Safari por África: ¿qué debo saber antes de emprender mi aventura?

Safari por África: ¿qué debo saber antes de emprender mi aventura?

Caza
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1
Safari por África: ¿qué debo saber antes de emprender mi aventura?
Realizar un safari por África puede ser una de las experiencias más importantes de la vida de un cazador. Recorrer la sabana del continente negro acompañado de nuestra arma favorita es el sueño de muchos cazadores y una opción que cada día se acerca más a nuestras posibilidades.
Safari por África: ¿qué debo saber antes de emprender mi aventura?
F. A. (armas.es) 02/05/2007
Realizar un safari por África puede ser una de las experiencias más importantes de la vida de un cazador. Recorrer la sabana del continente negro acompañado de nuestra arma favorita es el sueño de muchos cazadores y una opción que cada día se acerca más a nuestras posibilidades.

Gracias a la proliferación de nuevas compañías dedicadas a la organización de safaris, en los últimos años, completar esta inolvidable aventura se ha convertido en una práctica mucho más habitual. A modo de escapadas semanales, viajes relámpago, o disfrutando en pareja de una luna de miel, la cuestión es que los safaris africanos se han puesto de moda. Por ejemplo, de forma orientativa, un safari de unos 7 días en el sur de África puede tener un precio aproximado de unos 2.300 euros. Una cantidad notablemente inferior al coste que este tipo de aventuras presentaba hace tan sólo unos años.

Las empresas encargadas de gestionar estos viajes ofrecen a los cazadores, convertidos ahora en improvisados turistas, múltiples opciones para disfrutar al máximo de una experiencia inolvidable. Así, el cazador puede decantarse por los servicios que ofrecen compañías como la de Carlos Mas Safaris, de la cual hemos extraído abundante información para la redacción de este artículo, o por la confianza que da viajar acompañado de grandes leyendas de la caza de especies peligrosas, como es el caso de Tony Sánchez Ariño.

Recomendaciones básicas
A pesar de que en España o en nuestro país de origen seamos unos expertos y consumados cazadores, el simple hecho de desplazarnos a un terreno que desconocemos y que está habitado por las especies más peligrosas del planeta, nos obliga a adoptar una serie de recomendaciones básicas. Uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta es la elección del rifle. En este sentido, lo aconsejable es que viajemos a África con el rifle que nos sentimos más cómodos y con el que estamos habituados a cazar en nuestro país. Sólo así conseguiremos disfrutar de la aventura y no amargar nuestra experiencia por culpa de querer estrenar un precioso rifle nuevo a cuyo uso todavía no estamos acostumbrados.

En algunos de estos países africanos podemos exponernos a posibles infecciones y contagios no deseados. Por ejemplo, si decidimos viajar a Zimbabwe será necesario tomar una profilaxis de malaria para evitar posible contagios. En otros países como Sudáfrica o Namibia apenas hay riesgos, por lo que no será necesario ningún tipo de vacuna ni medida preventiva.

A pesar de estas recomendaciones generales, cazar en África no es una experiencia que pueda catalogarse como de extremo peligro. De hecho, a pesar de su desconocimiento del terreno y de su poca pericia en este tipo de caza, el cazador nunca estará solo. Un Professional Hunter (PH) será su sombra en todo momento, y le ayudará a cobrar sus piezas sin correr riesgos innecesarios. En este sentido, el cazador profesional siempre velará porque la aventura se desarrolle en unos términos completamente seguros, aportando sus conocimientos y sabiduría al cazador/turista.

Elección del arma
Búfalos y rinocerontes blancos en África
Expedición de un safari con una cebra abatida
Como ya se ha mencionado anteriormente, lo más importante es iniciar el safari acompañado del arma que estés acostumbrado a utilizar. Los rifles semiautomáticos están prohibidos en África, por lo que si sólo dispones de este tipo de arma y no puedes conseguir un cerrojo, un monotiro o un express, la mejor opción es alquilarle un rifle al Professional Hunter, quien a buen seguro te dejará un rifle probado y totalmente fiable.

El continente africano es tan extenso y rico en especies animales que ofrece al cazador diversos tipos y modalidades de caza. Así, si nuestra intención es abatir antílopes, podemos decantarnos por un rifle de cerrojo o por un monotiro cuyo calibre vaya desde el .243 (mínimo aconsejado) hasta el .375H&H (máximo aconsejado). De esta forma, todos los calibres que queden entre ambos pueden considerarse válidos para la caza de antílopes africanos. Para esta práctica, también es recomendable el empleo de un visor de varios aumentos, fundamentalmente porque no sería muy extraño realizar un disparo a una distancia media de 150-200 metros. Un 1-6x42, un 3-9x42 o un 2,5-10x50 pueden cumplir un buen trabajo.

