Manuel S. Fernández: "Todos los usuarios de armas debemos unirnos para defender nuestros derechos"

Manuel S. Fernández: "Todos los usuarios de armas debemos unirnos para defender nuestros derechos"

Mundo Armas
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1
Manuel Seisdedos Fernández es el presidente de la Asociación Nacional del Arma (A.N.A). Desde su presidencia, Manuel S. Fernández analiza para Armas.es el desarrollo y crecimiento de su asociación, para finalmente realizar un repaso a los principales temas de actualidad relacionados con el mundo de las armas.
Manuel S. Fernández: “Todos los usuarios de armas debemos unirnos para defender nuestros derechos"
R. F. (armas.es) 05/04/2007
Manuel Seisdedos Fernández es el presidente de la Asociación Nacional del Arma (A.N.A.), una entidad no lucrativa formada por un grupo cada día mayor de aficionados a las armas. Desde su presidencia, Manuel S. Fernández analiza para Armas.es el desarrollo y crecimiento de su asociación, para finalmente realizar un repaso a los principales temas de actualidad relacionados con el mundo de las armas.

Manuel S. Fernández, presidente de A.N.A.
-¿Cuándo y por qué nace la Asociación Nacional del Arma?, ¿con qué objetivos?

A.N.A se constituye a finales de la primavera del 2005, y nace de la necesidad de aportar savia nueva a un deporte que adolece de ciertos males ya enquistados. Nuestros objetivos son los de colaborar con asociaciones, federaciones, clubes y con todas aquellas organizaciones que, de una u otra forma, estén en relación con el mundo del tiro deportivo. Otros de nuestros objetivos van todavía más allá, como por ejemplo que en un futuro nuevo Reglamento de Armas desaparezcan ciertos artículos, definiciones… en definitiva, aquellos obstáculos que nos impiden una práctica normal de nuestro deporte o afición y no suponen otra cosa más que trabas.

-La National Rifle Association (N.R.A.) es una organización con gran poder de convocatoria y decisión en la sociedad estadounidense. ¿Es su ejemplo a seguir aquí en España?

No exactamente. Salvando las enormes distancias que existen entre ambas asociaciones, en la actualidad la N.R.A constituye un importante lobby de presión. Tanto es así que puede llegar a influir en la política de Estados Unidos, o en la elección de un futuro presidente de ese país. A.N.A es muy consciente de que en España eso no es posible, al menos no en un futuro cercano. Aunque sí sería deseable que en un futuro pudiéramos evolucionar hacia algo que esté en esa línea, pero sin olvidar que vivimos en un país europeo, y por consiguiente sujeto a ciertas “normas" en lo que a armas se refiere.

-A día de hoy, ¿quiénes están detrás de A.N.A.?, ¿con cuántos socios cuentan y cuál es su papel dentro de la asociación?


Agradezco esta pregunta. Detrás de A.N.A está un grupo de personas con las que tengo el placer de trabajar, personas que tan solo les mueve el querer hacer cosas, cosas para que, como comentaba anteriormente, podamos cambiar varios aspectos del actual Reglamento de Armas, entre otras. Y todo ello sin ningún otro tipo de interés. La forma de hacerlo consistió en que cada cual se sintiera útil para poder implicarse en el proyecto. Sobre esta última palabra me gustaría decir que A.N.A es y será siempre un proyecto, ya que un proyecto a nuestro entender es algo que está en continua evolución.

Respecto a la segunda pregunta, actualmente en A.N.A somos 22 socios “de cuota" y casi un millar de simpatizantes. Es una lástima que se pierdan tantas energías en lamentaciones estériles, pero cada cual es muy libre de decidir lo que mejor crea. Excepto los componentes de la Directiva, el resto de socios se reparten en grupos de trabajo. De esta forma, el trabajo no sólo se reparte entre todos (esto es voluntario), sino que al sentirse implicado en algo puede suponer un aliciente que aportará un mejor servicio a todo el colectivo.

