Gibraltar: las armas de su Policía

Gibraltar: las armas de su Policía

Policial
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1
armas_policia_gibraltar_hoEn Gibraltar, ese popular territorio británico de ultramar de 30.000 habitantes ubicado en el sur de la península Ibérica, conviven dos cuerpos de seguridad pública: la Royal Gibraltar Police (RGP) y la Gibraltar Defence Police (GDP). A continuación conocemos cuáles son sus armas de dotación.
01_policia_aeropuerto
Los subfusiles como el HK MP-5 de la imagen se utilizan casi exclusivamente para tareas como la vigilancia de la terminal civil del aeropuerto de Gibraltar
Parece que todos sabemos todo sobre Gibraltar y la tradicional e histórica cuestión de su territorialidad. El asunto se derrama en el calendario hasta llegar a tiempos más oscuros, aunque hoy, aquí, no siempre parece que haya amanecido. La cuestión es que no es verdad que todos los españoles conozcan los entresijos del siempre polémico contencioso hispano-británico. Aunque parezca una exageración, y así se me ha reprochado en alguna ocasión, al pronunciarme en público en estos términos, muchos compatriotas desconocen qué es, dónde está y cómo “funciona” Gibraltar. También ocurre lo mismo con los británicos de la metrópoli. Pero como este medio no busca confrontaciones, y el asunto genera picores por exudación genética, vamos a conocer lo que sí nos interesa a quienes escribimos y leemos en estas páginas: las armas de la Policía de Gibraltar.

Para entrar en materia, hay que empezar diciendo que en ese territorio británico de ultramar de 30.000 habitantes, ubicado en el sur de la península Ibérica, conviven dos cuerpos de seguridad pública: la Royal Gibraltar Police (RGP) y la Gibraltar Defence Police (GDP). La primera de estas fuerzas, la RGP, es, para que nos entendamos, un cuerpo local que depende del Gobierno gibraltareño. Es, además, un decano: fue fundado el 25 de junio de 1830, solamente nueve meses después que la mítica y archifamosa Policía Metropolitana de Londres. La veteranía de este cuerpo contrasta con la de la otra organización autóctona, la GDP, que nació el 17 de julio de 1938, en los albores de la Segunda Guerra Mundial (SGM). Los funcionarios que integran esta fuerza se encuadran en el Ministerio de Defensa británico (MD), por lo que no están supeditados a mandatos políticos locales. Sin embargo, estos policías no son militares como suele creerse. Se trata, en su totalidad, de personal civil con competencia en la protección, seguridad, vigilancia e investigación de cualesquiera sucesos delictivos u ofensivos que se pudieran producir en bases, cuarteles y demás dependencias propiedad del citado ministerio.

03_RGP-crest
Placa oficial de la Royal Gibraltar Police (RGP)
Pese a la fama que poseen los policías británicos en general de no portar armas de fuego para el servicio, esto no es del todo preciso. No solo se ayudan de armamento moderno en los países miembros del Reino Unido, sino que en el Peñón de Gibraltar existe, para el desconocimiento general, incluso una unidad especial de asalto y liberación de rehenes. Pero para no extendernos más en la historia y organización interna de la fuerza policial de la Roca, nos metemos ya en harina con las armas que allí se emplean. También daremos un repaso a sus programas de formación y reciclaje.

Bobbies: pistolas y subfusiles
Como a los agentes (oficiales en el argot anglosajón) de la gran isla, a los miembros de la RGP se les llama bobbies en honor al fundador de la policía londinense, sir Robert Peel, conocido por el diminutivo de Bobby. No en vano la Policía del Peñón se creó con el apoyo de una comisión policial llegada desde la capital inglesa.

En la actualidad, la RGP emplea pistolas Glock 17 y subfusiles Heckler und Koch MP-5 SF (sin posibilidad de disparo en ráfaga/automático), recamaradas ambas herramientas para el calibre 9 mm Parabellum (9 mm Luger/9x19 mm). No obstante, estas armas no se utilizan en la prestación de servicios normales de patrullaje, sino que están destinadas a
04_gdp
Placa oficial de la Gibraltar Defence Police (GDP)
labores concretas, como la vigilancia de la Terminal Civil del Aeropuerto, la zona de atraque para cruceros y aquellas otras tareas que, por circunstancias excepcionales, determine el comisario (máximo responsable de la fuerza). Para las dos armas han adquirido cartuchería semiblindada FNLEB, de 124 grains. Es necesario destacar que cuentan con dos versiones de MP-5: para las labores descritas se usa el modelo de culata integral y para las misiones propias de la Sección Táctica el modelo A3, de culatín retráctil.