Ahora bien, si nuestro objetivo es enfrentarnos a los 5 grandes tendremos que decantarnos por un rifle y un calibre mucho más potente. En este sentido, a partir del .375 H&H (el mínimo exigido por ley en algunos países para cazar especies peligrosas) cualquier calibre puede funcionar a las mil maravillas. En un práctico cerrojo o en un bello rifle express, uno de estos “pildorazos" puede ser suficiente para derribar a un elefante, un búfalo, o un fiero león.

Por último, tan importante o más que la elección del rifle y del calibre es la elección de las puntas. Como norma general, para la caza de antílopes se recomienda una punta de dureza intermedia, es decir que no expanda demasiado. Por poner un ejemplo concreto, para el elefante lo que se recomienda es una punta sólida, aunque como siempre, lo que finalmente primará será la buena colocación del disparo. Entre las puntas más conocidas y utilizadas en África se encuentran la Nosler Partition y la Swift A Frame.

Que no se te olvide…
Los miles de kilómetros que seguramente separen tu país de origen de la sabana africana, son una distancia considerable como para tener que regresar porque se te ha olvidado un elemento imprescindible. Así que, antes de emprender el viaje, deberás revisar tu maleta concienzudamente para asegurarte de que llegas a tu destino con todo lo necesario. Dentro de lo que podemos considerar trámites “burocráticos", asegúrate de llevar contigo tu pasaporte, el billete de avión, el permiso de armas, la guía del rifle, así como el seguro y la licencia de caza. Respecto a la logística, necesitarás obviamente tu rifle, una caja con munición (unos 60 cartuchos puede ser una buena cantidad), una multiherramienta, una linterna, y un kit para la limpieza del arma. El resto de elementos que no deberían faltar en tu maleta son los habituales de un viaje de estas características: cámara fotográfica, protector solar, crema labial, gafas de tiro, sombrero o gorra, ropa cómoda de caza, ropa de abrigo para las noches, etc.

Precios y alojamiento
Interior de un clásico hotel africano
A pesar de encontrarte en pleno continente africano, en un safari podrás disfrutar de las mayores comodidades posibles, como si de un destino turístico europeo se tratase. Respecto a la comida, lo más frecuente es que se cocine lo que se haya cazado el día anterior, por lo que tendrás la opción de degustar más de un sabroso plato de carne.

En relación a los precios del safari, habitualmente éstos dependen del número y el tipo de especies abatidas. Por norma general, las compañías que se dedican a la organización de este tipo de aventuras africanas ofertan paquetes de caza compuestos por alojamiento con pensión completa y unas piezas pactadas para abatir. Entre las tases de abate podemos encontrar precios para todos los bolsillos. Por ejemplo, precios que van desde los 30 euros de un chacal hasta los 25.000 euros de un rinoceronte, pasando por los 180 euros de un facochero, los 1.550 euros de un eland, los 2.800 euros de una jirafa, o los 7.500 euros de un sable. En este sentido, hay que tener en cuenta que cada país tiene sus propias tasas de abate, por lo que los precios varían en función de la región donde vayamos a celebrar nuestra cacería (Sudáfrica, Zimbabwe, Namibia, etc).

Por último, existe un gasto adicional que no siempre se tiene en cuenta pero que puede encarecer el coste final de nuestra aventura. Y es que ¿cuánto cuesta traerse los trofeos para casa? Básicamente, depende de las piezas que hayamos abatido. Lo que se conoce como “dip and pack", un proceso que comprende el certificado de desinfección, el certificado veterinario y el empaquetado del trofeo, puede costar alrededor de unos 500 euros en un safari de antílopes. Respecto al envío de los trofeos, pues normalmente dependerá del peso y de si se colocan en un mismo cajón los trofeos de un solo cliente o los de varios. Por ejemplo, si se ponen los de un único cliente, para un safari de antílopes tiene un precio aproximado de 600 euros. Eso sí, a parte del dinero es necesario tener paciencia, pues los trofeos tardarán en llegar a su destino varios meses e incluso en ocasiones hasta un año.

Con esta información ya no hay excusa válida para no lanzarse a la aventura de completar un safari por la sabana africana. Con amigos, en pareja o en solitario, recorrer los salvajes escenarios del continente negro se convertirá en una experiencia inolvidable. Sólo queda por tanto buscar una fecha propicia, acondicionar nuestro rifle favorito y contratar uno de los múltiples paquetes que ofrecen las compañías de safaris. A la vuelta, estaremos esperando vuestros relatos…
Publicidad
Publicidad

Facebook Armas.es

Encuesta

¿Quién monta los accesorios de tu arma?

Suscríbete a armas.es

periodico armas suscripcion

Último Periódico Armas.es

armas periodico 69 dragunov minuatura

SALIR DEL ARMERO

Atrevete a salir del Armero