Tiro Policial: La realidad del entrenamiento profesional en las FYCS de España (II)

Tiro Policial: La realidad del entrenamiento profesional en las FYCS de España (II)

Policial
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1
Tiro Policial: La realidad del entrenamiento profesional en las FYCS de España (II)
Segunda parte de este interesante y controvertido artículo en el que el autor, Ernesto Pérez Vera, ofrece su particular visión sobre la realidad del entrenamiento de tiro policial en España.
Tiro Policial: La realidad del entrenamiento profesional en las FYCS de España (II)
Ernesto Pérez Vera (01/09/2008)
Línea de tiro con agentes practicando
Un buen entrenador o instructor de tiro policial debe convencer, debe inspirar confianza a sus alumnos, aunque estos sean sus amigos y compañeros de trabajo diario durante años. Esto no es siempre lo más común, pues existen instructores que no llegan a inspirar esa confianza a sus alumnos, a veces porque el profesor se limita a dar órdenes de tiro y a la anotación de puntuaciones en el listado de tiradores, otras veces porque ante alguna pregunta técnica, bien no responde nada o lo hace limitándose a decir que esa pregunta está fuera de contexto o fuera de temario. Créanme, eso pasa, y a mí me ha pasado en muchas ocasiones.

El profesor debe razonar el por qué de todo lo que explica o enseña. Poner ejemplos reales es una buena forma de que el alumno comprenda, asimile y se mentalice de lo necesario de la instrucción que está recibiendo. Es fácil encontrar casos reales de agentes heridos o fallecidos, tiroteos, accidentes por mala o negligente manipulación, etc, y esos casos bien comentados y analizados son una buena lección y un buen ejemplo.

Durante las clases teóricas, los instructores o profesores de tiro no deben limitarse a leer el temario. Deben leer y explicar, y tras cada explicación dada proponer preguntas relacionadas con el objetivo de tema del día. Para esto, el profesor tiene que poseer experiencia y conocimientos suficientemente amplios sobre tiro, armas, cartuchería, fisiología del enfrentamiento, etc. De ese modo, se podrá dar una clase magistral o al menos eficaz y amena para el alumno.

Portar cartucho en la recámara
Por propia experiencia y por lo que me trasladan agentes de otras plantillas y cuerpos, en las clases de tiro o en los ejercicios periódicos de tiro se suelen dar más explicaciones (sin razonar debidamente) de lo que NO hay que hacer, que de lo que SÍ hay que hacer, tanto para casos de entrenamientos como en casos de defensa real de la vida con el uso del arma. Por ejemplo, se suele decir “NO usen nunca cartucho en recámara". Es más, en algún cuerpo incluso está prohibido por norma interna. En mi opinión, esa prohibición, ese tabú y ese miedo al cartucho en recámara, no es más que un grave peligro. Y son varias razones las que me llevan a creer eso. Las enumero:

Entrenamiento de tiro policial
1ª.- Si la Administración obliga a un agente a NO portar cartucho en recámara, le está obligando a que lo introduzca en el momento de máximo riesgo, o sea, en el momento de máximo estrés y nervio que es cuando está en riesgo, cuando está siendo atacado. Así pues, cuando es más fácil tener un accidente es cuando le obligan a realizar manipulaciones de riesgo, y esto en el caso de provocar accidentes, pero si la vida del agente está en inminente peligro… ¿Le dará tiempo a desenfundar, montar y disparar eficazmente?

2ª.- Si el agente no porta nunca cartucho en recámara, el día que lo introduzca y dispare o no dispare, ya que quizás la situación de riesgo haya cesado, el agente estará con cartucho en recámara y al estar obligado a extraerlo, por norma o por miedo e inseguridad, lo someten a otra situación de riesgo, porque no está acostumbrado a esa manipulación de vaciado de la recámara, y porque aún estándolo (según caso) tratará de hacerlo lo antes posible. Quizás en el coche patrulla de camino a base, quizás en el mismo escenario de la acción, etc. En cualquier caso, estará estresado, rodeado de personas y no entrenado ni mentalizado para esa situación y manipulación.

3ª.- Suele pasar que a policías a los que les prohíben portar cartucho en recámara, les dan armas de doble acción o de acción mixta para su quehacer cotidiano y que a esos mismos agentes se les veta la instrucción y el manejo del arma en esa condición de porte. Esto desemboca en que el agente, por su cuenta y riesgo, tratará de aprender el manejo del arma en esas circunstancias. Cuando ocurre esto, el agente, o está en su casa o está a veces rodeado de otros compañeros, unas veces en un coche patrulla otras veces en una dependencia de su unidad. Si esto ocurre, y sabemos que ocurre, el riesgo de accidente y disparo involuntario es muy alto. Todos recordamos algún accidente en esas circunstancias. Yo mismo tengo casos cercanos en mi zona de trabajo, casos con civiles y agentes fallecidos y otros con sólo un susto enorme. Por cierto, conozco un caso de cada uno de los expuestos y en tres cuerpos policiales distintos de mi ciudad.

Con respecto a la doble acción y el cartucho en recámara, no quiero entrar en consideraciones puramente tácticas, pues eso debe tratarse en un artículo aparte y exclusivo del asunto. He tocado sólo los puntos relativos a la seguridad en lo concerniente a accidentes.

