• Estás aquí:
  • Munición
  • Calibre .40 S&W: la tercera vía entre el 9mm Parabellum y el .45 ACP

Calibre .40 S&W: la tercera vía entre el 9mm Parabellum y el .45 ACP

Munición

Puedes votar:

  • 5 votos, 3,00 sobre 5
Calibre .40 S&W: la tercera vía entre el 9mm Parabellum y el .45 ACP
El .40 S&W es uno de los calibres más aclamados por los tiradores deportivos del siglo XXI. Sus propiedades balísticas, a medio camino entre las del 9mm Parabellum y las del .45 ACP, le convierten en una opción muy interesante tanto para el IPSC como para su uso en las fuerzas del orden.
Calibre .40 S&W: la tercera vía entre el 9mm Parabellum y el .45 ACP
J. A. (armas.es) (12/11/2007)
Culote de una vaina del .40 S&W
El .40 S&W es uno de los calibres más aclamados por los tiradores deportivos del siglo XXI. Sus propiedades balísticas, a medio camino entre las del 9mm Parabellum y las del .45 ACP, le convierten en una opción muy interesante tanto para los recorridos de tiro como para su uso en las fuerzas del orden.

El American Shot Show de 1990, una popular feria de armas cortas que anualmente congrega a numerosos aficionados a las armas en Estados Unidos, sirvió como escenario para el nacimiento del .40 S&W. De la mano de sus dos padrinos, las prestigiosas firmas armamentísticas Smith & Wesson y Winchester Ammunition, el calibre .40 emergió a la luz pública con un ambicioso objetivo: convertirse en la munición por antonomasia de las armas cortas. Para lograrlo, el cartucho desarrollado por Smith & Wesson y Winchester contaba, además de con el importante respaldo de ambas firmas, con la ventaja de presentarse como un calibre intermedio entre el 9mm Parabellum y el .45 ACP. En definitiva, una alternativa eficaz para superar el eterno debate entre ambos tipos de munición. Un debate que desde 1985, y tras la adopción oficial del 9x19mm como calibre de defensa, se había encarnizado notablemente entre la sociedad estadounidense.

Cartucho del calibre .40 S&W
Las expectativas generadas por la aparición del .40S&W pronto calaron entre las distintas unidades policiales del país norteamericano. Una de las primeras que se decantó por esta munición fue el FBI, quien en un principio vio en el .40 un calibre con más poder de parada que el 9mm Para y con un retroceso más controlable que el generado por el .45 ACP. Sin embargo, y a pesar del innegable éxito cosechado tras su irrupción en el mercado armamentístico, hoy en día la presencia del .40 S&W en las armas de dotación oficial de las fuerzas del orden sigue siendo escasa a nivel mundial. En este sentido, todavía se encuentra muy por debajo de la popularidad del centenario 9 Parabellum, mucho más extendido y utilizado a lo largo y ancho del planeta.

Ahora bien, donde sí ha sido recibido con los brazos abiertos ha sido en el terreno del tiro deportivo. En este ámbito, la irrupción del .40 S&W ha supuesto un auténtico soplo de aire fresco y una alternativa a tener en cuenta dentro de la gama de calibres de competición. El motivo de este buen comportamiento dentro de este sector tal ve se deba a que su diseño se hizo pensando en un uso más deportivo que puramente militar, una característica que está implícita en el nacimiento tanto del 9mm Parabellum como del .45 ACP.

Una nueva apuesta por los 10mm
A pesar de que su primera aparición pública despertó un gran revuelo en la década de los 90, el .40 S&W no representa el primer intento de la industria armamentística de crear un calibre de 10mm. Varios años antes, el gurú estadounidense Jeff Cooper ya había mostrado sus preferencias por este tipo de munición para armas cortas. Concretamente, Cooper fue el padre del calibre 10mm Automatic, un cartucho equipado con un proyectil de 10mm y punta achatada que comercializó Norma y que se montó por vez primera en la pistola Bren-Ten. Sin embargo, el 10mm Automatic no contó con el respaldo de la industria y acabó sumido en el más absoluto olvido.

.22lr, 357Sig, .40S&W y 10mm © johnmyers.com
Otro 10mm que tampoco pudo hacerse con un hueco importante dentro del mercado armamentístico fue el .41 Action Express. Y eso que su culote era el mismo que el del 9x19mm, con lo que con un simple kit de conversión esta munición podía emplearse en las pistolas del 9mm Parabellum. Pero, tal y como le sucedió al 10mm Automatic, el calibre diseñado en 1985 por E. Whildin también cayó paulatinamente en desuso.

