• Estás aquí:
  • Munición
  • Calibre .30-06 Springfield: Un cartucho centenario con pasado militar y presente cinegético

Calibre .30-06 Springfield: Un cartucho centenario con pasado militar y presente cinegético

Munición

Puedes votar:

  • 5 votos, 3,70 sobre 5
m1garand_30_06_hoEl .30-06 es uno de los calibres más conocidos entre los aficionados a las armas largas. Con unos orígenes estrechamente vinculados al mundo militar, en la actualidad este tipo de munición se utiliza en grandes cantidades para la caza mayor.
cartuchos_30_06_puntas
Cartuchos del .30-06 con distintos tipos de puntas
El .30-06 es uno de los calibres más conocidos entre los aficionados a las armas largas. Con unos orígenes estrechamente vinculados al mundo militar, en la actualidad este tipo de munición se utiliza en grandes cantidades para la caza mayor, ofreciendo unos excelentes resultados en el abate de especies como el venado o el jabalí. A pesar de que con el paso del tiempo han ido surgiendo otros calibres con tal vez mejores propiedades cinegéticas, el .30-06 sigue siendo un calibre muy popular en España. Su uso se circunscribe principalmente a rifles de cerrojo y rifles semiautomáticos, modelos ambos en los que el .30-06 exhibe sus mejores prestaciones. Una de las principales características de este calibre centenario es su versatilidad. En este sentido, mediante una adecuada recarga el .30-06 es capaz de admitir diversos tipos de proyectiles que van desde 100 hasta 220 grains, siempre ofreciendo una magnífica precisión.

Como decíamos, a pesar de que actualmente el uso de esta munición se ha visto relegado al terreno deportivo, en sus orígenes el .30-06 se concibió como un calibre para el campo de batalla. Su nacimiento se remonta al año 1906 (de ahí la segunda parte de su nombre), fecha en la que empezó a servir como munición oficial del Ejército estadounidense. Aquel primer diseño supuso una exitosa evolución respecto al .30-03 Springfield, un calibre específicamente pensado para alimentar al rifle Springfield M1903. Las primeras unidades de aquel .30-03 montaban un proyectil de punta redonda de 220 grains. Sin embargo, al ver la supremacía que estaban demostrando las puntas de diseño ojival de los rifles Mauser de la época, los creadores de Springfield decidieron apostar por un proyectil ojival (también conocido como “spitzer”) de 150 grains para el recién nacido .30-06. Este cambio permitió disfrutar de una punta más ligera y a la vez más veloz que la anterior. Otra variación significativa se produjo en la vaina. A pesar de estar también inspirada en la del 8x57mm Mauser, los diseñadores del .30-06 decidieron ampliar su tamaño hasta los 63,3mm (por los 56,9mm de la vaina de 8x57mm), obteniendo así una mayor capacidad de carga y una mayor flexibilidad a la hora de recargar.

m1garand_30_06
Peines del .30-06 junto a un M1 Garand
El .30-06 o 7,62x63mm fue uno de los cartuchos oficiales del Ejército de Estados Unidos durante su intervención en las dos Guerras Mundiales y en la Guerra de Corea. En estas batallas alimentó armas tan célebres como el ya citado rifle de cerrojo Springfield M1903, el rifle semiautomático M1 Garand, el mítico fusil automático BAR, e incluso algunas ametralladoras ligeras como la Lewis o la Browning M1919. Con todas ellas los resultados obtenidos en cuanto a potencia y precisión fueron muy positivos, convirtiéndose en una de las municiones más efectivas de la época. En este capítulo resulta obligado hacer una mención aparte sobre el excelente binomio formado por el M1 Garand y su munición .30-06. Desarrollado por John Garand en la década de 1920, el M1 se convirtió en el primer fusil semiautomático reglamentario del Ejército estadounidense. La forma más común de alimentarlo era mediante los clásicos peines con capacidad para adjuntar hasta ocho cartuchos del calibre .30-06. Ambos, arma y munición, formaron una pareja de baile perfecta en el campo de batalla. Tanto es así que todavía hoy se les recuerda como una de las armas más temidas por las tropas del Eje. Prácticamente lo mismo sucede con el FN BAR, un imponente fusil automático con una cadencia de fuego entre 300 y 650 cartuchos por minuto. Aunque este rifle también se recamaró para disparar otros calibres, fue sin duda con la munición del .30-06 cuando obtuvo sus mejores resultados.