Durante una gran parte del siglo XX, los detectives (oficiales de investigación) de la RGP usaron revólveres Smith and Wesson modelo 10 del calibre .38 Especial y posteriormente pistolas semiautomáticas FN HP-35 del calibre 9 mm Parabellum/Luger. Pero lo cierto es que no siempre cuajaron del todo las armas en la institución. Hoy tampoco. Esto responde a dos causas: la evidente herencia e influencia del más puro estilo inglés policial y las escasas situaciones que han precisado del uso de los tiros en el Peñón. Seguramente el único tiroteo de tinte policial producido en Gibraltar sea el acaecido el 6 de marzo de 1988, cuando varios agentes del Special Air Service (SAS) acabaron con las vidas de tres terroristas del Irish Republican Army, Ejército Republicano Irlandés (IRA). Pese a que el pensamiento mayoritario es que los soldados del SAS dispararon con subfusiles MP-5, la realidad es que solamente usaron pistolas FN HP-35.

02_policia_glock
Los miembros de la Royal Gibraltar Police (RGP) usan habitualmente pistolas Glock para su servicio ordinario. El modelo 17 es el más extendido
Aunque en la actualidad no son empleadas para el servicio, la RGP guarda en su búnker varias escopetas Remington 879 del calibre 12, de repetición manual. Tres son las versiones que poseen de esta escopeta, una con culata fija, otra sin culata pero con pistolete y la versión inoxidable. La segunda, la que carece de culata, fue empleada por la Sección Táctica en los años noventa, mientras que el modelo integral era utilizado para labores policiales más cotidianas (registros). Cuentan incluso con un ejemplar de la versión Marine: modelo tratado con un recubrimiento especial anticorrosión (inox) en todas sus partes metálicas, incluido el interior del cañón. La versión inoxidable está pensada para ser usada por las unidades marítimas. Cabe reseñar que la escopeta Remington 879 es el arma de su clase más vendida, mundialmente, a lo largo de los últimos cincuenta años.

Singular filosofía la de estos policías con respecto a las armas, que entra en imposible comparativa con la de nuestras fuerzas de seguridad. Los bobbies de nuevo ingreso no son instruidos en el uso de las armas del cuerpo durante el periodo académico-formativo, que por cierto se cubre en la plaza. Este tipo de material solo está destinado al manejo y uso de aquellos agentes que, cubiertos dos años de servicio, realizan un curso específico que, una vez superado, les habilita para desempeñar funciones con armas. Quien no desee pertenecer a la Unidad de Respuesta Armada (URA. Pareja que presta servicio las veinticuatro horas del día con un coche pertrechado con dos pistolas, dos subfusiles, dos chalecos y dos cascos balísticos), a la Sección Táctica o a la de Protección de Personalidades (escolta), jamás tendrá que tocar un arma más allá de los bastones extensibles y defensas rígidas de fibra. A fecha de hoy, aproximadamente una quita parte de la plantilla se encuentra habilitada para acceder a las restringidas armas de fuego (sobre doscientos cincuenta funcionarios conforman la fuerza).

02_seccion_tactica
La Sección Táctica de la RGP es uno de los principales grupos operativos de las fuerzas del orden gibraltareñas. Aquí están con sus MP-5
Otro parangón imposible: tanto en las prácticas de tiro, como en el transcurso de la prestación de servicios armados, quienes entren en contacto con un arma deben ir protegidos, siempre, con el chaleco antibalas reglamentario LBA International Limited, de nivel IIIA. Por último, antes de entrar en la descripción de las prácticas de tiro, decir que los agentes de la URA (única patrulla diaria dotada de armas) portan sus pistolas en fundas de la misma marca austriaca que el arma, mientras que los policías de la unidad especial las llevan en una de la marca Uncle Mikes, modelo Pro3. Estos mismos funcionarios protegen sus ojos con gafas tácticas Black Hawk, modelo Hellstone.

