tu periódico -tu comunidad
viernes, 19 de diciembre de 2014

Artículos - Armas.es - Tu periódico Tu Comunidad de Armas en Internet

Pistolas CARACAL: Diseñadas en Arabia pero con un evidente enfoque occidental

Ratio:  / 3
MaloBueno 
pistolas_caracal_01
Los dos modelos probados de las pistolas CARACAL: la versión F (estándar) y la versión C (compacta)
Hace aproximadamente unos tres o cuatro años desembarcaba en el mercado internacional una nueva pistola de polímero con un nombre desconocido para la mayoría de usuarios de arma corta. Procedente de la emergente región de los Emiratos Árabes, la CARACAL logró captar la atención de la industria apoyándose sobre dos pilares básicos: un diseño exterior similar al de la Steyr M9 y un mecanismo interno idéntico al de las exitosas Glock. Ahora, después de varios años viéndola en las principales ferias de armas y seguridad de todo el mundo (IDEX, Milipol, IWA…), por fin se encuentra a la venta en España. Gracias a la colaboración de la armería Proseg de Valencia hemos tenido la oportunidad de probar en una galería de tiro sus dos versiones más conocidas: el modelo F con el armazón estándar y la versión C compacta, ambas en calibre 9x19mm.

Como seguramente ya sabrá quien durante los últimos años se haya interesado por obtener más información acerca de las pistolas CARACAL, el diseño de estas armas es responsabilidad del austriaco Wilhelm Bubits, antiguo agente de las fuerzas del orden y cuyo apellido se encuentra muy vinculado a la historia de Glock y Steyr. No en vano, Bubits fue uno de los principales impulsores de las pistolas Glock en su país, amén de ser uno de los diseñadores jefe de la pistola Steyr M9. Todos sus conocimientos y experiencias en el diseño de armas cortas de dotación profesional los ha volcado sobre las pistolas CARACAL, cuya imagen y estructura interna recuerda notablemente a ambas armas de origen austriaco. Por un lado, la empuñadura de la CARACAL es muy similar a la de la Steyr M9, sin duda uno de los puntos fuertes de la pistola austriaca; mientras que los mecanismos internos son en gran parte una copia de los que Gaston Glock sigue implantando en todas sus armas de polímero.

pistolas_caracal_02
Disparando a 25m con una CARACAL
Antes de pasar a analizar su comportamiento en situaciones de tiro, conviene destacar que estas pistolas superaron en 2006 los exigentes tests de calidad para la obtención de la calificación “NATO D14 standard”, un requisito mínimo para poder aspirar a convertirse en armas de dotación profesional. En este sentido, las CARACAL son hoy en día las pistolas de dotación oficial de las Fuerzas Armadas de los Emiratos Árabes Unidos, así como también están presentes entre las fuerzas del orden de otros países de la península arábiga como Bahrein, Dubai o Abu Dhabi. El siguiente paso, aunque complicado, será intentar hacerse un hueco entre las plantillas profesionales de países occidentales, donde la competencia y la exigencia es mucho mayor.

Aún así, y una vez manipulados los dos modelos F y C, podemos decir que la CARACAL posee ciertos atributos para presentarse como una alternativa razonable al reinado de las grandes clásicas. En primer lugar, su armazón de polímero le confiere una ligereza notable, algo que se contraresta con su pesada corredera (bastante más pesada que por ejemplo la de las Glock). Por otro lado, su disparador presenta el mismo diseño tipo “safe Action” que ha hecho tan popular a las pistolas Glock, aunque ciertamente resulta un poco más duro que el de las pistolas austriacas.

pistolas_caracal_05
Despiece básico de la CARACAL
Uno de los aspectos más destacados de la CARACAL es su gran capacidad de fuego. El modelo que tuvimos ocasión de probar se alimenta con un cargador extraíble con capacidad para almacenar 18 cartuchos del calibre 9mm Parabellum. Con el arma alimentada y montada, apuntamos sobre un blanco ubicado a 25 metros y vaciamos los 18 cartuchos con una sensación de disparo muy agradable. En este sentido, sus 750 gramos de peso dan más estabilidad y aplomo al arma, ayudando a controlar su reelevación tras cada disparo. Como decimos, la única pega que le encontramos es que su disparador resulta un poco duro (2,2 kg según su fabricante), aunque seguramente en las manos de un buen armero pueda afinarse y rebajarse su peso. El sistema de miras de las pistolas CARACAL es tremendamente sencillo. Está basado en el uso de apenas dos puntos de fibra óptica (uno trasero y otro delantero) que garantizan una escasa entrada de luz y que se alinean con bastante facilidad gracias al bajo perfil de su armazón.

pistolas_caracal_04
Detalle del disparador de las CARACAL, muy similar al de las Glock
Tras probar el modelo estándar, llegó el momento de disparar con la versión compacta. La hermana pequeña de la CARACAL F también se comportó de forma notable, aunque esa pequeña diferencia de centímetros entre una y otra acaba apreciándose en una sesión larga de tiro (la CARACAL C resulta un poco más “saltarina”). Este modelo compacto utiliza un cargador de 15 cartuchos del calibre 9x19mm y, al igual que la versión estándar, también cuenta con el mismo raíl táctico que las Glock ubicado justo debajo de la boca del cañón.

Por lo demás, en cuanto a fiabilidad y prestaciones, ambos modelos cumplen su cometido con creces, aunque en su lucha por hacerse un hueco entre los tiradores y profesionales armados de nuestro país todavía les queda un largo y duro camino por delante. Para lograrlo, además de sus buenos acabados y su acertado diseño, también cuentan con un ajustado precio de venta, en torno a unos 650 euros, que las sitúan en una posición intermedia en lo que a pistolas de uso policial del calibre 9mm Parabellum se refiere.




Últimos periódicos

Periódico Armas.es Edición Impresa. Número 57. Diciembre 2014 - Enero 2015
Periódico Armas.es Edición Impresa. Número 56. Octubre - Noviembre 2014
Periódico Armas.es Edición Impresa. Número 55. Agosto - Septiembre 2014
Copyright © 2007-2014 Armas.es, Todos los derechos reservados