-¿A quién representa A.N.A.: sólo a los tiradores deportivos, a los amantes de la autodefensa, o también a los cazadores?

A.N.A, aunque en un principio nació para el tiro, dado que es esta disciplina la que más problemas y carencias tiene, también está abierta a todo aquel que lo deseé, sea cazador, coleccionista, anticuario… en fin, todo el que quiera compartir este proyecto con nosotros.

-¿Por qué cree que cuesta tanto unir a los aficionados a las armas en general? Se lo digo porque los cazadores tienen sus propios órganos de representación, los armeros los suyos, los tiradores olímpicos dependen de las federaciones…

Me parece que esta es la pregunta del millón. En los dos años de vida de A.N.A aún no me he encontrado con una razón debidamente argumentada. Considerando que cada cual es muy libre de asociarse o no, hay quién defiende a las federaciones… En ocasiones me ha dado la impresión de que hay una cierta desconfianza, en otras que es más fácil quejarse, pero que lo hagan los demás, y en otras, las más preocupantes, que los tiradores han perdido la esperanza de que esto pueda llegar a cambiar, o que no creen que lo pueda hacer. De todas formas pienso que en esto tenemos que ir todos de la mano: tanto la Asociación Armera, la Oficina de la Caza, Club’s, A.N.A y las federaciones. A nuestro entender, esta es la única forma de hacer algo que esté plenamente consensuado por las diferentes partes, de lo contrario seguirá siendo más de lo mismo.

-En el año 1999 se constituyó la Asociación Española para Ayudar al Tirador (A.S.A.T.), presidida por Juan Carlos Ballesteros. Tras su triste desaparición, ¿qué ha aprendido de aquella experiencia?

Así es, y también es una lástima que una iniciativa como esa quedara en nada. Lo que he aprendido de aquello son dos cosas:

1ª. A ser perseverante, a levantarme una y otra vez, y a saber elegir quién me acompañara en esta tarea. En este punto quisiera decir que me alegra haber encontrado a personas con las que es un placer compartir camino.
2ª. Que hay que tener siempre una esperanza en la manga, transmitiendo fuerza e ilusión, y no dejando que muera aquello por lo que se está trabajando. No sé si lo conseguiré o lo estaré consiguiendo, pero lo intento.

-Incidiendo en temas de actualidad, ¿cómo valora el incremento de licencias E y la venta de escopetas acaecida en los últimos años?, ¿cree que este tipo de armas se están adquiriendo para suplir la escasa permisividad existente en la licencia de autodefensa?

Interesante pregunta. Aunque estemos a favor de la autodefensa, no estamos de acuerdo en este incremento en la venta de escopetas. No olvidemos que nos podemos encontrar en situaciones complicadas en las que puede haber en juego algo más que bienes materiales. Pero también he de decir que el miedo a sufrir un ataque y a sus consecuencias a veces nos lleva a hacer cosas como por ejemplo comprar un arma.

Tampoco se trata de buscar culpables en ese sentimiento de inseguridad, aunque ese sentimiento haya pasado a ser una certeza. En este sentido, las FCSE no nos pueden proporcionar esa seguridad, pero tampoco la ley hace nada para que si el Estado no nos puede proteger como está recogido en la Constitución, al menos que nos dé la oportunidad de poder elegir o defendernos nosotros mismos. Pero para eso habría que cambiar el código penal, al menos en su artículo 20-4.

-En este sentido, ¿considera, tal y como se apunta desde distintos sectores, que la libre concesión de licencias de autodefensa sería un duro revés para el sector de los clubes de tiro y federaciones?

