Simo Häyhä: el sniper más eficaz del mundo

Simo Häyhä: el sniper más eficaz del mundo

Mundo Armas
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1
"One shot, one kill" es el lema de los sniper, auténticos maestros de la guerra capaces de disparar contra los enemigos con la precisión de un cirujano. Conoce a uno de los más eficaces: el finlandés Simo Häyhä.
Simo Häyhä: el sniper más eficaz del mundo
R. F. (armas.es) 24/07/06
Entre otros numerosos motivos, la Segunda Guerra Mundial ha pasado a la historia por ser el escenario donde algunos de los mejores francotiradores del mundo mostraron a sus enemigos su eficacia y precisión. Nombres célebres como los de los soviéticos Nikolay Yakovlevich o Vasili Zaitsev, o los de los alemanes Erwin Konig o Heinz Thorvald forma parte de la leyenda de los snipers.

“One shot, one kill" (un disparo, un muerto) es el lema de estos auténticos maestros de la guerra, verdaderos artistas capaces de disparar contra los enemigos con la precisión de un cirujano. Precisamente, pocos meses después de haberse iniciado la Segunda Guerra Mundial, emergió la figura de un excelente francotirador finlandés que ocupa el primer puesto en el ranking de soldados abatidos. Su nombre está escrito con letras de oro en la memoria colectiva de Finlandia, ya que el gran Simo Häyhä fue capaz de provocar más de 500 bajas entre el Ejército Rojo que a finales de 1939 invadió el país escandinavo.

Simo Häyhä en la Guerra de Invierno
Simo Häyhä nació en 1906 en la ciudad finlandesa de Rautajärvi. Como todo hijo de vecino, Häyhä tuvo que completar el servicio militar obligatorio en las Fuerzas Armadas finlandesas, donde demostró una gran técnica en las prácticas de tiro. Después de finalizar el servicio militar, Simo Häyhä disfrutó de una vida apacible y tranquila en su país natal, donde se dedicaba a actividades relacionadas con la agricultura y la ganadería, y donde disfrutaba muy a menudo practicando la caza. Esta idílica situación se truncó en noviembre de 1939, momento en el que el Ejército Rojo invadió Finlandia siguiendo las directrices de Josip Stalin. Comenzaba así la Guerra de Invierno (1939- 1940), un duro conflicto bélico en el que los finlandeses ofrecieron una notable resistencia.

Uno de los grandes protagonistas de esa resistencia fue precisamente Simo Häyhä, quien gracias a su enorme precisión se convirtió en un sniper de leyenda. Häyhä se incorporó a las órdenes de la 6ª compañía del JR 34 en el río Kollaa. Su insultante tranquilidad y su depurada técnica con un rifle en las manos fueron sus principales virtudes a la hora de enfrentarse a los soldados soviéticos. Y es que si por algo se caracterizaba Häyhä era por su tranquilidad, por saber esperar el momento justo para disparar. En este sentido, el secreto del éxito de Simo es que acudió al frente de Kollaa no como un militar, sino como un cazador a la espera de abatir a su presa.

Los durísimos enfrentamientos librados a orillas del río Kollaa se conocen con el sobrenombre de “El milagro del Kollaa", debido a la heroicidad de los soldados finlandeses. Y es que resulta prácticamente increíble que un país que por aquel entonces apenas contaba con 3 millones de habitantes, pudiera derrotar a la todopoderosa URSS, que tenía una población total de más de 170 millones de ciudadanos.

La batalla más famosa del río Kollaa fue la conocida popularmente como “Killer Hill". En este histórico enfrentamiento, sólo 32 finlandeses midieron sus fuerzas contra 4.000 soldados soviéticos. Entre ese reducido grupo de 32 finlandeses se encontraba Simo Häyhä, quien se encargó de abatir oficialmente a más de 500 soldados soviéticos durante esta Guerra de Invierno (algunas referencias citan la cifra concreta de 542). La cifra de bajas provocadas por Häyhä podría haber aumentado si en junio de 1940 no se hubiera visto obligado a retirarse del frente al haber sido herido en la cara por un francotirador soviético. A pesar de sus heridas en el rostro, Häyhä pudo localizar al otro sniper, apuntarle y disparar.

Sin embargo, lo verdaderamente increíble de la leyenda de Häyhä no son sus más de 500 enemigos abatidos, sino que lo hizo en poco más de 100 días. En apenas un centenar de jornadas combatiendo en el frente del río Kollaa, Häyhä eliminó a unos cinco enemigos diarios. Este extraordinario récord ha convertido a Simo en el héroe de guerra más destacado de Finlandia y le ha aupado a la categoría de mito dentro del mundo de los francotiradores.

¿Qué arma utilizó Simo Häyhä para conseguir esta increíble cifra de bajas en tan poco tiempo? Prácticamente, durante gran parte de su estancia en el frente de Kollaa entre las manos de este extraordinario sniper se encontraba un Mosin-Nagant M28 con miras abiertas de hierro. Se trataba de un modelo estándar que gracias a la depurada técnica de Häyhä actuaba como si de un auténtico rifle sniper se tratara. Las Fuerzas Armadas finlandesas también disponían de un rifle sueco similar al Mauser alemán con mira telescópica para disparos a larga distancia. Sin embargo, Häyhä prefirió utilizar su M28 por diferentes motivos. En primer lugar, porque el Mosin-Nagant se adaptaba mejor a sus 160cm de estatura. En segundo lugar, porque Simo estaba acostumbrado a disparar con miras de hierro en sus cacerías. Y en tercer lugar, porque las miras de hierro soportaban mejor la nieve, la niebla y el frío invierno de Finlandia.

Sin embargo, a pesar de que la leyenda de Häyhä esté íntimamente ligada al M28, el francotirador finlandés también dominaba con soltura el Suomi K31 SMG. De hecho, Simo también utilizó este rifle durante la Guerra de Invierno, aunque en menor medida que el mítico Mosin-Nagant.

Simo Häyhä falleció el 1 de abril de 2002 a los 96 años de edad. A pesar de su desaparición, su leyenda sigue viva y todavía representa un icono de cómo los finlandeses deben defender su país. Más de 500 enemigos abatidos en apenas 100 días es una cifra que jamás se podrá olvidar.
Publicidad
Publicidad

Facebook Armas.es

Encuesta

¿Quién monta los accesorios de tu arma?

Suscríbete a armas.es

periodico armas suscripcion

Último Periódico Armas.es

armas periodico 69 dragunov minuatura

SALIR DEL ARMERO

Atrevete a salir del Armero