Las armas automáticas del III Reich

Las armas automáticas del III Reich

Mundo Armas
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1

El III Reich siempre ha contado con un componente atractivo para historiadores y amantes de las armas. El secretismo que envuelve la leyenda de la Alemania Nazi y su vínculo con la tecnología y el desarrollo armamentístico, siempre han cautivado a los expertos, y este ha sido el principal acicate para la realización de este reportaje.

armas III Reich copiaSturmgewehr 44, un arma una adelantada a su tiempo que llegó, sin embargo, demasiado tarde.

El III Reich siempre ha contado con un componente atractivo para historiadores y amantes de las armas. El secretismo que envuelve la leyenda de la Alemania Nazi y su vínculo con la tecnología y el desarrollo armamentístico, siempre han cautivado a los expertos, y este ha sido el principal acicate para la realización de este reportaje.

Y es que, los grandes avances en materia armamentística, casi siempre se han producido a golpe de conflicto. Esto no fue una excepción en la Segunda Guerra Mundial. Desde su llegada al poder, Adolf Hitler, estuvo decidido a disponer de las fuerzas armadas más poderosas de Europa por eso, siempre alentó el desarrollo de cualquier hallazgo tecnológico que le pudiese conferir cualquier tipo de ventaja en el campo de batalla. De esta manera surgió el desarrollo de las armas automáticas.

El perfeccionamiento de un tipo de armas a caballo entre una pistola y un rifle, se puso en marcha en Alemania antes de la Segunda Guerra Mundial, a mediados de los años treinta.

Los nazis, haciendo alarde de la innovación tecnológica que les precedía y con el objetivo de llevar la delantera a sus enemigos, crean en 1939, una nueva base de municiones, el cartucho 7.92x33 mm., el 7.92mm Kurz (corto), con varios objetivos: que estas nuevas armas automáticas pudieran ser disparadas sin el problema de retroceso que les podría suponer un proyectil mayor (los cartuchos militares usados en la época eran demasiado potentes para este cometido y un arma que disparase a ráfagas con estos, se volvería tan incontrolable debido al excesivo retroceso, que afectaría directamente en apuntar el arma.) y, por otro lado; que tuvieran la ventaja de abastecer de mayor cantidad de munición a cada soldado. Esto supuso el nacimiento de losfusiles de asalto, el paso siguiente a los subfusile.

Armas emblemáticas

La II Guerra Mundial fue testigo del nacimiento de numerosas armas. Algunas sirvieron de base para nuevos desarrollos, otras casi desaparecieron tras el conflicto, pero hasta hubo algunas que demostraron ser tan perfectas que sesenta años después siguen figurando en los arsenales de algunos de los principales ejércitos.

Subfusiles automáticos

Este tipo de armas confirió cierta ventaja a las tropas, que comenzaron a incrementar el uso de subfusiles, creando pelotones conocidos como pelotones de asalto que podían mantener una alta cadencia de tiro en movimiento. Sin embargo, los subfusiles utilizaban munición de pistola para distancias cortas, y las tropas de asalto sólo eran útiles en terreno urbano.

Una vez en terreno abierto, debían volver a recurrir a sus fusiles. Es por este motivo por lo que se desarrollaron diferentes tipos de armas, en función de las cirunstancias y del momento del combate. Si buscamos un antes y un después en la fabricación de armas portátiles, hay que hablar de la MP-38. Las siglas MP hacen referencia a los términos en alemán Maschine Pistole, (pistola ametralladora),y los números son indicativos del año de adopción por parte del ejército alemán (1938).

Lo realmente novedoso de estos subfusiles fue el uso de materiales sintéticos y el sistema de estampación. Como comentábamos al comienzo, estudios posteriores a la 1ª guerra mundial, demostraron que el viejo fusil de cerrojo no era el indicado para las nuevas distancias de combate en los conflictos(a distancias inferiores los 400 metros), por lo que se necesitaba un arma fiable que disparara a ráfagas, para obtener un efecto de choque en el enemigo.

armas III Reich 2 copiaAdolf Hitler analizando el arsenal de armas con sus oficiales.subfusil funcionaba con la utilización directa de la fuerza de retroceso, percutor fijo, sistema de alimentación de tipo convencional,cargador de estuche para 32 balas de 9 mm, en el lado izquierdo del cajón de mecanismo se encontraba una corredera abierta, para el portapercutor.

El cartucho empleado en la MP-38 era el 9mm Parabellum, que resultó ideal para ser usado por los subfusiles, ya que sus medidas son idóneas para disminuir los riesgos de encasquillamiento, que suelen producirse en la fase de alimentación del arma. Las balas salían disparadas a una velocidad de casi 400 metros por segundo, desarrollando una energía de 60 kilogramos, eficaz en su cometido de detención de un enemigo que se acerca.