Aquellos agentes locales que deseen formarse en esta materia, reciben un curso de tres semanas de duración que se imparte internamente por los instructores de tiro de la RGP. El plan de estudios incluye, además de prácticas de tiro y normas de seguridad en el manejo de las armas reglamentarias, legislación local e internacional en el empleo proporcional de la fuerza. En cuanto al consumo de munición, durante los veintiún días de adiestramiento cada alumno dispara cuatrocientos cartuchos con cada una de las armas (pistola y subfusil). Las prácticas se desarrollan en un campo de tiro de titularidad militar, cuyo mantenimiento corresponde a la Comandancia de la British Forces Gibraltar. Como es lógico, la otra fuerza de policía y los soldados destacados en la Roca entrenan en las mismas instalaciones.


01_sa-80
Desde el año 1999, cada agente de la GDP posee como dotación oficial un fusil de asalto L85-A2 (SA-80)
Grosso modo, podría decirse que existen tres planes anuales de entrenamiento, uno para los agentes de la URA, otro para los que operan como escoltas y otro para los miembros de la Sección Táctica. Los policías que están autorizados para trabajar con armas y de uniforme, por ejemplo los que están presentes en la Terminal Civil del Aeropuerto y en la Terminal de Cruceros del Puerto (siempre que existan vuelos o haya atracado algún buque de pasajeros, hay presencia de la URA), acuden al campo de tiro un total de ocho días al año y siempre en grupos de dos días consecutivos. Los que ejercen como escoltas son convocados a doce jornadas. No está de más apuntar que estos agentes son empleados para cubrir las necesidades que vayan surgiendo ante las visitas de altos mandatarios británicos o extranjeros a tierras gibraltareñas, aun cuando las autoridades puedan acudir con su propio servicio de protección. Los miembros de la Sección Táctica entrenan cuatro semanas al año y no siempre en Gibraltar. El programa anual de formación es muy exigente y quien no supera los mínimos establecidos es despojado de la tarjeta habilitadora. Cada año, todos los policías armados deben realizar un examen de cincuenta disparos con la Glock y con el MP-5, exigiendo la norma que al menos el setentaicinco por ciento de los impactos se halle dentro de la silueta.

Importante: las armas son de uso colectivo, por lo que ningún policía tiene armamento asignado de modo personal y mucho menos en su domicilio. Esto implica que el equipo debe ser retirado, diariamente, del búnker de la Comisaría. La asignación de las armas se registra en un formulario en el que firman el jefe del turno y el “tirador”. En ese mismo documento no solo se anota la hora de entrada y salida del arma de su armero de seguridad, sino que el agente firma que no ha ingerido bebidas alcohólicas en las doce horas anteriores al inicio del servicio, así como que no ha tomado fármacos que puedan afectar a su capacidad cognitiva y volitiva.

03_autor_mp5
El autor del artículo con el clásico subfusil HK MP-5 calibre 9x19mm
Para las misiones que puedan requerir el empleo de disparos de precisión a larga distancia, la unidad especial recurre a los tiradores —snipers— del Royal Gibraltar Regiment, de infantería ligera, a los cuales el comisario otorga poderes policiales de modo temporal. Del mismo modo se venía haciendo hasta 2011 cuando se hacía preciso el apoyo de técnicos en desactivación de explosivos y se recurría a la colaboración de los artificieros de la RAF (Royal Air Force). En estos momentos se acude a los tres equipos de desactivación creados en el regimiento local.

Civiles protegiendo a militares
En la GDP, Policía del Ministry of Defence británico en la Roca, las cosas no son muy diferentes a lo antes expuesto. En algunos aspectos son idénticas, pero en otros se alejan sustancialmente. Aquí sí son formados en tiro todos los miembros de la organización, desde que acceden al programa de instrucción para agentes de nuevo ingreso. Como en el cuerpo metropolitano, el ciclo académico se cubre en Gibraltar. Así y todo, las cosas fueron muy distintas en otros tiempos. Durante la SGM, época en la que esta fuerza inició su andadura, sus agentes, police constable en la jerga inglesa, fueron armados con revólveres Webley del calibre .38 SW, de fabricación británica. Finalizada la contienda en 1945, el cuerpo, por aquel entonces denominado Gibraltar Security Police, quedó inerme hasta la década de los años noventa, cuando nuevamente fue armado. Estuvieron más de cuarenta años protegiendo a los militares sin usar armas. Curioso, cuando menos.

