Adelbert F. Waldron: El héroe anónimo de la guerra de Vietnam

Adelbert F. Waldron: El héroe anónimo de la guerra de Vietnam

Mundo Armas
2.5 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 (1 Voto)

Durante su estancia como tirador selecto en el US Army, el sargento Adelbert F. Waldron logró acabar con la vida de un total de 109 enemigos, la cifra más alta que un francotirador americano ha conseguido en la historia de Estados Unidos.

waldron_vietnam
Esta es una de las pocas imágenes públicas de Adelbert F. Waldron. Aquí, en plena jungla vietnamita, con su inseparable M14

Siempre que se habla de francotiradores americanos, el primer nombre que sale a la palestra es el del célebre Carlos Hathcock, todo un ejemplo para sus compañeros tanto dentro como fuera del campo de batalla. Sus 93 muertes confirmadas le sitúan como uno de los snipers más eficaces de la historia de Estados Unidos. Sin embargo, existe un tirador frecuentemente olvidado cuya cifra de bajas confirmadas supera a la del legendario Hathcock. Se trata del sargento del US Army Adelbert F. Waldron, quien durante su estancia como tirador selecto en las Fuerzas Armadas estadounidenses logró acabar con la vida de un total de 109 enemigos, la cifra más alta que un francotirador americano ha conseguido en la historia de Estados Unidos.

Waldron sirvió en el ejército de EEUU durante la guerra de Vietnam, concretamente en la 9ª División de Infantería. En el país asiático permaneció tan sólo 8 meses, pero en este corto periodo de tiempo logró hazañas realmente asombrosas, como abatir a un objetivo a una distancia de más de 900 metros y disparando sobre una plataforma móvil. Sin embargo, a pesar de todos sus méritos y las numerosas distinciones militares recibidas, Bert Waldron es un absoluto desconocido para la mayoría de aficionados al tiro con rifle a larga distancia. Un héroe anónimo cuyo indómito y rebelde carácter terminó por alejarle de la primera línea.

Adelbert Waldron nació en el año 1933 en el seno de una familia humilde. Sus padres se divorciaron cuando Waldron era tan sólo un niño, una situación que el francotirador más prolífico de la historia de Estados Unidos nunca llegó a superar. Completamente falto de afecto y cariño, el pequeño Adelbert se pasaba largas horas cazando en los bosques de Baldwinsville (New York). Dicen quienes mejor le conocieron, como una de sus tres mujeres, Betty Waldron, que aquella infancia, marcada por la soledad y su relación con las armas de fuego, definió toda su vida posterior. En 1956 Waldron ingresó en la Marina estadounidense (US Navy), donde permaneció cerca de 12 años.

entrenamiento_sniper
Entrenamiento de tiradores selectos de la 9th División de Infantería del US Army

El 7 de mayo de 1968 decidió cambiar de destino y se enroló en el Ejército de Tierra (US Army), y una semana después, el 14 de mayo, empezó su formación y entrenamiento en Fort Benning (Georgia). Erigido como Sargento, el 4 de noviembre de ese mismo año aterrizó en el sur de Vietnam, concretamente en la 9ª División del Regimiento de Infantería. La unidad de Waldron fue la que más operaciones llevó a cabo en el delta del Mekong, uno de los territorios más hostiles y con mayor número de insurgentes de toda la guerra de Vietnam. En este peligroso escenario, donde prácticamente a diario cada soldado americano se enfrentaba cara a cara con la muerte, Waldron sacó lo mejor de sí mismo: una increíble pericia en el manejo de su rifle y una asombrosa precisión para realizar disparos a larga distancia.