Viendo los dos nefastos resultados comerciales cosechados por el 10mm Auto y el .41 AE, parecía cuanto menos osado lanzar un nuevo calibre de 10mm. Sin embargo, el poder, la influencia, y el respaldo de Smith & Wesson y Winchester hicieron posible que el .40 S&W pronto se hiciera con un hueco en el mercado. Esto no quiere decir que ninguno de los tres calibres sea mejor ni peor, simplemente que tal vez uno de ellos contó con el apoyo que le faltó a los otros dos.

Munición del calibre de arma corta .40 S&W
La versión estándar del .40 S&W que vio la luz en 1990 presentaba un proyectil troncónico de 180 grains, capaz de generar una velocidad en boca de 290 m/s. El mayor diámetro de su proyectil (10,16mm), en teoría le otorgaba, un poder de parada superior al del 9 Parabellum. Sin embargo, sus 180 grains todavía eran una carga demasiado pesada para que el arma fuera controlada fácilmente. Por este motivo, con el paso de los años los diseñadores fueron experimentando con nuevos tipos de puntas y nuevos pesos que han permitido disfrutar a los usuarios de esta munición de una gran versatilidad. En este sentido, actualmente existen puntas de múltiples formas que pueden cargarse desde los 135 hasta los 210 grains. Así, las puntas más ligeras (entre 135-165 grains) son las más apreciadas entre sus numerosos usuarios, quienes consiguen una relación velocidad-potencia mucho más equilibrada.


Además de su versatilidad, una de las principales ventajas del .40 S&W (sobre todo respecto al .45 ACP) es que puede utilizarse en armazones diseñados para el 9mm Parabellum. Esto es posible gracias a que el cartucho del .40 tiene el culote más estrecho que el resto de la vaina. Gracias a esta importante característica, muchos diseñadores armamentísticos han apostado por el calibre .40 S&W como una opción más para comercializar sus pistolas.

17 años después de su nacimiento, el .40 S&W parece condenado a vivir entre dos aguas, en una posición intermedia entre el 9mm Parabellum y el .45 ACP. Su aceptable capacidad de carga (entre 12 y 13 cartuchos en cargadores estándar), su “controlable" retroceso y su más que suficiente poder de parada le sitúan como una tercera vía dentro de la munición para armas cortas. Un calibre moderno obligado a pelearse con dos leyendas vivas de la munición. 9mm Parabellum, .40 S&W, o .45 ACP… ¿con cuál te quedas tú?

Comentarios


Necesitas estar registrado para publicar comentarios. Inicia sesión o regístrate aquí

Jordi Martínez

25, Julio 2012 12:23:43

Tengo una S&W Mod. Sigma del Cal. .40 y el cargador estandar es de 15 catuchos, con munición comercial funciona de maravilla, la recarga es muy "puñetera" ya que no admite minimos errores, por pequeño que sea ya tienes interrupciones.

EMILIANO

13, Abril 2011 21:26:22

Excelente la prestación del 40. Tengo una Bersa Thunder 40 la cual ya tiene unos 1200 disparos en este calibre y jamás he tenido una traba o falla de munición. Creo que el 40 reune las mejores cualidades del 9mm y el .45 ya que posee un formidable poder de parada y el control del arma se siente muy similar al de una 9mm pero en la balística terminal desde el punto de vista de poder de detención es superior al clásico 9mm. Lo recomiendo ampliamente, aquí en Argentina la normativa prohibe el uso de munición de punta hueca por lo que a mi criterio el 9mm en punta sólida lleva demasiada penetración. Soy poseedor de ambos calibres, en 40 con Bersa y en 9mm con Sig Sauer; a la hora de elegir sin duda me inclino por el 40; su punto negativo es la falta de difusión del calibre lo cual acarrea un mayor costo en la munición.
Saludos desde San Martín de Los Andes-Argentina.

Guillermo Ernesto Garcia Paspa

14, Mayo 2009 10:36:00

este articulo esta interesente pero tengo una pregunta que si en la actualidad se puede consegir minicion 10mm auto o .41ae

Marvin D

05, Mayo 2009 04:51:00

Felicitaciones es un interesante articulo y muy integro en la información ,pues veo que ahora que ya existen las pistolas compensadas como la Jericho F .40 toda de acero u otras marcas le dan un avance en su carrera que por lo oido en las armerias es un buen calibre para la defensa personal como para el combate,por lo visto no rechazo el 9 m.m ni tampoco el.45 ya que lo más importante esta en su repuesta inmediata en cualquier situación sorpresiva.