05_autor_fn_hp35
Ernesto Pérez Vera empuñando una de las armas cortas de servicio más extendidas entre los policías gibraltareños: la mítica FN HP-35 9x19mm
Precisamente coincidiendo con la Primera Guerra del Golfo Pérsico, en 1991, se empezaron a utilizar ante la ciudadanía las actuales armas cortas de dotación: pistolas semiautomáticas FN HP-35 del calibre 9 mm Parabellum. No obstante, estas armas fueron recepcionadas en 1988. La adjudicación de las pistolas se produjo tras el suceso de los terroristas del IRA en el Peñón. Pero entre ese año y 1991 únicamente se usaron para instruir a los policías, permaneciendo almacenadas para situaciones de emergencias.

La realidad bélica de aquel momento, unida a la amenaza terrorista de la época y los posteriores episodios internacionales, ha obligado a la GDP a mejorar todos los aspectos de la seguridad. Por esta razón, cada uno de los agentes posee como dotación oficial, desde 1999, un fusil de asalto L85-A2 (SA-80) del calibre 5.56x45 mm NATO (.223 Remington). La serie A2 es una versión mejorada del modelo primitivo. Cada funcionario es personal y directamente responsable de su mantenimiento. Estos policías lo utilizan con miras abiertas y no con los visores ópticos que emplean los soldados británicos (es el arma reglamentaria en las fuerzas armadas). Las modificaciones efectuadas han mejorado notablemente la operatividad de estos fusiles tan peculiares y genuinamente british. Aunque es cierto que los SA-80 están asignados a esta singular fuerza de seguridad, en estos momentos se encuentran depositados en un polvorín ubicado fuera de la Police Station o Comisaría.

02_k_howard
El sargento K. Howard de la policía gibraltareña posa junto a su vehículo de patrulla con su subfusil HK MP-5 de dotación oficial y su chaleco de protección balística
Para las tareas más cotidianas y diarias de seguridad emplean, desde 2004, subfusiles alemanes Heckler und Koch MP-5 A3-SF (culata retráctil) en calibre 9 mm Parabellum. Para estas armas poseen algunos juegos de clips de doble cargador, pudiendo portarse, con ello, un cargador introducido en el arma y otro más asido al primero. Esto facilita un rápido cambio de cargador. Destacar que dado que el cuerpo está encuadrado en el organigrama del Ministerio de Defensa, la cartuchería que reciben es siempre blindada, en este caso de la marca Magtech fabricaba por la Compañía Brasileña de Cartuchos (CBC).

En el Reino Unido, la Ministry of Defence Police (MDP), cuerpo similar al que ahora estamos tratando, ha modificado sustancialmente todo su arsenal en los últimos años. A nivel de arma corta, la FN HP-35, allí, ha sido sustituida con gran acierto por la pistola germano-suiza Sig Sauer P-229. En el segmento de fusiles de asalto y subfusiles también se han modernizado. El fusil L85-A2 lo emplean ahora con visor Trijicon ACOG. Y han recibido pistolas paralizantes Taser y PDW HK MP-7, del calibre 4,6x30 mm, para las unidades que trabajan en la ciudad de Londres.

El trabajo de adiestramiento de los reclutas comienza con charlas y clases teóricas, durante las cuales se estudian las armas reglamentarias. Los aspirantes tienen que aprender el nombre de todas las partes y piezas del armamento; las manipulaciones básicas y avanzadas; el funcionamiento de los mecanismos; el desarme y las prestaciones, así como las normas de seguridad en el manejo. Tras todo eso pasan por el FATS (Firearms Training Simulator). El instructor de tiro, a la sazón consejero táctico del superintendente-jefe del Cuerpo, programará en el simulador distintos escenarios policiales, que deberán ser solventados con soltura por los aspirantes.