El MP40 fue un rediseño del MP38, con el objetivo de facilitar su fabricación en masa y disminuir el costo: se redujeron las partes fabricadas en torno y fresadora y se cambiaron por piezas hechas en acero estampado. También se aumentó la seguridad de éste, ya que el MP38 carecía de un sistema de seguro.

Fusiles de asalto

El Stg-44 se llamó Sturmgewehr (literalmente fusil de asalto) y combinaba las características de los subfusiles y los fusiles automáticos. Este arma llegó tras la conclusión de que el soldado tendría que disponer de abundantes reservas de munición y emplear un fusil. ligero con un alcance efectivo de unos 400 metros. Además, el arma debería permitir el disparo semiautomático y en ráfaga, tanto desde posiciones fijas como en movimiento.

El Sturmgewehr 44 marcó el debut y una nueva época en las armas individuales para combatientes y tropas de asalto en combates a corta y media distancia, apoyado por el tiro automático y la mayor capacidad de munición. Su ejemplo fue seguido por los soviéticos, con el AK47.

También sirvió de inspiración para el diseño de rifles automáticos, en el caso de los belgas con el FAL y de los españoles, con el fusil Cetme, inspirados en los modelos alemanes.

El Sturmgewehr 44, siempre ha sido considerado el padre del AK47. De hecho, su gran similitud con el Kalashnikov, como se puede comprobar en la fotografía de arriba, es la prueba de que el soviético, es un plagio del alemán, no sólo en apariencia, también en su sistema de funcionamiento. El orden cronológico de aparición de ambos fusiles, es determinante a la hora de decidir, cuál es copia de cuál. En cualquier caso, este arma, que fue una adelantada a su tiempo llegó, sin embargo, demasiado tarde a la hora de decantar la balanza de vencedores
y vencidos.

armas III Reich 3Como se observa en la imagen, el Stg. 44, y el AK-47 son conceptuálmente iguales.En su corta vida, el StG 44 experimentó un gran número de alteraciones, todas ellas muy aprovechables. Estos desarrollos obedecían a la necesidad de incrementar sus aplicaciones prácticas frente a problemas determinados. El arma fue equipada en algunos casos concretos con silenciador, mira telescópica e incluso con sistema de visión nocturna por infrarrojos, por lo que fue bautizada con el nombre de Vampir (vampiro), palabra que lo define perfectamente. No obstante, la versión más sorprendente es, sin duda, el MP 44 Krummlauf (trompa),dotado con un cañón curvo y construido por Haenel Waffen en dos versiones.

Un modelo se denominó Vorsatz J (propósito de infantería) y fue diseñado especialmente para combate urbano con ángulo de 30° para poder disparar permaneciendo detrás de las esquinas de los edificios o de otras protecciones. Incorporaba un original sistema periscópico de puntería incorporado en el accesorio curvado del cañón. La otra versión, denominada Vorsatz P (propósito de blindados), se desarrolló para poder utilizar el arma desde el interior de los blindados y evitar los ángulos muertos que en muchos casos eran aprovechados por los cazadores de carros; sin duda, en su desarrollo tuvo mucha influencia las experiencias de la batalla de carros más importante de la historia: la de Kursk, en el frente ruso, donde se puso de manifiesto este punto débil en los blindados.

Coincidiendo en el tiempo con los últimos coletazos de esta Segunda Guerra Mundial, la Alemania Nazi se inició en el estudio de nuevos prototipos, agrupados bajo la denominación común de StG 45(M).

armas III Reich 4Soldado alemán disparando un MP 38.Este sistema fue el inspirador del Fusil español Cetme, padre de un nuevo sistema operativo evolucionado dentro de un mismo concepto de fusil de asalto.

Fusiles semiautomáticos

Analizando las experiencias adquiridas durante la I Guerra Mundial, llegaron a la conclusión de que era necesario incrementar la potencia de fuego del soldado y que esta misión no se podía encomendar a los subfusiles, debido a su limitado alcance efectivo, que se podía cifrar en unos 50 metros. Entre esta distancia y el terreno cubierto por las armas colectivas o de apoyo (ametralladoras o fusiles-ametralladores) quedaba mucho terreno sin cubrir.

armas III Reich 5Soldado alemán disparando un Gewehr 43.

