Tipos de Retículas

Ratio:  / 13
MaloBueno 
30/30:
Actualmente, la 30/30 es una de las retículas más utilizadas en la mayoría de visores de caza de todo el mundo. Cuenta con cuatro líneas, de un diámetro mayor, que aparecen ubicadas a lo largo de la retícula formando un ángulo de 90 grados. Estas líneas se vuelven más finas justo en el punto central, donde queda fijado el sistema de puntería. Esta retícula, también conocida como “Duplex”, resulta idónea para disparos a corta distancia. En este sentido, con visor de unos 4 aumentos, un buen tirador puede hacer blanco con cierta facilidad sobre un objetivo pequeño a unos 100 metros. Esta retícula representa el mínimo que necesita un sniper para conseguir un tiro preciso.
30/30 Bead:
Esencialmente, se trata de un diseño similar al de la muy extendida retícula 30/30. La principal diferencia entre ambas estriba en que la retícula 30/30 Bead presenta un pequeño círculo justo en el centro, donde se cruzan las líneas más finas. Este círculo indica el punto exacto a dónde va a llegar la bala si se produce un buen disparo. Los tiradores con escopeta son los principales usuarios de este tipo de retículas, que además permiten calcular las distancias por estimación.
Clásica alemana:
Es la retícula tradicional de los visores de caza alemanes. Existen dos modelos básicos. El primero presenta un diseño con tres líneas de un grosor considerable que no llegan a formar una cruz. Así, aparece una horizontal a la izquierda de la retícula, otra a la derecha, y una tercera vertical por abajo. Por tanto, falta la línea vertical superior para formar la cruz. El centro de puntería es a partir de esa zona superior. El segundo modelo sí que cuenta con la línea superior vertical, aunque es más fina que las otras 3. En este caso sí que se cruzan las líneas, formando así el elemento de puntería. Los cazadores del centro de Europa son los principales usuarios de este tipo de retícula.
Crosshair:
Los primeros rifles con visores de la historia utilizaban en su gran mayoría este tipo de retículas. Conocidas como Crosshair, presentan un diseño basado en una finísima línea horizontal y otra vertical que se cruzan justo en el centro. Este punto de cruce es el elemento en el que se debe fijar el tirador para efectuar su disparo. Hoy en día, las retículas Crosshair continúan gozando de gran popularidad gracias a su sencillez y versatilidad. Resulta muy adecuada para los visores con aumentos variables, mientras que su principal defecto es que no permite calcular las distancias.
Dot (Punto):
Presenta un diseño similar a la retícula Crosshair, con una finísima línea horizontal y otra vertical que se cruzan justo en el centro de la retícula. En ese lugar exacto aparece un pequeño punto que sirve al tirador para ajustar y fijar su disparo. Una conocida variante de esta retícula es la denominada Red Dot (punto rojo). En este caso, la fina cruz desaparece y es sustituida por un único punto rojo iluminado, que aparece justo en el centro de la retícula.
Iluminada:
La mayoría de visores de calidad cuentan con una retícula iluminada electrónicamente. Normalmente suele presentarse como un elemento opcional que incluye el propio visor. Este tipo de retículas permiten al tirador iluminar el objetivo de su visor en condiciones de escasa luminosidad. Los visores con retícula iluminada son tremendamente útiles tanto para el uso militar como para la caza o el tiro de competición. Su principal utilidad tiene que ver con los disparos nocturnos, cuando el blanco no se aprecia con claridad en el visor. Su único inconveniente es su mayor peso respecto a un visor tradicional y que en el momento más inoportuno se puede agotar la batería, por lo que el tirador siempre deberá llevar una pila de repuesto.
Mil Dot:
La retícula Mil Dot fue diseñada por Estados Unidos en la década de los años 70 con el objetivo de ayudar a sus Cuerpos de Marines a calcular las distancias respecto al blanco. A lo largo de la cruz aparecen una serie de puntos, normalmente 5 por cada lado, que están separados por 1 miliradian. Uno de estos miliradian equivale a 3,6 pulgadas a 100 yardas. Conociendo esto, la retícula Mil Dot permite usar una fórmula para determinar la distancia del blanco, sabiendo el número de puntos que ocupa el objetivo. Sólo hay que dividir la altura del objetivo en yardas multiplicado por 1000, entre el número de puntos que ocupa en la retícula. Y así se obtiene la distancia en yardas del objetivo. El dominio de esta técnica sólo se adquiere con la práctica, por lo que es normal que al tirador le cueste adaptarse a estos cálculos. A pesar de todo, la retícula Mil Dot es una de las más populares dentro del mercado de visores. En este sentido, no sólo es la retícula estándar para los visores militares, sino que además, en los últimos años, se ha convertido en una de las más utilizadas por los cazadores en distancias largas y por los tiradores deportivos.
Militar rusa:
El ejército ruso diseñó esta retícula para equipar los potentes visores de sus francotiradores. Su principal característica es que permite al tirador calcular la distancia respecto al objetivo. Los rusos calibraron esta retícula para blancos que midieran 1,70 metros de altura (por ejemplo una persona) a distancias entre 100 y 1.000 metros. Esta retícula consta de 3 partes fundamentales. La primera es el telémetro, que aparece en su parte inferior. El tirador debe ubicar al objetivo sobre la línea inferior de este telémetro (de 1 a 10) y en el momento en que su parte superior coincida con la curva, sabrá la distancia aproximada a la que se encuentra. Si por ejemplo, coincide en el punto 3, sabrá que está a unos 300 metros. En segundo lugar, justo en el centro de la retícula se ubica una escala que mide la desviación del viento. El tercer y último elemento de la retícula militar rusa es una escala vertical cuya función es ajustar el punto de impacto para cualquier tipo de calibre.

Últimos periódicos

Periódico Armas.es Edición Impresa. Número 53. Abril - Mayo 2014
Periódico Armas.es Edición Impresa. Número 52. Febrero - Marzo 2014
Periódico Armas.es Edición Impresa. Número 51. Diciembre 2013 - Enero 2014
Copyright © 2007-2014 Armas.es, Todos los derechos reservados