Cinco cartuchos dignos de recuperación

Cinco cartuchos dignos de recuperación

Mundo Armas
4.875 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 (4 Votos)

Philip Massaro es un redactor de la revista American Hunter que ha recientemente una recopilación de cinco cartuchos que deberían volver a tomar protagonismo y que en Estados Unidos están en franca desaparición mientras que en Europa su difusión se ha reducido notablemente. Nos ha llamado la atención su artículo porque en buena parte tiene razón y porque en la mayoría de los casos defiende cartuchos de procedencia europea (incluso española) a pesar de la pujante ocupación del mercado por parte de la cartuchería norteamericana gracias a que entre los fabricantes de armas encontramos mucha oferta para esos calibres trasatlánticos.


Algunos de los cartuchos que Massaro propone fueron una vez favoritos en el mundo de la caza y han caído en el desuso y aunque no niega la eficacia de los cartuchos mas recientes, repara en este puñado de cartuchos que han caído en desgracia entre el público y que, en su opinión, siguen siendo dignos de seguir teniendo presencia en campos y bosques:

cc swede inset

.300 Holland Holland Magnum

La competencia entre los cartuchos de calibre 30 siempre ha sido intensa y para sobresalir y del 30/30 WCF pasamos al 30-06 Springfield, de ahí al 308 Winchester y más allá al 300 Winchester Magnum. Sin embargo, el Holland Súper 30 (como también se conoce al 300 HH) es un clásico en sí mismo. Desde luego que tiene inconvenientes como una acción muy larga pero quien haya disfrutado de la experiencia de dispararlo sabrá apreciar la forma de su vaina que le proporciona un fácil acceso a la recámara y su retroceso contenido, a cambio de ser tan sólo un poco menos potente que el 300 Winchester Magnum.

.358 Winchester

Si cazas en el bosque, donde rara vez los disparos se hacen a más de 150 metros un cartucho más lento no es un inconveniente. Para Philip Massaro el no tan viejo 358 Winchester sigue siendo en ese hábitat un gran calibre tanto más si se trata de abatir piezas grandes con armas de tamaño llevadero en ambientes de espesa vegetación como cerrojos de acción corta o rifles de palanca con cañones cortos. Winchester supo ver la genialidad de las vainas reducidas creando el 308 y también el 358 con la sencilla fórmula de ensanchar su gollete. Evidentemente, no es como su primo el 308 un cartucho de francotirador de largo alcance pues no alcanza su velocidad ni su balística; sin embargo se trata de un cartucho que da un montón de diámetro frontal y potencia más que suficiente para la caza de especies como jabalís de gran porte, alces y otros grandes cérvidos.

.250 Savage

En un momento en el que una bala a 915 m/s era desconocida (año 1915) Savage creó este cartucho con bala de 6,5 mm. Hoy damos por sentadas esas velocidades en muchos cartuchos de ese calibre que están tomando cierto protagonismo en la caza de rececho y Massaro se pregunta por qué el 250 Savage no podría ser uno de ellos. Aún se dispara en Estados Unidos de Norteamérica para la caza de ciervos de tamaño medio y pequeño pero está perdiendo pie con respecto a otros y podría tener perfectamente un presente “saneado”.

6.5x55 Mauser sueco

Otro 6,5 que entra en esa categoría de calibres que "matan mucho mejor de lo que su balística indica sobre el papel" es el 6,5 Mauser sueco. Así al menos lo ha demostrado en alces y osos en Escandinavia durante más de un siglo; tanto que era digno de ser recamarado en rifles de origen norteamericano como el Winchester Modelo 70 . La popularidad del 6,5-284 Norma ha quitado protagonismo al 6,5x55, pero aún así Philip Massaro considera que el viejo cartucho no debe pasarse por alto al empujar pesadas balas de 156 y 160 de granos a más de 750 m/s, y con las de 120 ó 130 granos, tiene buenas características para la caza a larga distancia. Aprecia además en él un retroceso es totalmente manejable y una gran precisión. “Si usted tiene un rifle clásico en su lista de deseos, no descarte un viejo Winchester 70 Pluma en 6.5x55”, dice el redactor norteamericano.

7x57 Mauser

Todos tenemos una deuda de gratitud con el 7x57, según Massano, ya que fue uno de los primeros cartuchos que dieron lugar a los cartuchos deportivos modernos y fue la base para muchos cartuchos a seguir. Yo diría que para los españoles este cartucho tiene además otras muchas connotaciones por su origen que deberíamos defender.
Muchos cazadores legendarios, entre ellos Walter Dalrymple Maitland Bell y Jim Corbett, labraron sus reputaciones con el 7x57 (275 Rigby, como era conocido en Gran Bretaña). Aquellos disparos se realizaron balas de 173 y 175 de granos a velocidades de 700 ó 730 m/s dependiendo del fabricante. Para ciervos y venados las balas de 139 granos llegarán a 820 m/s con una trayectoria digna en disparos de rececho “éticos”. “En esta era moderna de grandes vainas y altas velocidades, yo no dudaría en utilizar un 7x57 Mauser para la mayor parte de mi caza. En pocas palabras, funciona”, dice Philip Massaro.

Vía: American Hunter

Publicidad
Publicidad

Facebook Armas.es

Encuesta

¿Quién monta los accesorios de tu arma?

Suscríbete a armas.es

periodico armas suscripcion

Último Periódico Armas.es

armas periodico 69 dragunov minuatura

SALIR DEL ARMERO

Atrevete a salir del Armero