La Pistola Standard - Blog - Armas.es - Tu Comunidad de Armas en Internet
  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Bloggers
    Bloggers Busca a tu blogger preferido.
  • Blogs de Equipo
    Blogs de Equipo Busca tu equipo de blog preferido aquí.
  • Archivos
    Archivos Contiene una lista de todos los artículos de blog que se habían publicado anteriormente.

La Pistola Standard

Publicado por en en Tiro deportivo
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 73962
  • Imprimir
La Pistola Sandard es una modalidad de arma corta de 25 metros. Se tiran las tres fases sobre el mismo blanco de la fase de Precisión de Fuego Central o 9 mm.

La Pistola Sandard es una modalidad de arma corta de 25 metros. Se tiran las tres fases sobre el mismo blanco de la fase de Precisión de Fuego Central o 9 mm.

La prueba se hace sólo antes de primera fase, o fase de Precisión. Cinco tiros y ya no hay más prueba para las dos fases restantes.

La primera fase consta de cuatro series de cinco tiros cada una a razón de 150'', dos minutos y medio, para 5 tiros. El total ideal es de 200 puntos.

La segunda es de cuatro series de cinco tiros cada una a razón de 20'' para cinco tiros. El total ideal es de 200 puntos.

La tercera fase, o fase de tiro rápido, es de cuatro series de cinco tiros cada una a razón de 10'' para cinco tiros. El total ideal es de 200 puntos.

Las tres fases suman un total de 600 puntos.

Todas las fases empiezan con el blanco de perfil, que se gira para ponerse de frente al tirador. Transcurrido el tiempo de cada fase, el blanco se vuelve a poner de perfil, desapareciendo de la vista del tirador.

Los tiempos son más cotos en cada fase y el tirador lo acusa. En realidad la primera es una fase de precisión pura, con un promedio de 30'' por disparo. No es poco, pero no hay que dormirse. La segunda, que es junto con la tercera donde yo creo que se hacen más puntos ahora gracias a la especialización de las armas es más considerada de precisión que de tiro rápido; lo es si el arma está bien equilibrada, lo que te hace ganar segundos. La tercera es la realmente rápida y es ahí donde se distingue el tirador de Standard del buen tirador de precisión de otras especialidades. Éste podrá sacar un 195 o más en la primera fase, pero si no domina la tercera acabará con 520 o 525 puntos. El tirador de Standard puede limitarse a 185 o 190 en la primera y ganar con 550 o más si tiene entrenada la aceleración del tiempo fase a fase.

Una de las ventajas de la Pistola Standard es que no hay que recargar. Por tanto, se puede entrenar mucho. Son 65 tiros económicos. Además, si el arma es buena, y aquí es donde mejor se aprecia eso de que lo caro es barato, no se nota demasiado la diferencia entre calidades de munición. Si entreno con RWS Pistol C25, puedo hacer los mismos 192 puntos en precisión que con la Tenex. Y en las otras dos fases da igual la munición porque la calidad la da el tirador y su entrenamiento.

Otra ventaja es que gracias al buen equilibrio de masas de las pistolas actuales se puede hacer muy buena precisión y trabajar bien el parar, enrasar, igualar luces, etc. Todo el trabajo que hagamos en la Standard nos sirve para el Fuego Central y 9 mm. Además, en Standard el peso del disparador es de 1.000 grs.

En esta modalidad es importante la calidad del arma, pero creo que más aún lo es la adaptación de la cacha a la mano. Rodolfo Kroebel, gran tirador de ésta y otras modalidades y ya veterano, me dijo una vez que la clave está en la comodidad de la mano. Con el tiempo he comprendido qué quería decir y he ido adaptándome la cacha hasta que el arma es parte de la mano. Tenía razón.