Grandes condecoraciones
Antes de comenzar sus primeras escaramuzas, Waldron se apuntó como voluntario a un programa de 18 días de entrenamiento para tiradores selectos que impartía el Mayor Willis L. Powell en el propio Vietnam. Una vez completado el curso, y habiendo demostrado ser un excelente tirador, llegó el momento de demostrar su eficacia en el campo de batalla. Así, durante la primera mitad de 1969, el Sargento Waldron consiguió acumular un total de 109 bajas confirmadas en el bando del Viet Cong, una cifra récord que le valió para obtener algunos de los galardones más prestigiosos concedidos por el Ejército norteamericano.

distinguished_cross
Distinguished Service Cross, una de las condecoraciones que recibió Waldron

En este sentido, Bert Waldron es uno de los pocos infantes americanos que ha recibido en dos ocasiones la “Distinguished Service Cross” (Cruz de Servicio Distinguido), una de las condecoraciones militares más valoradas por los soldados estadounidenses. No obstante, se trata de la segunda condecoración más alta que puede recibir un soldado del US Army (sólo superada por el Corazón Púrpura), y se concede a aquellos militares que han actuado con extrema valentía en situaciones donde su vista se ha puesto en grave peligro. La recibió por dos acciones destacadas durante ese año 1969, sin duda el más activo de toda la carrera militar de Adelbert F. Waldron. Este auténtico fuera de serie también fue galardonado con tres Estrellas de bronce y una Estrella de plata, concedida por una operación nocturna que tuvo lugar el 22 de enero de 1969 en la provincia de Kien Hoa. Allí, en una sola noche, Waldron acabó con la vida de 11 soldados del bando enemigo.

Otra de sus destacadas actuaciones tuvo lugar el 30 de enero de 1969 al noreste de Ben Tre. Waldron y su observador prepararon una emboscada en la intersección de dos diques y esperaron hasta las 20.00h para causar la primera baja. Se trataba de un soldado del Viet Cong que había detectado un movimiento extraño entre una arboleda, justo delante de la posición donde se hallaba Waldron. El soldado vietnamita solicitó abrir fuego de artillería contra esa posición, pero sus mandos denegaron su petición al considerar que era una zona poblada por civiles. En el momento justo, Waldron abatió a este soldado, y esperó hasta las 20.40h en esa misma posición hasta que pasó un convoy con 16 miembros del Viet Cong. En este caso, y en plena noche, Waldron acabó con la vida de 8 soldados vietnamitas con disparos certeros realizados desde una distancia aproximada a los 500 metros. Lo mejor de todo es que Waldron sólo necesitó 8 disparos para derribar a sus 8 enemigos, es decir, que hizo honor al famoso lema de los francotiradores: un tiro, una baja (one shot, one kill).

vietnam_hunting_club
Vietnam Hunting Club

Una historia similar la cuenta en este caso el Teniente General John Ewell, quien en su obra “Sharpening the combat edge: The use of analysis to reinforce military judgement” acredita a Waldron uno de los disparos más inverosímiles y difíciles en la historia de los francotiradores. Según cuenta Ewell, “una tarde Waldron iba navegando por el río Mekong a bordo de un bote Tango, cuando un francotirador enemigo disparó desde una orilla contra su barca. Mientras el resto de tripulantes del bote se mostraron tensos y muy nerviosos tratando de ponerse a salvo y encontrar a su adversario, el cual les estaba disparando desde una distancia superior a los 900 metros, Waldron cogió su rifle, localizó a su enemigo en la cima de una palmera y le abatió con un solo disparo. Y todo desde una plataforma en movimiento. Estas eran las facultades de nuestro mejor sniper”.

