Noticias - Armas.es - Tu periódico Tu Comunidad de Armas en Internet

Javier Pecci: "La Guardia Civil es clave para influir en el legislador y cambiar el reglamento"

Ratio:  / 15
MaloBueno 
Javier Pecci: “La Guardia Civil es clave para influir en el legislador y cambiar el reglamento"
R. F. (armas.es) (29/06/2007)
Francisco Javier Pecci, instructor de tiro policial
Javier Pecci es el Presidente de de la Asociación Española de Instructores de Tiro Policial (AEITP) y de la Asociación Española de Tiro Policial (AETP). Este consumado especialista es también el autor del aclamado “Manual de Tiro Táctico Policial y de Defensa". A lo largo de esta entrevista concedida a Armas.es, Pecci nos habla de su labor como instructor de tiro, su estrecha relación con las armas y su visión sobre la actual reglamentación y normativa armamentística.

-¿Con qué objetivos nace la Asociación Española de Instructores de Tiro Policial (AEITP), de la cual usted es presidente?

El fin primordial es servir de nexo de unión y cauce de comunicación entre todos los instructores de tiro policial debidamente acreditados. En la Asociación pretendemos unificar criterios y defender los derechos profesionales del Instructor de Tiro Policial frente al intrusismo profesional. También buscamos fomentar el desarrollo, la formación y el intercambio de conocimientos entre los profesionales, pues como digo, somos una asociación profesional.

-¿Qué tal ha sido acogida esta iniciativa entre los distintos sectores relacionados con el tiro?

Hemos recibido el apoyo de muchas asociaciones y de muchos profesionales, así como el apoyo de muchas empresas del sector privado que requieren de nuestros servicios para la prueba y emisión de informes de los materiales y equipamientos policiales que importan o fabrican. Realmente, estamos avanzando a buen ritmo y esperamos no defraudar a nuestros socios por la confianza depositada en este grupo de personas que formamos la junta directiva, los delegados regionales y los instructores.

Javier Pecci con un P90
-¿Cree que el actual sistema formativo en tiro táctico que se imparte en las academias es el adecuado?, ¿cómo se podría mejorar?

El problema es que en la mayoría de Academias no existe una formación de tiro táctico policial. En las Policías Autonómicas o Locales ni siquiera los instructores reciben una instrucción específica, simplemente se enseñan entre ellos. Ni siquiera poseen un curso de instructor de tiro homogéneo que sea la premisa inicial para entrar a impartir formación. Más bien al revés, se les destina como instructor y luego aprenden.

Con la salvedad de la Comunidad de Madrid, ni siquiera existen niveles de formación continua en Tiro Táctico Policial. Los agentes pasan su curso de formación básica y nunca vuelven a hacer un curso de formación en tiro policial. Algunos tienen la posibilidad, en algunas Escuelas de Seguridad Pública, que no en todas, de hacer cursos de monitor o Instructor de Tiro Táctico. La mayoría de estos cursos se hacen en un tiempo ridículo o disparando menos de 200 cartuchos en total. Sólo aprenden a disparar algo mejor, pero ni por asomo aprenden tácticas o técnica de intervención con armas de fuego. Y mucho menos a enseñar. Es imperativo que las unidades policiales reciban una formación adecuada y se promuevan cursos de instructor de tiro táctico policial, y que a través de esa formación se creen programas específicos de entrenamiento y perfeccionamiento desde las diferentes Escuelas o Academias de Seguridad Pública, al mismo tiempo que la Guardia Civil permita el desarrollo del sector privado.

Javier Pecci disparando un FN2000
Un buen ejemplo de cómo hacer bien las cosas es la Academia de Policía de la Comunidad de Madrid, donde existen tres niveles o cursos de tiro táctico policial antes de ser monitor de tiro policial, con un total de más de 140 horas lectivas y más de 2.000 cartuchos disparados por cada tirador para llegar al nivel de monitor. Teniendo en cuenta que sólo se emplea el arma corta, esta formación supera incluso a los programas formativos de Instructores de las Academias de los cuerpos de seguridad del estado. Por ahí está el camino a seguir. Como contrapartida, en los últimos doce años han aparecido muchos Instructores de Tácticas Policiales, la mayoría procedentes de la defensa personal y que no son ni han sido policías, que sin ninguna preparación anterior o experiencia se han autoproclamado Maestros en Tácticas, sólo entrenando en sus gimnasios frente a un espejo. Estos individuos miran las fotos de algún manual, y ya creen saber la complicada labor de la función y el servicio policial. Algunos llegan a decir que ser policía es sólo aprobar una oposición. Y digo yo, si es tan simple, ¿por qué ellos no la han superado?

De todos modos, también es cierto que ninguna policía del mundo puede formar a la totalidad de sus efectivos a sus expensas sin el apoyo del sector privado. Por este motivo, muchas de las mejores técnicas de Tiro Táctico han sido desarrolladas por policías retirados dedicados en exclusiva a la enseñanza. De ahí el nacimiento de la AEITP y de la AETP.

-Usted también es el autor del “Manual de Tiro Táctico Policial y de Defensa", uno de cuyos objetivos es “romper todos los mitos y mentiras que durante muchos años nos hicieron creer". ¿A qué estereotipos se refiere?, ¿cuál de ellos está más aferrado a nuestra sociedad?