El entrenamiento de la Pistola Standard es peculiar. Una vez llegó a mis manos un libro del Dr. Velasco dedicado al tiro de precisión con arma corta y en sede de Standard decía que el entrenamiento debe ser inverso: más tiros en la tercera fase y menos en la primera. Concretamente, X3, X2 y X1 de tercera a primera. Lo probé y me convencí, hasta el punto de llegar a no entrenar precisión alguna vez. Aquí es donde pinchamos en hueso, porque al tirador le gusta lo bonito y las fases de la Standard son más agrias cuanto más corren. Duele ganar sólo de punto en punto ... de mes en mes, por mucho que te esfuerces. Además, lo antipático de la Standard es que termina en fase rápida; muchas veces me han oido otros tiradores comentar que jamás he salido satisfecho de la cancha tirando esta modalidad. Siempre sabes que hubo un tiro, o incluso serie, que se fue donde no debía y te ha fastidiado la tirada, o una fase completa en la que no estuviste fino.

La Pistola Standard se tira con pistolas semiautomáticas del .22 lr. Una de las primeras pistolas específicas para la modalidad fue la Unique. A lo largo de los años se han ido desarrollando modelos cada vez más especializados para la modalidad. Por ello se diseñó la Walther con un carro del .22 lr y otro del .32 S&W; con la misma empuñadura y armazón se tiraban dos modalidades, Fuego Central y Standard. De todas las pistolas aptas para competir en Standard, la Walther y la FAS de Domino son las únicas con las que no he competido aunque, naturalmente, he probado bastantes de ellas. La primera porque es cabezona para mi gusto y la segunda porque se cotizaba cara de segunda mano y no había muchas entre las que elegir. Con el tiempo salieron más marcas y modelos, desde la fabulosa Hämmerli 208, hasta la Feinwerkbau AW 93, buena entre las buenas, pasando por la Unique de carga superior y corredera dorada, la Hämmerli 280 también con sus dos carros, etc.

Todas estas armas tienen en común que pesan más y al mismo tiempo tratan de conseguir mejor equilibrio de masas que las anteriores pistolas del .22 lr. Como ya he dicho, si uno coge la Walther lo primero que aprecia es que es cabezona; su diseño la descompensa porque es de "todo delante", al llevar el cargador delante del guardamontes; además, se hicieron varias versiones con distintos pesos en boca pero que no se podían modificar como en la Hämmerli 280. Cada carro tenía su propio peso. El resultado era que para disparar un arma de esas tenías que calentar de verdad y tener un antebrazo realmente fuerte so pena de sufrir la temida, y temible, epicondilitis. Nunca me sedujo y tras la primera epicondilitis (causada por una pistola de otra modalidad), menos. El sistema de contrapeso de la Unique ya tenía un sistema de cambio de peso. Pero ya estaba más equilibrada porque el cargador iba dentro de la empuñadura, como en la 208 y en la AW 93. La 280 también es de cargador delantero y, aunque el carbono ayuda algo, sus contrapesos requieren un buen brazo; la buena noticia es que se podía poner uno, dos o los tres, y a la distancia que quisieras.

Hoy en día, con la AW93 se ha llegado a un arma pesada pero equilibrada. Como se verá, el denominador común a las pistolas de Standard es el peso. El neófito puede pensar que si el calibre es el .22 lr no hace falta que el arma pese. En realidad el peso no tiene nada que ver con el calibre sino con el parar. Las armas en general han de pesar y las de Standard más. Cualquier tirador de esta modalidad o de Fuego Central sabe lo mal que se para si la pistola pesa poco; inmediatamente lo delatan los puntos.

Es una modalidad dura, ingrata, taquicárdica ... y sin embargo volvemos a ella una vez y otra, debido al gran encanto que tiene.

5
URL de las referencias para esta entrada
Además de mis dos carreras profesionales, soy cazador y tirador de competición. He pasado 3/4 partes de mi vida a caballo entre Inglaterra, los USA y España. Viajar, estudiar, trabajar, tirar ... y casarme por primera vez hace cuatro años. Ya tengo 55 y una hija de 3.
Entradas recientes del autor
Publicidad
Publicidad

Facebook Armas.es

Encuesta

¿Quién monta los accesorios de tu arma?

Suscríbete a armas.es

periodico armas suscripcion

Último Periódico Armas.es

armas periodico 69 dragunov minuatura

SALIR DEL ARMERO

Atrevete a salir del Armero