Uso de cargadores de repuesto
Otro aspecto que yo considero sensible y que no se toma en consideración por todos o al menos no se toma como se debería, es el uso de uno o dos cargadores de repuesto además del que porte nuestro arma. He oído decir a muchos agentes, y no todos de un mismo cuerpo, que en la Academia les dijeron que el uso/porte del cargador de repuesto era de uso obligatorio por las normas internas de uniformidad y reglamentación de material, pero que el Instructor de Tiro de turno también les dijo que “si con las 5-6 primeras balas NO has resuelto la situación, date por muerto. Y te sobran los demás cartuchos y el otro cargador".

Cambio de cargador en situación de emergencia
Estoy completamente seguro de que todos los que ahora están leyendo estás letras han oído esa frase muchas veces en sus puestos de trabajo, bien a compañeros, a Instructores o a mandos, ¿verdad que sí? Pues es un error no solo decirlo, sino creerlo y aún más llevar a termino la frase y dejar el otro cargador en la taquilla o en el armero. Se podrían dar mil razones para demostrar que esa manida frase es una de las muchas leyendas urbanas y mentiras que nos han “metido" durante años, quizás no con mala fe pero sí por nula formación del que la transmitió o nula percepción de la realidad de lo que es trabajo y enfrentamiento policial.

La primera razón que se me ocurre es que ningún enfrentamiento es igual a otro, aunque el agente protagonista haya estado en las dos situaciones que pretendemos comparar. Así pues, por suerte algunos agentes que han hecho uso de su arma y efectuado disparos, con uno o dos de ellos han resuelto la situación. De hecho, es verdad que la mayoría de enfrentamientos policiales se resuelven con no más de 5 disparos. Pero ¿cuándo sabremos qué situación nos vamos a encontrar? NUNCA, nunca lo sabemos, es el “malo" el que lo sabe, por eso es el malo.

Sin irme muy lejos en el tiempo, recordemos el enfrentamiento del atracador apodado policialmente “El Solitario". En uno de sus atracos mantuvo un abierto enfrentamiento con agentes de la Policía Local de la ciudad en la que acababa de cometer un atraco. Allí murió un agente de ese cuerpo policial y según parece, el enfrentamiento duró el tiempo suficiente como para que se agotaran los cartuchos de los cargadores de las pistolas y ello obligó a continuar la acción con cambios de cargador.

Y en el otro extremo cuento con otro ejemplo cercano a mi persona. Tengo un compañero que en una situación policial tuvo que abrir fuego contra una persona y con solo un disparo consiguió poner fuera de combate a su agresor. Son dos ejemplos de casos “extremos". Hay otros muchos casos dignos de estudiar y analizar en este mismo sentido. Pero insisto, nunca sabemos lo que nos vamos a encontrar.

Pérdida de cargadores
Policías practicando en galería de tiro interior
Pero no son esas las únicas excusas o motivos del necesario uso/porte de más de un cargador. Los cargadores introducidos en el arma se pueden perder durante alguna intervención policial. Hay armas más proclives para ello, pero todas son susceptibles de extravío durante un forcejeo, caída del arma, caída del propio agente durante persecución a pie, saltos de muros, trepas o escaladas violentas. Si esto ocurre, deberíamos de introducir otro cargador de los que deberíamos llevar en el equipo de cinto. De no ser así… tenemos un grave problema. No es imposible la pérdida del cargador.

No digamos ya en el caso de aquellos agentes que portan armas con seguro de cargador, o sea, armas que aún teniendo un cartucho en la recámara, no dispararían si a la vez no tienen alojado un cargador, vacío o con munición, pero un cargador introducido. En este caso, el agente no podría usar ni tan siquiera su “último cartucho", me refiero al que va en la recámara (en caso de llevarlo).

Personalmente, he vivido casos con armas que de forma muy frecuente hacían perder el cargador a su portador. Una de esas armas es la Llama M82 de reglamento en las FAS de nuestro país. He visto muchas veces cómo el cargador de esa arma se iba saliendo durante entrenamientos de carreras con uniforme de combate y funda reglamentaria a la cintura. Durante los entrenamientos de las Patrullas de Tiro en el ejército, lo veía diariamente en las carreras de 10-12 kms de entrenamiento. Era yo quien advertía ese “accidente" y se lo transmitía al Oficial que portaba la pistola Llama. Lo solucionábamos todas las mañanas pasando por el Botiquín y poniendo esparadrapo desde la base del cargador hasta la empuñadura.

Y otro caso más próximo en el tiempo es el de la pistola Sig Sauer P2022 y la funda Radar 3D. La combinación de esa arma y esa funda provocan la extracción accidental y continua del cargador. Para solventar dicho problema, se han cambiado las fundas por otros modelos y en algunos casos se han retocado artesanalmente las fundas para que el extractor del cargador no roce continuamente con una determinada zona de la funda.
Publicidad
Publicidad

Facebook Armas.es

Encuesta

¿Quién monta los accesorios de tu arma?

Suscríbete a armas.es

periodico armas suscripcion

Último Periódico Armas.es

armas periodico 69 dragunov minuatura

SALIR DEL ARMERO

Atrevete a salir del Armero