Manuel Rodriguez Lopez

19, Octubre 2008 01:30:00

Solo puedo decir que, desde el año 95 uso este cartucho para mi defensa personal y lo considero excelente, los hay mejores...los hay peores.....cada uno ha de buscar el equilibrio a sus necesidades.

luis hermosilla diaz

04, Octubre 2008 03:42:00

Blanco10: Felicitaciones, muy buen artículo.
Soy tirador deportivo, y poseo 3 Sig - Sauer, en 9 mm., .40 y 45 A.C.P. , y en base a experiencia en Recorrido de Tiro y Presición Fuego Central ,considero que el .40 S&W, es un excelente cartucho, sobre todo a la hora de abatir figuras metálicas a la distancia que sea, por lo regular uso Winchester de 180 grains FMJ , y para defensa JHP, sí creo que en pistolas compactas se siente la energía de este cartucho, valga como defensa, que al parecer no fue diseñado para ser usado en ese tipo de arma pequeña y de poco peso.
Rápido, trayectoria tensa, excelente Stoping Power y Killing Power , de hecho, los servicios de seguridad y muchos estamentos policiales usan Glock y Sig Sauer en .40 por sus cualidades balísticas.

MARCO MORALES

20, Septiembre 2008 12:29:00

DAÑA MUCHO LAS ARMAS

manuel naharro martinez

09, Julio 2008 03:30:00

nunca habia oido hablar de el gracias por haberlo colgado.ahora veo que eso te tiene que meter un porrazo............jejeje

ROBERTO ZAMORANO CRUZ

08, Julio 2008 12:59:00

Hola yo tengo una pietro beretta 96fs brigadier calibre .40 y uso municion winchister de 160 grain y es una maravilla, le verdad muy bueno tu articulo y lo reconozco, soy fanatico de este calibre, ni muy muy, ni tan tan como se dica aca en mexico.Te meciono que en mi pais, ese calibre es prohibidisimo, ni modo el atraso....

Rafael Alejandro Vera

15, Junio 2008 01:51:00

Exelente articulo estube tirando con una Bersa .40SW y la verdad quede muy satisfecho. Saludos.

Jose Enrique Samper Miralles

22, Febrero 2008 01:09:00

alguien me puede dar informacion sobre el 44 en polvora negra Gracias

Roberto Alexander Martí

01, Febrero 2008 10:36:00

He tenido dos armas de 10 mm una 41 mágnum de Dan wesson, que desgraciadamente me robaron y una tanfoglio modelo combat en .40 S&W, el arma se siente bien pero con balas livianas hasta 165 gr. Posiblemente mi pistola no sea tan buena con balas mas pesadas se traba si disparas rápidamente 10 tiros. Pero hablando de la .40 S&W es bueno precisamente para defensa, buen poder de parada, causa baja y no traspasa al oponente buen punto en una arma policial, la .38 súper y la 9 mm. Si lo hacen, esto es mejor para una arma militar.

Juan Manuel Fernandez

01, Febrero 2008 01:20:00

Buena nota, el 40 es un calibre de moda y con muchos usuarios en el mundo sobre todo en las policias del mundo.

Adrián Tomate© De Rosa

20, Enero 2008 10:47:00

El artículo esta muy bueno, claro y bien explicado, humildemente quisiera hacer el siguiente aporte:

El FBI es la 3º pata del desarrollo del .40S&W, ya que después de la llamada [Masacre de Miami] ellos deciden cambiar el calibre 9 mm Para. (Cuyo máximo exponente era el Silvertip de 115 grains) por uno de mayor masa y energía, la elección apresurada cae en el 10 mm auto.
De tal modo compran a la S&W Pistolas en el calibre 10 mm auto. Estas pistolas eran voluminosas para poder absorber parte del retroceso del cartucho que también era considerable (algunos lo comparan con el .41 Remington Mágnum).
A poco de estar en uso este nuevo conjunto arma-munición se evidencia como sobre perforante y además resentía la muñeca de los agentes en las prácticas de tiro.
Por este hecho el FBI le solicita a Winchester una munición de velocidad reducida a la que la firma llama 10 mm auto FBI y la comercializa. En ese punto S&W les dice (de manera figurada) [si van a bajar la carga porque no redimensionan el cartucho y nosotros redimensionamos el arma usando armazones de 9 y achicando todo el conjunto]. Así surge el .40 S&W.
Contrariamente a los que se cree no fue solo achicar el 10 mm. Usaron la misma punta, pero el diseño de la vaina es totalmente nuevo, cambiaron el iniciador Large Pistol por el small Pistol ya que los botadores de los armazones mas pequeños incidían en el iniciador large cuando se intentaba sacar un cartucho fresco de la recamara, con el consiguiente potencial riesgo.
Un último párrafo para el 10 mm auto. Tras la debacle de la Bren Ten el calibre cayó en desgracia y en 1987 cuando la firma Norma (que era la única que lo fabricaba por esas fechas) anunciaba el cese de su producción Colt sorprende al mundo de las armas recamarando una 1911 para el cartucho a la que llamó Delta Elite. Este evento inesperado dio nuevos aires al calibre y alegría a sus adeptos.
Perdón por la extensión.