30_06_155grains
Cartuchos del .30-06 de 155 grains
A pesar de su impecable trayectoria en el terreno bélico, el estallido de la guerra de Corea durante los primeros años de la década de 1950 marcaría el principio del declive del .30-06 como calibre de guerra. Y así, poco a poco fue viéndose reemplazado por un nuevo tipo de munición más acorde a las tendencias del momento. Dicha munición era el nuevo calibre .308, más conocido en el ámbito militar como 7,62x51mm OTAN. Como puede apreciarse fijándose simplemente en su nomenclatura, la principal diferencia entre ambos calibres radica en la longitud de la vaina, 12mm más pequeña en el .308 Win que en el .30-06. Esta diferencia de tamaño permite más posibilidades de recarga para el .30-06 Springfield, el cual admite cargas más potentes que el 7,62mm OTAN.

Su vertiente deportiva
Por lo que respecta a su faceta más recreativa, parece ser que el primer rifle no militar recamarado para el calibre .30-06 fue el Winchester M1895. Este modelo de palanca que data del año 1908 fue la primera arma deportiva que apostó por esta munición para la actividad cinegética. Desde entonces los principales fabricantes armamentísticos de todo el mundo han diseñado un sinfín de rifles preparados para disparar esta versátil y eficaz munición que hoy en día compite con otros calibres de similares prestaciones como el 8x57mm Mauser, el .300 Win Mag, y por supuesto el .308 Win. Habitual en monterías, esperas e incluso recechos, el .30-06 Springfield es todavía hoy el fiel compañero de muchos cazadores españoles.


Comentarios


Necesitas estar registrado para publicar comentarios. Inicia sesión o regístrate aquí

Santiago Fernández Cascante

02, Septiembre 2010 21:11:19

Los que me conocen del foro de "Armas para la caza" saben de mi afición por este cartucho por el que, debido a su versatilidad, siento predilección por encima de otros de su "familia" (270, 280, 7x64...).
En este sentido me permito una pequeña corrección al artículo recordando que actualmente el límite inferior de carga de este cartucho está en 50 grains. Algo artificializado, es cierto, al montar esa pequeña bala sobre un sabot en la vaina del 30.06.

Con independencia del importante detalle del paso de estría y el efecto que tiene sobre las distintas longitudes y pesos de proyectil –bien apuntado por oslo0901 en su comentario– me arriesgaría a decir que estamos ante el cartucho de uso civil más flexible por la gama de pesos y diseños que puede montar. Una ventaja que no sólo obtienen los recargadores sino los usuarios en general ya que esta gran variedad se puede encontrar con más o menos facilidad en munición comercial.

Personalmente he usado 125, 150 y 180 grains en distintas situaciones y la verdad es que resulta paradójico que con las tres he conseguido una precisión más que suficiente en el uso cinegético a pesar de haberlas disparado todas con el mismo rifle (y por tanto el mismo paso de estría y longitud de cañón). También hice una prueba informal con 200 grains que resultó satisfactoria en distancia media.

Con respecto al resto del artículo me parece muy correcto pues entiendo que cuando se refiere al "calibre .308" quiere decir en realidad "cartucho .308" pues doy por hecho que el autor conoce que tanto el 30.06 como el 308 montan balas iguales.
Igualmente creo que el autor no ignora las prestaciones de otros calibres mencionados, así que quizá la expresión "compite con otros calibres de similares prestaciones" se refiere más a "convive con otros calibres (cartuchos) en los mismos ámbitos cinegéticos". Y añadiría yo que se sitúa en un punto intermedio entre los de mayor sección y menor velocidad y los de menor sección y mayor velocidad abarcando los usos de unos y otros (hasta cierto límite por supuesto).

El artículo hace justicia a un calibre muy denostado últimamente. ¿Por qué ahora se habla tan mal del 30.06?
En mi opinión porque el poder adquisitivo de los españoles ha crecido mucho. Así, en la actualidad nos podemos permitir disponer de más de un rifle de caza; o sea, de una gama especializada para cada forma de caza, siendo habitual poseer un rifle de cartucho rápido y gran rasante para los recechos y otro de calibre contundente para los aguardos, batidas y monterías.
En cambio, hace años, los rifles –aunque comunes en las monterías– eran raros en las batidas a las que acudimos cazadores modestos. En aquella época lo habitual era disponer de UN SOLO RIFLE. Por tanto lo lógico era elegir un calibre no especializado ya que debía servir para distintas especies, situaciones y escenarios cinegéticos. Un calibre no especializado como el 30.06 fácil de encontrar en el mercado y con una munición asequible y accesible en cualquier armería.
Esa característica de calibre "all round" o generalista hace que continuamente sea comparado con otros calibres especializados. Comparaciones que obviamente son peregrinas y que son producto de la "urgente necesidad" de derribar un jabalí de 120 kilos con un disparo mal colocado (quizá con esto se evitan en las cacerías las discusiones sobre la propiedad de las pieza y la autoría del primer disparo) y la también extraña necesidad de abatir piezas a más de 400 metros de distancia.
A pesar de estas poco lógicas comparaciones creo que el 30.06 siempre sale airoso en la práctica.

