"Casposos 2013" Una pachanga muy seria - Blog - Armas.es - Tu Comunidad de Armas en Internet
  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Bloggers
    Bloggers Busca a tu blogger preferido.
  • Blogs de Equipo
    Blogs de Equipo Busca tu equipo de blog preferido aquí.
  • Archivos
    Archivos Contiene una lista de todos los artículos de blog que se habían publicado anteriormente.

"Casposos 2013" Una pachanga muy seria

Publicado por en en Caza
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 34383
  • Imprimir

Por tercer año consecutivo un grupo de usuarios del foro de armas.es nos reunimos en el campo de tiro de Puño Gordo, en Caspe, en eso que se da en llamar una "quedada" con la que además de hacer nuestras "pruebas armamentísticas", algunos de los participantes nuevos en esta edición pasaron de ser "conocidos" del foro a ser amigos. {addthis off}

 

Y con una relación tan cercana que a estas alturas ya estamos conectados por "guasap" al punto de que hay días que, entre los de las codornices (a las 6 de la madrugada), los de las palomas (a las 12 del mediodía) y los de las esperas al jabalí (desde las 9 de la noche en adelante), ¡no hay quien duerma, ni trabaje, ni viva tranquilo!

Para más señas, la quedada fue el 14 de julio (con la fresca, ya sabes). 

Voy a necesitar días para escribir y describir todo lo vivido, así que para que no se haga tan pesado intercalaré fotos de algunas de las armas que participaron aunque no sean hechas "in situ". También añado los resultados de las pruebas sobre "desajustes" con el mismo rifle y distintas municiones (que fue mi objetivo fundamental este año) y los de velocidades conseguidas con recargas del 300 WM hechas por Monteso. No faltará alguna prueba con escopeta y munición "poco frecuente".

 

Comenzaré por la lista de participantes en la "Caposos 2013" según su alias en el foro para mantener la privacidad:

– sipicazador.

– Yogi_maketo.

– gumersindo.

– rupicabra.

– Cansino (y dos más).

– menut (y dos más).

– Aragonesín.

– Monteso (una más un poco embarazada y un perro majo pero un poco bruto).

– Lecerano (y tres más).

– Karlos35.

– jabalijoven.

– jabaliviejo.

– agustiniglesia. 

 

Me entretengo en destacar la asistencia de este último que vive en Ávila. Le dijo a su santa que salía a por tabaco y como un Cristo transfigurado se presentó en Caspe, que está al este de la provincia de Zaragoza, a tropecientos kilómetros de su pueblo situado en la sierra de Gredos. Cuando vi su coche en el punto de cita no me lo podía creer.

 

Mientras la mayoría hacíamos la acostumbrada tiradita al plato para entrar en calor, Monteso y Karlos35 aprovecharon el descuido para tomar "al asalto" la galería de 80 metros, en la que lo de menos era la distancia libre por delante, sino el hecho de que estaban a la sombra tan ricamente, al ser ésta una galería parcialmente cubierta.

Se divirtieron y entre sus armas pudimos ver, entre otras, un revolver calibre 45 LC réplica del Colt Pacemaker 1873 verdaderamente bonito y pistolas varias del 9, incluida una Luger.

 

 

Entretanto, en la tirada al plato llegaron las primeras sorpresas. Cansino aparece con una escopeta DE CERROJO, calibre 12 magnum. Es una Marlin 55 Goose Gun, de aquellas que se estilaban y se llevan todavía en EEUU para cazar gansos, como su propio nombre indica y que podéis ver bajo estas líneas.

 

 

Por la distancia a la que engancha los platos no cabe duda de que el cañón es de una estrella y está pensado para tirar laaaaaaargo; aunque eso de accionar el cerrojo para repetir el tiro al plato resulta algo dificilillo. Jeje.

Por cierto que sipicazador hizo una serie de platos con ella en la que no falló tiro: "No; si al final te la voy a tener que comprar", le decía a Cansino, quien curiosamente, llegado su turno, se plantó los cascos protectores de los oídos en la cabeza... Se ve que ahí le apretaban las meninges y eso le dio una clarividencia en el tiro fuera de lo normal.

 

Con la ocupación de la galería de 80 por los de las armas cortas, los que las tenemos largas, quedamos "segregados " frente al paredón de tierra que terminó resultando ideal para hacer pruebas de tiro simulando las condiciones de una batida a 50 metros tirando sin apoyo y dejando para la tarde las pruebas de precisión y ajuste, cuando los de la munición menuda se hartaran de quemar pólvora. Aquí es donde se iba a ver si es verdad eso de los "tiros maravillosos de montería"; porque si no le aciertas a una mosca a 50 metros a pulso, lo de sacudirle al jabalí corriendo entre la espesura no es más que una milonga.