01_formacion
Los miembros de la Sección Táctica entrenan 4 semanas al año y no siempre en Gibraltar. El programa anual de formación es muy exigente y quien no supera los mínimos establecidos pierde la tarjeta habilitadora para poder portar armas de fuego
Tras cada sesión de tiro en el FATS, el profesor comenta, analiza y corrige los errores detectados y filmados. Una vez que los reclutas han superado los pasos referidos anteriormente, pasan, por fin, a la fase de tiro con fuego real. El entrenamiento se prolonga por espacio de dos semanas más. Durante este tiempo, cada tirador disparará diariamente una media de cien cartuchos, con cada una de las armas en servicio. El examen final debe ser superado con todas las armas reseñadas. La prueba consiste en tirar cincuenta cartuchos con cada arma. El test se considera superado cuando, como mínimo, se impactan en el blanco (silueta) treintaicinco disparos.

La formación es continua en materia de tiro y armamento, siendo este un tema de suma importancia en el seno de la GDP. Por ello se llevan a cabo estrictos entrenamientos periódicos. Año tras año, el plan anual de tiro se cumple sin demora y sin escatimar en el consumo de cartuchos, ni de horas de presencia en la cancha de tiro. La planificación está estructurada de tal modo que cada agente debe disparar, cada cuatro meses, con cada una de las armas mencionadas. Serán sesenta disparos los que efectuarán los funcionarios con cada una de ellas. Así las cosas, cada policía acabará el año con ciento ochenta disparos efectuados con la pistola, el subfusil y el fusil de asalto.

Revelador de serio compromiso es el detalle siguiente: si un agente no acude al llamamiento de la jornada de tiro, o acudiendo a él no supera los mínimos exigidos, no podrá prestar servicios armados. Cuando esto ocurre, la novedad queda reflejada en la cartilla de tiro del oficial y le es revocada la autorización para trabajar armado. Trabajar sin armas relega a determinados servicios muy concretos y también monótonos. Los sargentos solamente están obligados a entrenar y trabajar con pistola y subfusil y el resto del cuadro de mando únicamente usa el arma corta.

03_mp5
Todos los años, cada agente realiza un mínimo de 60 disparos oficiales con el HK MP-5
Por cierto, tema curioso que debería servir de ejemplo para que muchos reflexionasen: para el entrenamiento con armas de fuego, los miembros de la GDP reciben un uniforme táctico de utilización exclusiva para ese fin. Con el uso del traje de entrenamiento no se deteriora el uniforme habitual de trabajo. El tema no es baladí, aunque parezca frívolo. Esto es una muestra del realismo que a veces presentan las prácticas de tiro. También, y esto sí que es una interesante filosofía, si los agentes entrenan con el traje o uniforme de trabajo pueden quedar restos de pólvora en los mismos, motivo por el cual se puede contaminar una investigación en la que se trate de hallar, tras el curso de un suceso real, residuos, vestigios o evidencias de disparos.

Otro tipo de material de dotación que poseen todos y cada uno de los integrantes de la Policía de los militares, que no Policía Militar, es el de protección balística. Un ejemplo más de seriedad y compromiso por parte de la administración que dirige a estos profesionales. Cada funcionario recibe un casco de protección balística fabricado por LBA International. Este complemento es de color negro y lleva escrito, en su parte trasera y en color blanco, la leyenda Police. Los agentes también son dotados de un chaleco balístico de nivel IIIA, fabricado en el Reino Unido por Protection System. Al igual que los cascos, estas prendas son de color negro si bien también los hay en color azul. Todos presentan inscripciones externas que los identifican como prendas policiales.