Un M14 y un visor Leatherwood
Estas heroicas acciones protagonizadas por Bert Waldron tienen más mérito todavía si tenemos en cuenta que todas sus bajas las consiguió con un fusil semiautomático, el mítico M14. Mientras que el resto de “top snipers” del Ejército estadounidense lo hicieron con rifles de cerrojo como el Winchester M70 Pre-64 de Carlos Hathcock. El modelo utilizado por Waldron era concretamente el conocido como M21, una versión mejorada del M14 de infantería destinada a los tiradores de elite. Este rifle M21 se entregaba equipado con la clásica correa portafusil de piel M1907 y el visor con calculador balístico Leatherwood 3-9x ART (Adjustable & Ranging Trajectory). Preciso hasta distancias superiores a los 800 metros, el M21 disparaba el cartucho estándar 7.62mm OTAN.

sniper_classic
Tirador selecto con un M14 y un visor Leatherwood ART

El arsenal de Rock Island modificó más de 1.400 unidades de su M14 para convertirlas en el M21 y las envió a Vietnam en 1969. Desde ese momento y hasta 1988, el M21 con el visor Leatherwood ART se convirtió en el fusil de dotación oficial de todos los tiradores selectos del Ejército estadounidense. Desarrollada por el Capitán del US Army Jim Leatherwood, la mira óptica Leatherwood ART contaba con un exclusivo sistema de cálculo balístico capaz de calcular la caída del proyectil en disparos hasta 1.000 metros. Todos los tiradores selectos de la época aprendían a manejar estos visores que, hoy en día, todavía se comercializan y se pueden conseguir en España a través de la tienda online www.blackrecon.com. En determinadas operaciones o emboscadas, Waldron también utilizó el primitivo visor nocturno Starlight, el cual acoplaba a su rifle M21 con un silenciador para abatir objetivos muy concretos durante la noche.

Debido a sus notorias actuaciones, Waldron se convirtió en uno de los soldados americanos más temidos y buscados por las fuerzas comunistas del Viet Cong. Esto obligó a Bert Waldron a utilizar un nombre en clave, que fue “Daniel Boone”. De ahí que se vieran carteles en los que el ejército vietnamita ofrecía una recompensa de 50.000 dólares a quien les entregara al sniper conocido como Daniel Boone. Esta situación obligó al US Army a devolver a Waldron a Estados Unidos, después de haber pasado apenas 8 meses en la jungla vietnamita. El francotirador regresó a su país el 21 de julio de 1969 y poco después empezó a ejercer como instructor de tiro en el programa de formación para tiradores selectos de Fort Benning (Georgia).

9th_infantry_1970_larry_bur
Larry Burrows, fotográfo de la revista LIFE, captó esta instantánea de unos jóvenes soldados estadounidenses en plena jungla vietnamita

Sin embargo, poco después, concretamente en marzo de 1970, decidió abandonar definitivamente el Ejército y se incorporó a la empresa MAC (Military Armament Company), propiedad del controvertido Mitchel WerBell, y fabricante de los silenciadores Sionics que Waldron había usado en Vietnam, así como de los populares subfusiles MAC-10 y MAC-11 (diseñados por Gordon Ingram). De la mano de WerBell, un reputado ingeniero armamentístico y ex agente de la CIA, Adelbert Waldron realizó trabajos de diversa índole, entre los que se incluyen el actuar como mercenario o soldado de fortuna en diferentes escenarios.

A partir de la década de 1980 la vida personal de Waldron se tornó cada vez más convulsa. Se divorció de su mujer Betty, con la que había estado casado desde 1969 hasta 1981, volvió a contraer matrimonio, y fue dando tumbos de un lado a otro intentando ganarse la vida hasta que en 1995 murió en el más absoluto anonimato. Tal vez este sea el principal motivo por el que, a pesar de haber servido como fuente de inspiración de muchos soldados en el campo de batalla, Waldron no haya gozado nunca de todo el reconocimiento que posiblemente mereciera. Tras su corto pero muy intenso paso por Vietnam, nunca acabó de adaptarse bien a la vida civil, ni fue capaz de encontrar un trabajo estable. Seguramente, él sabía que su sitio estaba en aquella jungla.



Publicidad
Publicidad

Facebook Armas.es

Encuesta

¿Quién monta los accesorios de tu arma?

Suscríbete a armas.es

periodico armas suscripcion

Último Periódico Armas.es

armas periodico 69 dragunov minuatura

SALIR DEL ARMERO

Atrevete a salir del Armero