Por eso, la necesidad de la Alemania nazi de disponer de un fusil semiautomático dio como resultado dos modelos - el G41(M) y el G41(W), de la Mauser y la Walther,respectivamente. El modelo de la Mauser fue introducido en 1941 y por lo menos se fabricaron unos 12.755, pero demostró ser poco fiable en combate. El modelo de la Walther dio mejor resultado en combate, pero aún tenía problemas de fiabilidad. En 1943, la Walther combinó un nuevo sistema de gas modificado con el G41(W) y su desempeño mejoró mucho.

Fue aceptado y entró en servicio como el Gewehr 43, siendo rebautizado como Karabiner 43 en 1944 y con una producción total de 400.000 unidades entre 1943- 1945.

Las ametralladoras alemanas

A pesar de que el problema de la potencia y las grandes distancias, quedaba cubierto por los fusiles semiautomáticos, estos no eran todo lo suficientemente letales o devastadores que requerían las circunstancias de la guerra, por este motivo, las ametralladoras pasaron a tener un papel más preponderante en el conflicto.

La ametralladora MG-42 ha conseguido pasar a la historia como un arma emblemática. Este icono del Ejército Alemán destacó entre sus rivales por su altísima cadencia de fuego. Y es que la MG-42 era una auténtica segadora, una ametralladora capaz de devorar hasta 1.800 cartuchos
por minuto.

Todo empezó con la MG-34 y más tarde con la MG-42, dos ametralladoras que gracias a su eficacia sembraron el pánico entre las tropas aliadas. La MG-42 o Maschinengewehr 42 se creó con el objetivo de sustituir a la MG-34 como ametralladora oficial del Ejército Alemán.

Los motivos esgrimidos para llevar a cabo este cambio fueron el elevado coste económico y el largo proceso de producción ligado a la MG-34. De esta forma, con la nueva del célebre calibre alemán 7.92mm Mauser. Estos cartuchos iban dispuestos en cintas desechables de 50 o 250 unidades.

El cargador, una de las tres figuras militares necesarias para su correcto funcionamiento, era el encargado de coger estas cintas y alimentar a la MG-42. Los otros dos soldados que siempre estaban junto a una de estas ametralladoras eran el tirador y el observador. Se calcula que desde 1942 hasta la conclusión de la Segunda Guerra Mundial, las diversas compañías alemanas que obtuvieron la patente de fabricación produjeron más de 400.000 unidades de esta mítica arma.

Entre los fabricantes de la MG-42 figuran firmas tan populares como Mauser. Fiable, robusta, eficaz, o potente son algunos de los adjetivos que definen a la perfección el funcionamiento de esta emblemática arma. Su fiabilidad era tan alta que la MG-42 podía disparar incluso en las peores condiciones. Ni el barro, ni el polvo, ni la nieve eran impedimentos suficientes para interrumpir a esta vaciadora de cartuchos.

Como muestra, sólo hay que fijarse en el buen rendimiento que esta ametralladora cosechó entre las unidades del Afrika Corps.

Sin embargo, paradójicamente, una de sus mayores virtudes fue también uno de sus peores inconvenientes. Y es que la elevada cadencia de fuego de la MG-42 normalmente se traducía en un excesivo consumo de munición. Tanto es así, que resultaba bastante habitual que los soldados que estaban próximos a una MG-42 llevaran cartuchos extra del 7,92mm para poder alimentar a la ametralladora en caso de
que sus usuarios se quedaran sin munición. Tanto es así, que resultaba bastante habitual que los soldados que estaban próximos a una MG-42 llevaran cartuchos extra del 7,92mm para poder alimentar a la ametralladora en caso de que sus usuarios se quedaran sin munición.

armas III Reich 7Soldado alemán disparando una MG42 desde una trinchera.Esta altísima cadencia de fuego (entre 1.200 y 1.800 disparos por minuto) también provocaba un calientamiento excesivo del cañón. Para solucionar este problema, la figura del cargador se encargaba de sustituir el cañón con bastante celeridad.

Sin embargo, por lo general el cambio no solía ser lo suficientemente rápido. De hecho, este era el punto débil que los soldados aliados aprovechaban para atacar a los usuarios de la MG-42. Y es que para hacer frente a la potencia de las MG-42, los soldados estadounidenses y británicos estudiaban el comportamiento de la ametralladora incluso con películas y grabaciones.

De esta forma, aprendían a esquivar sus ataques y, lo que es más importante, a saber cómo y cuándo atacar a sus operadores.

 

Publicidad
Publicidad

Facebook Armas.es

Encuesta

¿Quién monta los accesorios de tu arma?

Suscríbete a armas.es

periodico armas suscripcion

Último Periódico Armas.es

armas periodico 69 dragunov minuatura

SALIR DEL ARMERO

Atrevete a salir del Armero