Ejército de Estados Unidos crea un exoesqueleto para afinar el tiro con armas ligeras

Ejército de Estados Unidos crea un exoesqueleto para afinar el tiro con armas ligeras

Militar
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1

IHS Global Spec ha publicado un interesante artículo sobre la evolución de un exoesqueleto comercial y militar que al parecer estaría desarrollando el ejército de Estados Unidos para permitir un absoluto control sobre el retroceso y elevación en el disparo con armas cortas.

Al menos el Ejército estadounidense así lo anunció diciendo que estaba desarrollando un exoesqueleto destinado a sus soldados, que mantiene automáticamente constante la posición del brazo en las prácticas de tiro.
El MAXFAS, que así se llama, está equipado con acelerómetros y giroscopios que se sujetan al antebrazo del soldado y al brazo con tiras de velcro. Estos dispositivos detectan los movimientos del brazo y luego transfieren la información a una parte electrónica que con microchips y mediante algoritmos distingue entre movimientos involuntarios y voluntarios. Una red de cables entonces tira del brazo del soldado para ajustar y estabilizarlo.

Una prueba del exoesqueleto demostró que 14 de 15 soldados disparaban con mayor precisión mientras portaban el MAXFAS. Esta precisión se incremento en un 27% en general en todo el grupo que sirvió a la prueba.
MAXFAS ha sido inspirado por un exoesqueleto médico creado para la evaluación de los temblores y el párkinson como uno de los trastornos del movimiento más comunes en la medicina neurológica. El Ejército se dio cuenta de que la reducción de temblor involuntario también podría mejorar la precisión de las armas de los soldados con armas ligeras, especialmente en modo de disparo automático.

armas exoskeleton maxfax arma corta

Vía: TheFireArmBlog

Publicidad
Publicidad

Facebook Armas.es

Encuesta

¿Quién monta los accesorios de tu arma?

Suscríbete a armas.es

periodico armas suscripcion

Último Periódico Armas.es

armas periodico 69 dragunov minuatura

SALIR DEL ARMERO

Atrevete a salir del Armero