Creo que no interfiere en absoluto. Tengamos en cuenta que, si alguien con licencia de autodefensa necesita aprender qué es un arma de fuego, lo más lógico sería acudir a un club, hacerse socio y hacer un cursillo de tiro. Así, una vez sepa cómo funciona un arma de fuego, también necesitará practicar, por lo que no veo en qué puede perjudicar a los clubs. Otra cosa son las federaciones. Éstas sí que dejarían de recibir ingresos, al no ser necesaria la licencia F. Pero esto es algo que deben asumir, pues no pueden anteponer sus intereses partidistas ante un derecho de los ciudadanos, como es o sería en este caso la autodefensa.

-El lema de su asociación reza “Ciudadanos por un uso responsable de las armas". ¿Cree que la responsabilidad es la única barrera necesaria para el empleo de armas de fuego, o es necesario contar con otras barreras legislativas?

No, no debe ser la única barrera, aunque sí es muy importante. Creemos que las pruebas de acceso a una licencia de armas, y más concretamente a la de autodefensa, deberían ser más “duras". En cuanto a las barreras legislativas, también creemos que alguna debería haber. En este sentido, somos partidarios de la autodefensa, sí, pero no de cualquier forma.

-Según los últimos comentarios, parece que definitivamente se está fraguando la redacción del nuevo y esperado Reglamento de Armas (RA). ¿Qué papel puede desempeñar A.N.A. en este entramado?, ¿cómo van a defender a sus asociados?

Un poco complicado me lo ponéis, pero bueno. Desde que nos enteramos de esta noticia, nuestra máxima preocupación ha sido la de ponernos a disposición de todos los tiradores. En este sentido, se están recogiendo propuestas de varios foros, independientemente de que las personas que las hacen sean socios o no de A.N.A. El papel que podemos desempeñar dadas nuestras circunstancias es el de hacer llegar nuestro malestar por haber actuado sin que los más perjudicados pudieran dar su opinión. Sobre este particular hay pendiente una reunión con la gerente de la Asociación Armera en la que le haré entrega de una buena cantidad de propuestas. También hay pendiente una charla con la gerente de la ONC (Organización Nacional de Caza), de la que espero poder dar buenas noticias.

-En relación con esta previsible modificación del RA, ¿cuáles son las principales quejas que reciben por parte de los tiradores?

Pues son de todo tipo, pero por poner un ejemplo: la prohibición de los llamados calibres militares .223 Rem, .308 y 7,62x39 en armas semiautomáticas; otra que se ha recibido mucho es en lo referente a la recarga de cartuchería metálica, aunque esta pertenece al reglamento de explosivos, pero se podría intentar hacer algo. Otras quejas habituales tienen relación con los cupos de munición, las armas de aire comprimido, los cupos de armas por licencia, la unificación de licencias en una sola… En fin, hay mucha tela que cortar y creo que poco sastre para hacerlo.

-Por último, imagine que uno de nuestros lectores desea asociarse a A.N.A. ¿Dónde tiene que acudir, cuánto le va a costar, qué beneficios va a obtener?

Bueno, espero que vengan en grupo, pero puede hacerlo enviando un e-mail a la dirección Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. donde después de mostrar su interés se le facilitará un número de C/C. La cuota es de 30 euros, y en cuanto a los beneficios que va a recibir, pues de momento nuestra economía no está para dar alegrías, aunque estamos mirando algunas posibilidades. Eso sí, desgraciadamente pertenecen más al futuro.

El Test Armero

Un rifle: Mi K-31
Una escopeta: Laurona
Una pistola: HK modelo USP
Un revólver: Smith&Wesson 629 Classic
Un calibre: 9mm Parabellum
Un campo de tiro: Las Colinas (Vitoria)
¿Cuántas armas tiene?: 12 largas (rifles históricos) y una pistola
Un recuerdo relacionado con las armas: Mis comienzos y los buenos amigos que he hecho en el campo de tiro.
Publicidad
Publicidad

Facebook Armas.es

Encuesta

¿Quién monta los accesorios de tu arma?

Suscríbete a armas.es

periodico armas suscripcion

Último Periódico Armas.es

armas periodico 69 dragunov minuatura

SALIR DEL ARMERO

Atrevete a salir del Armero