipo rejilla (H59 y Tremor 3). La elección de una retícula u otra condiciona el precio del visor por motivos de licencia, nosotros nos hemos decantado para nuestras pruebas por la estándar G3, que resulta la más económica, sencilla y polivalente.

Esta retícula de GAP proporciona una presentación limpia, sin artificios que puedan distraer o tapar en exceso el objetivo, con graduación de “hash” o segmentos cada 0,5 MIL. Al mismo tiempo que posibilita una precisión extrema, utilizando los puntos de referencia de 0,1 MIL en la parte exterior de cada rama de la cruceta. Por cierto, cada uno de ellos tiene una altura de 1 MIL, salvo los separadores de grupos de 10, que son de 1,5 MILs de altura. Una característica novedosa, con respecto a la anterior retícula G2, es la existencia de segmentos a 1,25 MILs, a izquierda y derecha del centro y que, junto con el resto de las marcas adyacentes, están destinadas a afinar el tiro con presas u objetivos en movimiento.

Torretas y mecánica

Aquí también hay novedades con respecto a la versión anterior, las torretas de altura y deriva poseían un seguro para mantenerlas en la posición seleccionada para evitar cambios accidentales. Ese seguro denominado T-Lok, que consistente en subir y bajar el capuchón o perilla, ha quedado restringido a la torreta de deriva, que por su ubicación es siempre la más expuesta. En cualquier caso, ambas presentan un buen equilibrio en el paso por clic. Con esto quiero decir que ofrecen la resistencia justa, para que se mantenga firmes en la selección realizada, pero son fáciles de manipular y se sienten bien en los dedos, además tienen la sonoridad adecuada. La graduación de las mismas es en 0,1 MILs por clic, no existiendo la opción de graduación en MOAs.

La puesta a cero de las torretas es absolutamente trivial, una vez hayamos determinado la posición de la retícula para nuestro binomio rifle / munición, solo tenemos que soltar los capuchones de las torretas, mediante un destornillador de cabeza plana, para posicionarlos con el cero en nuestra selección.

 

El seguro de torreta solo se ha mantenido en la de deriva

 

Otra cuestión es que queramos establecer la parada a cero, para ellos contamos con el sistema denominado REVLIMITER™. También de uso extremadamente sencillo, consiste en acceder a un disco situado debajo del capuchón de la torreta y reubicarlo en la puesta a cero, simplemente girándolo en sentido de las agujas del reloj, hasta que se encuentre con el pasador de fijación. Este disco se mantiene asegurado mediante tres pequeños tornillos allen cautivos. Me atrevo a decir que el REVLIMITER™ es una característica indispensable para las competiciones de disparo a larga distancia, como pueden ser las Precision Rifle Series, donde durante la competición se varía constante mente las distancias de tiro y por tanto el número de clics. Con este sistema podremos partir rápidamente de una posición de cero conocida, antes de aplicar las correcciones que apliquen en cada caso, si es que no nos decantamos por usar la retícula.

Finalmente, en este apartado, decir que cuando hablamos de precisión, indefectiblemente debemos referirnos a la mecánica del visor. Los clics de las torretas se deben trasladar a los desplazamientos de la retícula con total exactitud. Más aun cuando nos estamos refiriendo a medidas angulares, que como sabemos, magnificarían posibles desviaciones a medida que aumente la distancia. Los engranajes metálicos de los visores BUSHNELL son conocidos precisamente por su extrema precisión.

Ergonomía y otros controles

En esta sección hablaremos del resto de elementos con los que podemos interactuar en el visor y su comportamiento durante su manejo. Primero señalar que la ergonomía de las diferentes ruletas, anillos y torretas está perfectamente solventada, para permitir un agarre firme de los mismos, tanto en condiciones de manos húmedas o incluso enguantadas.

La ruleta ocular, que permite la corrección de dioptrías del usuario, trae en esta nueva versión un seguro de bloqueo denominado D-Lok. Realmente es bastante improbable que se mueva del ajuste seleccionado, debido a la resistencia que presenta, pero siempre es un plus contar con medidas de este tipo, más aún cuando se trata de un producto con vocación militar y de competición.

 

Se puede apreciar la cuidada ergonomía de los controles

 

El anillo de aumentos tiene la dureza justa para operar con facilidad con él rápidamente, pero es que en esta nueva versión se ha añadido una maneta desmontable, que permite girar la ruleta más fácilmente, gracias a este accesorio la interacción con guantes o con manos ateridas o resbaladizas ha mejorado notablemente.

Antes de hablar de la ruleta de paralaje, quiero señalar un juicio aceptado entre nuestra comunidad de tiradores. Este se refiere al perfecto funcionamiento del sistema de paralaje de todos los visores BUSHNELL, comparado con el de otras marcas, sea cual sea su gama. Recordemos, que sin un buen sistema de paralaje, podremos tener errores con lo que creemos es la zona de impacto que señala la retícula, salvo que nuestro ojo esté exactamente alineado en el eje óptico del visor. Con respecto a la rueda de control del paralaje, esta tiene un funcionamiento muy fluido, tipo potenciómetro, con un sistema de marcaje que comienza en las 75 yardas hasta el infinito.

RESUMEN

Si ya me impresionó su antecesor, este XRS II me ha terminado de enamorar, no me extraña que haya sido parte del equipamiento del ganador del “KO2M”. Cualidades no le faltan: gran calidad óptica, mecánica precisa y la robustez de un tanque. Si a lo anterior le sumamos que durante este mes se puede adquirir con un descuento excepcional, creo que es una muy buena oportunidad para todos aquellos que practican el tiro a larga distancia, compiten en PRS o son aficionados a recechar.

Agradecimiento

Agradecemos a armería BORCHERS, distribuidor exclusivo BUSHNELL para España, la cesión del material para la realización de este artículo.

Comentarios


Necesitas estar registrado para publicar comentarios. Inicia sesión o regístrate aquí

Últimos post Visores


4030 4
4892 1
2210 0