En lo positivo quedó el buen nivel demostrado por todos los presentes con distintos tipos de armas y calibres.

 

Así, entraron en escena varios coquetos riflecitos del 22 que vuelven a ser de lo más divertido de la sección de tiro informal. Cuando las dianas están como coladores, la juerga sigue con pequeños trocitos de plato de color naranja fosforito que se volatilizan al ritmo del plaft-plaft-plaft de las pequeñas balitas.

Siempre he pensado que si un 22 LR tuviera la efectividad de un calibre muy superior habríamos encontrado el cartucho ideal para tirar a los jabalíes en batida. Es un hecho indiscutible que con un calibre de retroceso escaso se hace mejor puntería repetida que con un calibre grueso.

 

Palabras mayores son el 454 Casull de Cansino. Probado con municiones más y menos picantes, disparadas desde un encantador Rossi de palanca, resultan suficientemente precisas y muy potentes en la distancia de uso clásico. Simplemente viendo los efectos se nota que este calibre está claramente por encima y no tiene nada que ver con un 44 RM o de un 44/40 con carga de pólvora suave o clásica.

 

 

Zambombazo, lo que es zambombazo, el 8x68 de Aragonesín. Aunque no soy cobardica, ni me arrimé a ese rifle, no os digo más. Gran calibre a fe mía... para cazar Elands del Cabo allende acaba la tierra de África.

 

 

Yogi vuelve a la carga con su Vergueiro de acción 98 (a ver si le pido una foto y la añado). Ay! perdón!! Que no es acción 98. Bueno, sea como sea, hablo del mismo que el año pasado dije que se desviaba un poco a la derecha. Su propietario está empeñado en que de eso nada y mira por dónde el primer disparo se va un poco a la diestra.

¿Ves tocayo? Ya te lo dije yo. Si es que llevas un año dando la murga en el foro con que el rifle está perfectamente centrado y se va a la derecha.

Realiza un segundo disparo y hace blanco. 

– ¡Uy! Pues igual va y está centrado.

– ¿Ves cómo sí que va bien?

 

 

Lo pruebo y se me va a la derecha. 

– Bueno, ya has visto que se va a la derecha. 

Hago un nuevo disparo y pega en el blanco... Cara de mosqueo.

Y todos los demás a coro: ¡Ese rifle está bien centrado!

– Vaaaaaaale acepto que está bien centrado... ¡Pero que cuando se falla el tiro, la bala SIEMPRE se va a la derecha! 

 

Mientras otros "hierros" entran en escena, Aragonesín nos da un consejo de amigo: "Nunca compréis un rifle y luego aparte el visor. Yo hice eso una vez y me gané dos broncas. Si te lo compras con el visor ya instalado no discutes con la mujer más que una vez. 

¿Pues no voy un día y me compro un visor pata negra y me cae semejante chorreo? Yo que tengo en la familia personas que han firmado el acuerdo internacional por la destrucción de las armas, imagínate. 

– ¿Ya te has comprado otro tubo pa'apuntal?

– Un tubo para apuntar nooo; esto es un visor alemán con óptica de baja dispersión, con amplio rango de aumentos, con retícula en segundo plano que...

– ¡Chorradas! ¡Eso lo que's es un tubo p'apuntal!"

 

La descojonación, Vamos. Que hasta me recordó a aquella súplica de un aficionado a las armas norteamericano: "Señor, cuando yo muera no permitas que mi esposa venda mis armas por lo que le dije que me costaron".

 

Ahora es rupicabra el que desenfunda un express superpuesto 9,3x74 R que vamos probando uno a uno. 

Se nos queda carita de atontoluciaos. Es de una excelente precisión con bala RWS y aunque 50 ó 60 metros no es distancia ni las condiciones eran las ideales para probar la precisión de un rifle, los dos cañones golpearon en el mismo sitio con obstinada precisión. Nos valíamos, eso sí, de su mira cerrada: un buen Aimpoint que son de lo poco que considero potable en miras de punto rojo, holográficas y otras hierbas.

 

 

Sabido es que la falta de convergencia entre disparos es el punto más crítico y criticable en este tipo de armas; pero no estamos ante un rifle doble cualquiera; estamos ante un Browning FN CCS25. Aún no tengo claro si era un modelo Herstal o alguno de los tipos B, C o D... En cualquier caso Rupicabra asegura que procede de la Custom Shop de Browning, por lo que el precio del chisme artesanal en cuestión salta los 15.000 euros. Y va el chiflado y lo quiere vender por 3.300 euros. Eso sí, como siga presentándolo sobre una colcha de ganchillo, se lo va a comprar la abuela cebolleta.

