Entrevista con Luis Carlos Sanz, veterano tirador en plena forma y campeón de España de su categoría en Compack Sporting

Entrevista con Luis Carlos Sanz, veterano tirador en plena forma y campeón de España de su categoría en Compack Sporting

Tiro
4.25 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 (2 Votos)
El pasado campeonato de España de Compack Sporting dejó excelentes resultados generales con un ratio de platos rotos muy alto en el que la máxima puntuación la alcanzó Juan Carlos Navarro Asín con 195 sobre 200. No obstante hubo otras clasificaciones destacadas que se acercaron mucho a las de los ganadores absolutos al punto de que tiradores de otras categorías se codearon con los tres primeros. En este grupo de tiradores destacados resalta la figura de Luis Carlos Sanz Segura, porque creemos que puede ser un ejemplo para otros tiradores veteranos. Los 187 aciertos sobre 200 platos lanzados así lo atestiguan e indican que aún se encuentra en forma; de manera que hablamos con él para tratar de aprender o al menos de conocer de su mano algunos secretos de tirador y cómo mantenerse en forma.
 
 Hay que subrayar que Sanz no es un profesional del tiro; es un hombre modesto, pero que ha estado siempre en un nivel muy alto en el que se encuentran también otros más jóvenes de su club y que vienen empujando muy fuerte como Fernando Bobadilla, Álvaro Espinosa, Diego Martínez…
 
Luis Carlos Sanz compareció en el campo de tiro de Los Castillarejos, en Yecla, bajo el escudo de la Sociedad Cinegética Calagurritana que venció en la categoría por equipos y contribuyó a que La Rioja fuera tercera por autonomías.

armas entrevista caza Equipo SCC
 
Sanz tiene ahora 57 años y aunque en competiciones nacionales comenzó “tarde –según dice él mismo– con algo más de 30 años”, tuvo un contacto temprano con el tiro a nivel local y comarcal cuando empezaron a hacerse populares los “recorridos de caza”. Esta modalidad ofreció una alternativa a las tradicionales competiciones de foso que resultaban algo monótonas y que interesaron más a un amplio grupo de practicantes que llegó al tiro a través de la caza: “Ya cazaba con mi padre y aquellas tiradas que hacíamos prácticamente en familia me dieron la oportunidad de ver que no se me daba mal. Años después me inscribí en el que iba a ser mi primer campeonato de categoría nacional que se disputó en Cataluña allá por 1985 ó 1986 y en el que quedé quinto”.
 
El buen resultado le animó a competir más y a crear, junto a un grupo de aficionados, la Sociedad Cinegética Calagurritana que actualmente cuenta con 22 tiradores federados. Así, aquella nueva asociación llevó adelante la creación de un polígono de tiro en la principal ciudad riojabajeña con terrenos cedidos por el Ayuntamiento de Calahorra en el término de Valfondillo.
 
Luis Carlos comenta que su equipo principal se compone de una escopeta Beretta Trident DT10 en la que emplea siempre munición Saga. Sin embargo sus comienzos fueron con escopetas más sencillas no específicas de tiro hasta que llegó su primera escopeta adquirida para competición: una Beretta 686 con la que aún practica la caza, si bien confiesa que es muy frecuente que emplee la Trident para cazar; “porque al fin y al cabo la caza es un muy buen entrenamiento de cara a la competición y lo ideal es entrenar con la misma herramienta que vas a emplear en los campeonatos”.
 
Nos interesamos por saber en qué han cambiado las escopetas en los últimos años, no sólo las que ha empleado en general sino específicamente las de competición: “Además de los tratamientos de los aceros y su durabilidad, y quizá por estos nuevos materiales y diseños he notado una mejora en el balanceado de las escopetas. Su equilibrio y ergonomía están ayudando mucho a la toma de puntos en el momento de tirar, a encarar con rapidez y corrección”.
 

armas entrevista caza Luis Carlos Sanz

A pesar de ello, el tirador calagurritano coincide con los expertos en armas en que la culata es la que manda, al punto de que una culata hecha a su medida no hace mucho le ha dado una nueva inyección de ánimo: “Notas que mejoras, que 
el esfuerzo en aumentar los aciertos está recompensado y eso hace hasta que recobres una ilusión que estaba un poco amortiguada con el paso de los años. Sí –continúa diciendo– la culata es mucho para un tirador porque ayuda a que la escopeta se sitúe exactamente en línea con el lugar al que apuntas; de esta manera es la escopeta la que viene a tu cara y no es el tirador el que tiene que estar metiendo la cara en la culata”. 
 
Eso y algo más, claro.
 
Sí, por supuesto. Todos sabemos tirar pero si no contamos con una herramienta adecuada… Y luego, además de la culata, la que manda es la cabeza. La concentración es imprescindible, sobre todo en compack porque la competición se desarrolla muy rápido y al poco de disparar ya tienes que estar preparado para afrontar un nuevo plato, una nueva situación. La distracción no cabe en la competición.
 
Y cuando las cosas se tuercen, ¿cómo se mantiene esa concentración?
 
Entonces, hay que reconducirse y tratar de olvidar los fallos. Es en el entrenamiento en el que hay que pensar por qué hemos fallado y tratar de dar con las claves del error; a la competición hay que llegar con la lección aprendida… No puedes estar pensando en el fallo porque empiezas a encadenar fallos y te hundes en la clasificación.
 
¿Y cómo consigues en entrenamiento suprimir los fallos?
 
A veces acorto la distancia al plato y después de ver cómo hay que tirarle, me voy alejando teniendo en cuenta lo que tengo que adelantar en sucesivas distancias.
 
Y tirar muchos tiros, claro. ¿Cuántos disparas al año?
 
No demasiados, entre caza y competición unos 5.000 o 6.000 cartuchos.
 
Hay tiradores ‘por instinto’ y tiradores apuntadores, ¿te ves en alguno de estos grupos?
 
Soy un tirador apuntador… Pero eso no siempre es posible, por ejemplo, en platos dobles en los que tienes que adquirir el compromiso de apuntar al primero pero terminar bien colocado esperando al segundo para el que no hay mucho tiempo. 
 
¿Cómo fueron tus números en este Campeonato de España de Compack Sporting?
 
El primer día hice 67 de 75; el segundo día fueron 72 de 75 y en la tercera jornada, a 50 platos, hice 23 de 25 y 25 de 25.
 
O sea, que terminaste por todo lo alto con los nervios bien templados.
 
Sí como se ve, fui mejorando… sobre los nervios… Tenía esa sensación en el estómago que no se tiene cuando estás haciendo tiro informal o entrenando.
 
No me digas que después de tantos años y de tantas competiciones…
 
Sí, sí, ya lo creo. Pero en mi caso esa sensación buena señal y hasta le comenté a un compañero que tenía buenas sensaciones.
 
 
Enhorabuena a Luis Carlos Sanz y a los demás componentes de la Sociedad Cinegética Calagurritana por el éxito en la competición… Y que siga habiendo mariposas en el estómago.
Publicidad
Publicidad

Facebook Armas.es

Encuesta

¿Quién monta los accesorios de tu arma?

Suscríbete a armas.es

periodico armas suscripcion

Último Periódico Armas.es

armas periodico 69 dragunov minuatura

SALIR DEL ARMERO

Atrevete a salir del Armero