Padre e hijo se reencuentran durante una misión militar

Padre e hijo se reencuentran durante una misión militar

Militar
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1

Desde el Estado Mayor de la Defensa nos muestran esta bonita historia de un padre e hijo militares que se encuentran en el lugar más inesperado...

"Padre e hijo coinciden en Herat, a 9000 Km. de las Canarias.

Normalmente viven a 200 Km uno del otro. Pero la coincidencia ha querido que padre e hijo se encuentren a 9.000 Km de sus casas para tomar un café, un gofre y sobretodo, jugar unas partidas al ping-pong.

El comandante Carlos Landáburu, destinado actualmente en Las Palmas de Gran Canaria, con una amplia experiencia de años de trabajo en el área de Logística, salió para Afganistán el 15 de mayo, alistado en la Unidad Logística para proceder al repliegue de la Base de “Camp Arena” en Herat.

Tras las acostumbradas largas horas de vuelo desde Canarias, al llegar por fin a tierra afgana fueron recibidos por el coronel Jefe de la Base Francisco José García Parra y el resto de los Jefes de las Unidades. Empieza en ese momento la adaptación al nuevo lugar de trabajo, y el primer día es sin duda el más largo y duro. Normalmente a última hora de la tarde de ese primer día, sólo se desea tomar una cena rápida y meterse en la cama. Pero para Carlos Landáburu el día no finalizó así.

- ¿No te vienes a cenar con nosotros?, le pregunta su teniente coronel.

- Mi teniente coronel, con su permiso.... he quedado para cenar con mi hijo.

El soldado Kilian Campos llegó en Marzo a Herat, con el Grupo Táctico “FUERTEVENTURA”, formando parte de la Fuerza de Protección que da seguridad a la Base. Con muchas horas de “puerta”, “patrullas” y “gimnasio” a sus espaldas, este soldado de infantería compartirá 2 meses de su misión con su padre, el comandante Carlos Landáburu, al que espera, como es habitual en él, con una amplia sonrisa. Los mensajes en la familia se suceden:

- Ya estamos juntos- envía Kilian

- ¡Qué suerte!- contesta su hermana Judith, desde su destino en la Academia General Básica.

- Bueno, al menos los dos estáis juntos – comenta Elena, la madre y esposa que ha quedado en casa con Ismael, el más pequeño de los tres.

Y ahora que se han reunido...a competir, como siempre. Antes en las carreras era el padre quien iba delante, aunque ahora sólo se ven en la salida y la meta. En el ping-pong ocurre igual, pero al padre le queda un magnífico consuelo. Cuando juegan juntos como pareja, ganan siempre, hasta a los italianos.

Una familia con tres militares y tres destinos diferentes, en la que la casualidad ha reunido a dos de sus componentes. En breve Kilian termina la misión para disfrutar de su merecido descanso, mientras que su padre, el comandante Carlos Landáburu permanecerá hasta el repliegue de la Base.

Quizá en la próxima misión coincida el padre con su hija, los dos hermanos o quién sabe si los tres juntos.

¡SUERTE EN VUESTRA MISIÓN!"

 

 

 

Publicidad
Publicidad

Facebook Armas.es

Encuesta

¿Quién monta los accesorios de tu arma?

Suscríbete a armas.es

periodico armas suscripcion

Último Periódico Armas.es

armas periodico 69 dragunov minuatura

SALIR DEL ARMERO

Atrevete a salir del Armero