Portada del Manual de Pecci
Son muchos y muy diferentes los mitos y mentiras, que como tales, he demostrado y he luchado por cambiar en los más de 20 años que llevo como Instructor de tiro y los más de 28 que llevo como tirador profesional. Cuando empecé en este mundo, en España no existían normas claras, concisas y concretas para establecer una normativa de seguridad respecto a las armas. Además, se creía ciegamente en la ficción cinematográfica. Así, por ejemplo, se creía en la falsa efectividad de muchos disparos de arma corta y el enorme empujón que producían. Del mismo modo, también había un terror injustificado hacia las municiones de punta hueca y a los tremendos destrozos que éstas producían. Y sin embargo, tras probar más de 80 municiones diferentes en gelatina balística hemos demostrado que estos temores no eran ciertos. Otro de esos mitos es la creencia que la técnica Weaver es la más moderna y la única válida para el tirador policial cuando éste está sometido al estrés de supervivencia. Pero, ¿quién se ha molestado en aprender algo acerca de la fisiología del estrés del enfrentamiento armado?

Aunque, sin lugar a dudas, el más grave de todos estos falsos mitos es la mentira o el mito del cartucho en la recámara. Algunos creen que llevar un arma con la recámara vacía es más seguro en servicio, cuando está demostrado que es completamente al contrario.

Poniendo a tiro un SCAR 9
-¿Cuál es la primera recomendación que suele hacer a sus alumnos?, ¿qué importancia concede a la seguridad en sus clases formativas?

La seguridad es la primera premisa. Primero se es usuario seguro de armas de fuego y después, si se puede, buen tirador. Nunca al revés. Esa es precisamente mi primera recomendación a todos mis alumnos. En segundo lugar, a mi me importan más los disparos fallados que los acertados. ¿Por qué? Pues porque los acertados ya se dónde están, pero, ¿dónde o en quién están los disparos fallados? Esta es una de las primeras preguntas que hago a mis alumnos.

-Desde su punto de vista profesional, ¿considera necesaria una reforma del actual Reglamento de Armas? Si la respuesta es positiva, ¿en qué puntos considera que habría que hacer mayor hincapié?

Javier Pecci disparando con un MP5
ROTUNDAMENTE SÍ. La sociedad evoluciona y las leyes deben tener una evolución paralela a la de la sociedad que les da valor. Ya en su ejecución, el último reglamento demostró no estar la altura de las necesidades, con una gran profusión de errores técnicos y sobre todo de ambigüedades. Necesitamos un Reglamento que nos permita ser de verdad ciudadanos libres como decimos y acorde a los tiempos que corren. En el reglamento actual existen artículos con la misma redacción que el del 19 de enero de 1945, el primero de la dictadura de Franco, aunque pueda parecer increíble. Desde la AEIT y la AETP estamos preparando una serie de propuestas para facilitar la labor a la Guardia Civil que próximamente estarán en nuestra web, pero que fundamentalmente van referidas a las necesidades de los profesionales y usuarios, así como el reconocimiento de nuestra labor profesional dentro del propio reglamento.

-Después de dos décadas vinculado al mundo de las armas, ¿cómo ve la actual situación por la que atraviesa el sector?

Pecci pide el apoyo de la Guardia Civil
La situación del sector no es nueva. Incluso, diría que ni mejor ni peor que antes. Creo que desde hace más de 20 años se ha visto mal a los usuarios de las armas de fuego, pero quizá es más por el cinismo que por una realidad social. La prueba la tenemos en que cada vez que un grupo político llega al poder, la lista de licencias de armas de los amigos de ese partido político llenan los despachos de las intervenciones de armas. Todos quieren una B, da igual el color o su ideología, es una realidad. Incluso, en la época más “progre", la etapa de la “movida", algún personaje de la farándula se paseaba por Madrid con un SW modelo 29 del .44 Magnum, alegando que salía frecuentemente de copas por la noche madrileña. Voy más allá. Conozco a algunos ecologistas y pacifistas convencidos que siempre me piden que les lleve un día a tirar… ¿pero no están en contra?

La clave de todo lo relacionado con este mundo está en la Guardia Civil, en su visión de la realidad y en su capacidad de influir en el legislador. Si la Guardia Civil no está convencida de esto, difícil será convencer al legislador. Esperemos que el próximo reglamento se haga pensando en legislar sobre las armas y las municiones, y menos en prohibir, que tristemente siempre es el camino más fácil.

-Para concluir, ¿cuáles son los proyectos de la AEITP a corto y medio plazo?

A corto plazo, pretendemos poner en marcha los cursos de perfeccionamiento de tiro táctico policial con arma larga, arma corta y armas de letalidad reducida. Y a medio plazo, estamos trabajando ya en un congreso a nivel nacional para Instructores de Tiro Policial. Por último, a largo plazo pretendemos ser el órgano colegiado de los Instructores de Tiro.

El Test Armero

Un rifle: FN-S.C.A.R.
Una escopeta: FN-SLP7 BENELLI M-4
Una pistola: GLOCK 19
Un revólver: S&W 686 Plus
Un calibre: 5,7x28 mm
Un campo de tiro: ACTOA BENAHDUX (Almería)
¿Cuántas armas tiene?: 13
Un recuerdo relacionado con las armas: Mi primera visita al Shoot Show y los Gun Shows Americanos

Últimos periódicos

Periódico Armas.es Edición Impresa. Número 55. Agosto - Septiembre 2014
Periódico Armas.es Edición Impresa. Número 54. Junio - Julio 2014
Periódico Armas.es Edición Impresa. Número 53. Abril - Mayo 2014
Copyright © 2007-2014 Armas.es, Todos los derechos reservados