Saludos desde Rosario, Argentina
Tomate©

Eduardo Trillaud

07, Enero 2008 01:07:00

Excelete articulo, si tengo que elegir, prefiero el .40 S&W, aunque me gusta bastante el .45 ACP, ya que soy fanatico de la pistola Colt M1911, aca en Argentina existe una version de ésta, la Ballester-Molina. Me gustaria un articulo sobre ésta

luis hermosilla diaz

14, Diciembre 2007 07:35:00

blanco10: Muy buen artículo, felicitaciones.
Al contrario de los hermanos de armas, en Chile se usa bastante el .40 con fines deportivos y defensa, tiene una excelente rasante. En armas como Glock, Para Ordenance, Sig-Sauer tiene un alto perfomance.
Para lo deportivo y defensa. Excelente.

Ricardo Flores

09, Diciembre 2007 08:53:00

Aca en Chile esta siendo bien apetecido a nivel deportivo, creo que el principal motivo por el cual no se ha extendido m{as su uso a nivel mundial dentro de las Fuerzas de Orden y Seguridad, se debe a un tema de costo piensen UDS: lo que significa en plata para un país la compra de nuevo armamento para sus fuerzas de Orden y Seguridad. Creo que no es un tema menor.

Rafael Rodriguez

08, Diciembre 2007 04:30:00

Excelente articulo. Tengo una Glock 23 .40 y creo que entre las numerosas opciones para defensa pienso que es la mejor de todas, lo cual es mucho decir pero así también lo confirman los numerosos usuarios de este modelo en EEUU. El calibre .40 es el ideal para defensa, sobre todo en punta hueca y puntas de 155 gr. (Gol Dot). Se los dice alguien que vice en una ciudad tan peligorsa e insegura como Caracas, donde los delincuentes andan armados hasta los dientes.

christian cuenca ballester

16, Noviembre 2007 04:11:00

Nunca he probado el 40 S&W, seguramente por su todavía escasa difusión, pero sí he tenido varias 9mmP. que siempre me han parecido rebeldes y poco precisas ( y hablo de armas excelentes como Beretta 92F, CZ 75, o GLOCK 19). Ahora tengo también una 1911 A1 del .45 ACP y reconozco que es una delicia. La verdad, no sabría con cual quedarme. Tal vez sea el momento de probar el .40

guillermo a miño

13, Noviembre 2007 10:25:00

Muy buen articulo sobre la .40,pero aqui en argentina lamentablemente no esta muy difundido este calibre, que se lo toma como un calibre hibrido de la fusion entre la 9 y la 45, y tambien resulta un poco escasa la municion y variedad que tenemos al alcance. por ahora reina el 9 mm.

LUIS RAYA CARO

13, Noviembre 2007 10:04:00

Buen articulo, desgraciadamente como ya ha sido comentado, en Europa y especialmente España, su difusión está influenciada por una normativa que se deja llevar por costumbres, munición ya concertada o con excedentes en depósito, nutre y nutrirá a nuestras FFAA y Policias hasta que algún gigante determine que lo que ahora está de moda, es mejor, es más evolucionado y efectivo, hasta entonces lo de "culete veo culete quiero" en este pais, no es viable. Eterno 9mm parab. y para "todo" hasta que... o mejor dicho ¿Hasta cuando?
Si en el siglo XXI seguimos sólo perfecionando lo que casi tiene un siglo e ignorando lo bueno y bien que nuestros actuales ingenieros diseñan y superan lo "ya bueno" ¿Necesitamos de otra revolución industrial o esperamos a que comercialicen la munición "sin ruido"?
Saludos.

Juan Carlos Pérez Calleja

13, Noviembre 2007 08:06:00

Me encantan este tipo de articulos comparativos, porque nos da una idea mas precisa del poder real en balistica terminal que es lo que importa a fin de cuentas tanto en defensa,recorridos de tiro, precisión etc. Yo siempre he tenido todas las pistolas en 9 mm. LUGER, pero en año 2000 decidí cambiar de calibre y me compré una GLOCK 35 del 40 S&W con muchas dudas pero se me quitarón nada mas que pegué el primer tiro.

juan guillermo rodriguez

13, Noviembre 2007 02:27:00

exelente muy conveniente

jkkj

12, Noviembre 2007 09:15:00

Me parece una bala con prestaciones excelentes... buen poder de parada... rápida y confiable.. ademas las armas diseñadas al efecto de usarla son buenas... Me gusto mucho el comentario... muchas gracias.

Oscar1975

12, Noviembre 2007 08:29:00

Yo tengo la Glock 27 en este calibre y la vedad con 180 grains de punta se mueve mucho el arma. Yo me decidí por este calibre, transmite confianza, sin menospreciar a los otros dos.

aquaesextae

12, Noviembre 2007 06:29:00

En las FCSE españolas no creo que lo veamos en servicio nunca.
Me alegra ver este artículo en esta página.

Felicidades para su autor.

Últimos post Munición


8543 6
15162 7
6435 4