 

 

De aquí nos fuimos a la galería de 80 metros (¡por fín!) y tras cacharrear con un Rémington 700 Alaskan TI (de titanio) en calibre 300 WSM, por nombrar algún aparato de los usados, me decidí a probar mi teoría: balas de peso distinto golpean en puntos distintos no sólo en altura sino también en deriva.

 

Así que saco el Santa del 300 y pruebo Rémington Core Lokt PSP 180 grains y Norma Nosler Ballistic Tip de 150 grains.

Aunque el visor no está perfectisimamente centrado –va un pelín a la derecha) en el centrado con la Core Lokt– no es de relevancia, pues lo que importa es la concentración y la diferencia de punto de impacto entre municiones, que es lo que se trata de verificar.

 

Las dianas son "multiutilizadas" y contienen no sólo mis disparos sino además otros "bujeros" por aquello de que los compañeros hacen sus propias pruebas mientras dejo enfriar el cañón. Los disparos de mi test están marcados en rojo.

 

A falta de un asiento digno, me fabriqué un sentón con dos cubiertas de tractor y un tablón encima (Sipi: habría que mejorar la mesa de tiro antes de que me una reúma y quede baldado para los restos); pero aún así, en la primera tanda el rifle basculaba un poco por fallo mío y por eso los disparos con Core Lokt de 180 granos (o grains) variaron en altura... Hasta que desde atrás me llegó la voz de Agustín –siempre tan observador– que me hizo ver que estaba disparando con el brazo derecho en el aire en vez de apoyarlo en la mesa (¡seré besugo!). Tengo experimentado que es precisamente el brazo derecho (si se es diestro) el que introduce el mayor factor de error en el tiro.

 

 

La siguiente tanda, ya sin error en la altura por basculado, fue con las Ballistic Tip de 150 granos. Estos últimos disparos se agrupan en general más altos (seguramente por el menor peso de la bala) pero mucho más a la derecha.

 

 

Con esta prueba trato de demostrar de manera fehaciente algo que mantengo y que se me niega a veces: distintas balas golpean en distintos sitios no sólo en función de su peso sino también por su diseño, de modo que las variaciones no son sólo en altura sino también en deriva.

Si esta variación ocurre a 80 metros, se puede calcular que en disparos a más distancia nos pueden hacer fallar la pieza. 

Lo que en un disparo de batida corto o medio podría ser aceptable para la mayoría, para mí no lo es porque me gusta que mi bala golpee donde apunto y por eso lo de mezclar distintos cartuchos en el mismo cargador como si se tratara de munición semimetálica en una escopeta es, si me permitís la expresión, una cagada bien gorda (de Gran Danés, lo menos, con perdón de Dinamarca). 

Con todo, ese error en batida es una insignificancia si lo comparamos con el de un disparo en rececho mediando 200 metros. En ese caso la variación va a dar al traste con la aventura de caza y lo que es peor, puede dejar una pieza herida, sufriendo y sin posibilidades de recuperarla.

 

Sé que no siempre es así y que precisamente como altura y deriva dependen del diseño, peso y carga de la bala y cartucho (además de otros muchos factores externos) hay quien empleando modelos distintos no tiene tanta distancia entre impactos... Pues mira, me alegro por él y por la potra que ha tenido de encontrar dos balas distintas que puede intercambiar en su rifle sin graduar miras para una y para otra; pero esas alegrías municioneras no van conmigo; para mí, cada bala necesita su ajuste.

 

Por su parte, Monteso se decide a probar sus primeras recargas en el 300 WM. Disparadas desde su Santa Bárbara dan en el Chrony velocidades muy distintas, dos de las cuales están en el rango de las que se conseguirían con un calibre .30 estándar como el 30.06 ó el 308 de origen comercial.

 

 

Monteso apuntó los datos en la misma caja de munición. Una vez traducidos del "montesino" (raro idioma donde los haya), los resultados con pólvora Tubal 7000 y bala Hornady SST de 180 grains son los siguientes:

64 gr. de pólvora... 780 metros/segundo.

66 gr. de pólvora... 810 metros/segundo.

67 gr. de pólvora... 918 metros/segundo.

69 gr. de pólvora... 975 metros/segundo (mejor agrupación).

 

Cansino observa algo que ya me había rondado la cabeza: un solo grain de pólvora (de 66 a 67) no puede incrementar la velocidad de la bala en más de 100 metros por segundo (de 810 a 918)... Vaya! Algo ha fallado en alguna de esas medidas o quizá en todas. Es posible que hasta algunos disparos cruzaran el cronógrafo en diagonal... Sea como fuere, Monteso está obligado a repetir las pruebas el año que viene.