02_arsenal
Vista interior de uno de los arsenales de la policía de Gibraltar. Sus estantes están repletos de fusiles de asalto L85-A2
Armas de dotación oficial en la RGP y la GDP

FN HP-35
En el seno de la GDP, la veterana pistola FN HP-35 es la que se posee de dotación reglamentaria. El modelo, anterior a la SGM, es uno de los más conocidos de la historia. Por su gran capacidad de cargador ha sido la pistola reina durante años, entre los militares. En los años ochenta, otras muchas marcas y modelos igualaron y superaron su capacidad de cargador. Es, sin duda, un arma mítica. Estas son sus características y cotas:

-Calibre: 9mm Parabellum (9mm Luger-9x19 mm)
-Mecanismos: Browning-FN de Simple Acción
-Longitud total: 200 mm
-Longitud del cañón: 118,5 mm
-Peso cargada: 1.080 g
-Altura: 130 mm
-Anchura: 36 mm
-Capacidad: 13 cartuchos


GLOCK 17
01_entrenamiento
En los programas anuales de formación y entrenamiento de la policía de Gibraltar, al menos el 75% de los impactos debe hallarse dentro de la silueta
La Glock 17 es la pistola de dotación en el seno de la Policía Local de Gibraltar, la Royal Gibraltar Police. Que en la organización policial de estos agentes gibraltareños se conserven muchas tradiciones, sobre todo de apreciación externa, como el uso del característico gorro de bobby, no impide que a nivel de armas no se hayan decantado por algo moderno y sumamente eficaz. Gran acierto en la elección del arma corta tuvieron los responsables del asunto. Veamos cuales son las características de esta pistola de origen austriaco:

-Calibre: 9mm Parabellum (9mm Luger-9x19 mm)
-Mecanismos: retroceso corto tipo Browning modificado Setter. Safe Action.
-Longitud total: 186 mm (cañón poligonal)
-Longitud del cañón: 114 mm
-Longitud de miras: 165 mm
-Peso cargada: 890 g (cargador de 17 cartuchos)
-Altura: 138 mm
-Anchura: 30 mm
-Capacidad: cargadores de 17, 19 o 31 cartuchos
-Velocidad inicial: 350 m/s (munición ordinaria)

L85-A2 (SA-80)
El fusil de asalto británico L85-A2 (SA-80) tenía que ser, per se, el que utilizaran los agentes de policía del Ministerio de Defensa en Gibraltar. Si la imagen de uno de estos agentes es totalmente británica, más aún lo es, si cabe, la figura de esta arma. Conozcamos sus características:
04_libro
Portada del libro "Una mirada desde La Verja: Policías en La Roca (1830-2011)", escrito por el autor del artículo

-Calibre: 5,56x45 mm NATO (.223 Remington)
-Mecanismos: accionamiento rotatorio por toma de gases. Bulpup
-Longitud total: 780 mm
-Longitud del cañón: 518 mm
-Peso: 3.800 g (cargador vacío)
-Capacidad: cargador de 30 cartuchos
-Cadencia de disparo: 650 disparos por minuto
-Sistema de puntería: miras abiertas (GDP)

HK MP-5 SF
El subfusil HK MP-5 SF, tanto en la versión de culata fija como de culata retráctil, está en servicio entre los agentes de seguridad pública de Gibraltar. Los policías del MD sólo emplean el MP-5 SF-A3, o sea el de culata retráctil. Mientras que en la RGP se emplean los modelos A3 y A2, de culata fija.  En cualquier caso, todos hacen fuego exclusivamente en modo semiautomático, tiro a tiro (SF). Características físicas y mecánicas:

-Calibre: 9 mm Parabellum (9 mm Luger-9x19 mm)
-Mecanismos: sistema retroceso semirrígido de rodillos
-Longitud total (SF-A2 culata fija): 711 mm
-Longitud Total (SF-A3 culata retráctil): 567/726 mm
-Longitud del cañón: 225 mm
-Longitud de miras: 340 mm
-Altura: 260 mm (con cargador de 30 cartuchos)
-Anchura: 50 mm
-Peso sin cargador: modelo SF-A2, 2.540 g. Modelo SF-A3, 3.080 g
-Capacidad: cargadores de 15 o 30 cartuchos
-Velocidad de salida: 400 m/s (munición estándar)



Publicidad
Publicidad

Facebook Armas.es

Encuesta

¿Quién monta los accesorios de tu arma?

Suscríbete a armas.es

periodico armas suscripcion

Último Periódico Armas.es

armas periodico 69 dragunov minuatura

SALIR DEL ARMERO

Atrevete a salir del Armero