Junto a su versatilidad, su contenido retroceso, la facilidad para encontrar munición de todo tipo y la confianza en su efectividad en la caza (desde el sarrio o el corzo hasta el jabalí o el venado) hacen que para mí el 30.06 sea un cartucho digno de veneración, sin olvidar que también ha sido empleado con éxito para la caza de animales de mucho más porte fuera de España.

Perdón por el rollo
Jabaliviejo.
Líder de la Beatífica Unión Apostólica 30.06
;-);-)

JORGE FEIJOO RUIZ

21, Agosto 2010 04:03:22

Desde entonces los principales fabricantes armamentísticos de todo el mundo han diseñado un sinfín de rifles preparados para disparar esta versátil y eficaz munición que hoy en día compite con otros calibres de similares prestaciones como el 8x57mm Mauser, el .300 Win Mag, y por supuesto el .308 Win.

No puede competir con el .300 WM, ambos son calibres .30 si pero balisticamente el .300 WM es muy superior al 30-06, hay que tener en cuenta y asi las tablas lo demuestran que el .300 WM a 100 metros tiene la misma energia que el 30-06 en la boca del arma, tiene una mayor rasante y mueve mejor las puntas pesadas, ojo, no digo con esto que el 30-06 sea un mal calibre ni mucho menos, de hecho poseo un rifle en esta calibre con el que estoy muy satisfecho. Solo comento que no estoy acuerdo que el 30-06 pueda competir con el cartucho magnum. el .300 puede hacer todo lo que hace el 30-06 pero no al reves. Por lo demas sensacional articulo.

andres ernesto tette amador

20, Agosto 2010 19:56:25

baya no sabia eso
aun que yo si prefiero la vieja y comfiable bala 30-06
solo la cambio por una de calibre50
pero eso es exajerado

miguel barreiro

19, Agosto 2010 20:06:03

Para mí es el calibre más adecuado para la caza que tenemos en españa.

Ciro de Gregorio

19, Agosto 2010 12:26:47

Alguien que pretende escribir en público debe tratar de no mezclar conceptos pues lleva a la confusión a todo aquel de conocimientos limitados.

[quote]declive del .30-06 como calibre de guerra. Y así, poco a poco fue viéndose reemplazado por un nuevo tipo de munición más acorde a las tendencias del momento. Dicha munición era el nuevo calibre .308, más conocido en el ámbito militar como 7,62x51mm OTAN. Como puede apreciarse fijándose simplemente en su nomenclatura, la principal diferencia entre ambos calibres radica en la longitud de la vaina, 12mm más pequeña en el .308 Win que en el .30-06.[/quote]

Los dos son cartuchos distintos pero del mismo calibre al igual que el .300WM ó el .300Weathby ó el .30-30...

CHEMA PEDROUZO

17, Agosto 2010 14:16:59

Cada dia esatoy mas contento por poseer un M-1.

Chema.

Bruno Elbaz

16, Agosto 2010 21:16:11

R.F.;-) explicito y conciso homenaje para tan venerable calibre por el cual, si bien, todo son loanzas con cierto aire nostalgico, pocos son los adeptos que lo lucen en nuestras manchas y menos los que recechan con el en esos soberbios montes que reinan sobre la peninsula ... se aprecia por partida doble, no solo recuperar el sentido tras la resaca;-) que tanta inovacion y nomenclatura de municion han ocasionado si no por el echo de rehabilitar del armero esas armas, aveces herencia, de manufacturas irreprochables que han sufrido injustamente a mi juicio un olvido inmerecido en favor de una industria que se ha lucrado gracias a que fueron montadas con springfield 3006 :o ... es cierto que ciertos destinos de caza consideran el entorno .30 de uso militar y que se ha traducido la circunstancia en nuevas incorporaciones nuestra bateria de rifles:P sin embargo pocos calibres se adaptan tanto a la caza de la fauna Iberica que protagoniza aquellas lides que continuan arrebatando el sueño a los hombres que aman la tierra. Asi que gracias R.F por romper esa lanza y animo con el proximo articulo;-)
P.S por cierto no olvidar 1) reajustar miras cambiando de puntas y pesos 2 ) recordar que en funcion del paso de estrias y largo del cañon hay un peso proyectil optimo por calibre que repercute en precision y/o eficacia del arma.
Solo me queda desearos una buena berrea:D con vuestro 3006 por favor;-)

Últimos post Munición


8667 6
15310 7
6591 4