 

Se acaba la jornada con una cena al aire libre cuando el Sol ha perdido ya su fuelle y todavía se oyen zambombazos en el campo de arriba... Este jabalijoven es incorregible y no acabará de tirar hasta que termine. ¿Y cuando terminará? Cuando acabe; o sea, cuando se quede sin munición. Sé que está haciendo pruebas con una cartuchería modificada para el calibre 20.

 

 

En su búsqueda de una munición para el zorro que sea efectiva en ese calibre, jabalijoven ha tenido la genial idea de tomar cartuchos del 20 con carga pesada (35 gramos) y sustituir los perdigones del nº 7 por perdigones de bola de 4,5 y 5,5 mm. 

Estas esferas pesan menos de 2,5 gramos por lo que no tienen la consideración de "posta" y pueden utilizarse sin problema para cazar. De hecho, jabalijoven mantiene que el diámetro 4,50 equivale a perdigón del 00 y así debe ser si tenemos en cuenta que el perdigón del 0 tiene un diámetro de 4,25 y que las diferencias de número a número siguen una escala de 0,25 mm.

Como es de suponer, en el espacio en el que entraban cómodamente 35 gramos de perdigón del 7 entran menos gramos de perdigones mucho más gruesos, al quedar entre ellos más espacios vacíos. En cualquier caso, el resultado no es nada malo a 35 metros con cañón de tres estrellas.

 

 

Por cierto, que este muchacho me sorprende una vez más con soluciones simples e imaginativas: para no confundirse a la hora de cargar la escopeta, ha pintado los culotes con rotulador indeleble para reconocer en la canana los cartuchos 00 de un solo vistazo.

 

Las mismas pruebas a 50 metros dan resultados más irregulares y con una estrella no se puede descartar en absoluto que haga un disparo mortal a un zorro; pero la dispersión no lo garantiza.

 

Tanto jabalijoven como Agustiniglesia prueban balas Brenneke. El primero con el calibre 20 y cartuchos antiguos en cañones superpuestos de tres y una estrellas y el segundo con una escopetita yuxtapuesta del .410 empleando munición Trust.

 

 

Disparo con el .410 y el primer tiro pega en un círculo de 10 cm. diana a más de 40 metros. ¡Sorprendente! El segundo se fue a golpear la base del pedestal de la diana... ¡Ooooh, qué pena! No obstante agustiniglesia asegura que es capaz de mejores agrupaciones.

 

 

Bueno, ¡pues al final no ha habido tanta pachanga!

El año que viene, más y si puede ser en fecha más temprana, que ya está entrando el otoño y mi peluquera me ha dicho que en el nacimiento del pelo tengo el colodrillo de color rojo guinda... Digo yo que será gracias al "Lorenzo" de aquel día. {addthis off}

 

 

1
URL de las referencias para esta entrada
Con el pudor que produce hablar de uno mismo me limitaré a decir que el primer recuerdo de mi vida es la lercha de caza de mi padre que apenas podía arrastrar por el pasillo de casa, con una liebre más grande que yo y algunos pájaros en los que encontraba cosas fascinantes desde el pico hasta las patas. Tengo la única certeza de pertenecer a una familia con antepasados cazadores desde que se tiene memoria de ellos. Está claro que tengo "el gen de la caza" y mi mayor orgullo es mi hijo, que también parece tenerlo y mejora mis pasos con igual gusto por la naturaleza y sus moradores. Estudié Ingeniería Técnica Forestal en la Politécnica de Madrid; pero abandoné aquello por otros intereses. A mis 45 años, para sobrevivir, ejerzo de editor autónomo y periodista con la mayor dignidad que permite esta profesión. He sido colaborador ocasional en revistas como "Caza y Pesca" o "Trofeo Pesca" y actualmente soy corresponsal de RNE y Europa Press en una pequeña ciudad del noroeste español
ARMAS.ES me ofrece ahora un espacio blog junto a unos compañeros que me superan en experiencia, lo cual es un honor, un placer y también una responsabilidad.
"La baña y el rascadero" es el único título posible para el espacio de un viejo jabalí. Un espacio en el que relajarse pero en el que un jabalí viejo deja entrever sus virtudes y sus defectos a través de sus marcas. Así, junto a los comentarios de "baña" (bien serenos o bien intrascendentes y placenteros) los habrá de "rascadero", por aquello de sacudirse algunos "parásitos" que siempre resultan molestos.
Publicidad
Publicidad

Facebook Armas.es

Encuesta

¿Quién monta los accesorios de tu arma?

Suscríbete a armas.es

periodico armas suscripcion

Último Periódico Armas.es

armas periodico 69 dragunov minuatura

SALIR DEL ARMERO

Atrevete a salir del Armero