tu periódico -tu comunidad
martes, 25 de noviembre de 2014

Artículos - Armas.es - Tu periódico Tu Comunidad de Armas en Internet

Los 8 disparos sniper más largos de la historia

Ratio:  / 6
MaloBueno 
macmillan_tac50
El rifle McMillan TAC-50 ocupa la segunda y tercera plaza de este peculiar ranking de disparos a larga distancia
En su edición del pasado mes de octubre de 2011, la conocida revista estadounidense “Guns & Ammo” publicó un completo artículo donde se recopilaban los 8 disparos, a más larga distancia y con baja confirmada, realizados por un sniper. Como nota curiosa, sólo uno de estos 8 disparos se había producido en el siglo XX y fuera de Irak o Afganistán, los dos últimos grandes escenarios donde se han llevado a cabo contiendas bélicas de carácter internacional.

Debido a que la mayoría de guerras acaecidas en las últimas tres décadas se están produciendo en entornos urbanos, la presencia de snipers o francotiradores debidamente entrenados en este arte del tiro a larga distancia se está volviendo un elemento fundamental para todos los Ejércitos. Estos profesionales se preparan para poder ser capaces de eliminar a un objetivo muy concreto, en una zona muy delimitada, y en la que constantemente entran y salen tanto objetivos civiles no hostiles como enemigos que disparan contra los soldados de su compañía o Ejército. Por este motivo, tanto las Fuerzas Armadas de Estados Unidos como de sus países aliados en la OTAN están destinando cada día una mayor financiación a los programas de entrenamiento de estos futuros tiradores selectos.

fusil_m24
Fusil Remington M24 SWS calibre .308 Win usado por el Sargento Gilliland para lograr su baja a 1.249 metros
Aún así, disparar con esta precisión y provocar una baja en el bando enemigo con un solo disparo (one shot, one kill) a tan larga distancia, es una misión prácticamente imposible. Por este motivo, en la consecución de estos disparos de auténtico récord influyen numerosos factores. Así, además de la necesaria formación y el adecuado entrenamiento, también es un requisito indispensable contar con un óptimo trabajo en equipo (principalmente entre el sniper y su observador), un talento natural para el tiro a muy larga distancia, y por supuesto, una importante dosis de suerte. Y es que las variables que entran en juego cuando se dispara a distancias superiores a 1.200 metros son enormes.

Por este motivo, se necesita algo más que un acceso a la última tecnología (que la hay, tanto en el rifle como en la munición y la óptica) y una gran sabiduría para enfrentarse con éxito a la fuerza y las cambiantes rachas del viento; a las variaciones de altura durante la trayectoria del disparo; e incluso a los desplazamientos provocados por la propia rotación del planeta. Sólo si se consiguen superar todas estas barreras, es posible que el objetivo quede al alcance del tirador. Veamos a continuación quiénes, cómo y en qué momento lograron abatir a sus objetivos a una distancia de más de 1.200 metros.

USMC_barrett_M82A3
Soldado disparando con un potente Barrett M82 .50BMG mimetizado
Si accedemos a la clasificación por abajo, el 8º disparo con baja confirmada más largo en la historia de los tiradores selectos pertenece al Sargento Jim Gilliland del Ejército de Estados Unidos. Gilliland consiguió en el año 2005 y en plena guerra de Irak abatir a un objetivo a una distancia de 1.249 metros (1.367 yardas) con un rifle Remington M24 SWS en calibre .308 Win. Lo más destacado de este récord es que tal vez este disparo no sea el de mayor distancia de la historia, pero sí es el más largo efectuado con un cartucho estándar como el 7.62x51mm OTAN.

El 7º disparo más largo fue ejecutado por un soldado del Ejército noruego en Afganistán en 2007. El arma utilizada en este caso fue un rifle Barrett M82A1 con un cartucho Raufoss NM140 MP del calibre 12.70mm o .50BMG. La distancia registrada se quedó en 1.379 metros (1.509 yardas). Afganistán fue de nuevo el escenario de otro disparo de récord. En esta ocasión, el protagonista fue el Cabo Christopher Reynolds del Ejército británico, quien ocupa el 6º puesto de este particular ranking. Reynolds obtuvo este récord disparando en el año 2009 con un fusil Accuracy International L115A3 del calibre .338 Lapua Magnum a una distancia de 1.852 metros (2.026 yardas).

Carlos Hathcock entre los mejores
accuracy_international_L115
Hacer blanco a tan larga distancia es todo un reto incluso para los mejores francotiradores
Como decíamos, sólo uno de los 8 disparos con baja confirmada más lejanos de la historia se ha producido fuera de Irak o Afganistán. Su protagonista es el estadounidense Carlos Hathcock, uno de los snipers más famosos de la historia. “White Feather” (pluma blanca), sobrenombre con el que popularmente se conocía al Sargento Hathcock, ocupa el 5º puesto en esta clasificación gracias a un disparo realizado a 2.286 metros (2.500 yardas) en la jungla Vietnamita en 1967. Hathcock logró este récord, el cual por cierto se mantuvo vigente durante 35 años, con una ametralladora Browning M2 del calibre .50 BMG. La 4ª plaza de este ranking pertenece al Sargento del Ejército de Estados Unidos Brian Kremer, quien en 2004 consiguió abatir a un objetivo ubicado a 2.299 metros de distancia (2.515 yardas). Kremer realizó este disparo en plena guerra de Irak con el fusil Barrett M82A1 y el cartucho Raufoss NM140 MP del calibre 12.70mm.

Los tres primeros puestos de la clasificación están ocupados por dos soldados canadienses y uno británico, y tienen como denominador común que todos estos disparos se produjeron en las áridas tierras de Afganistán. El 3er disparo con baja confirmada más largo de la historia fue obra del Cabo primero del Ejército de Canadá Aaron Perry. Fue en el año 2002 cuando, armado con un rifle McMillan Tac-50 y un cartucho Hornady A-MAX del calibre .50 BMG, Perry causó esta baja a una distancia de 2.309 metros (2.526 yardas).

record_sniper
Dos snipers disparando con su Accuracy International L115A3 desde diferentes posiciones
Como nota curiosa, Perry posee el dudoso honor de ostentar el récord menos longevo de la historia, ya que su compañero de filas, el Cabo Rob Furlong, le superó rápidamente con un disparo efectuado a 2.429 metros (2.657 yardas). Furlong, cuyos disparos tardaron 4 segundos en alcanzar a su objetivo, utilizó el mismo rifle y el mismo cartucho que Perry, por lo que su distancia obtenida ocupa el 2º puesto del ranking.

Por último, el 1er puesto de la clasificación está en manos del Cabo Craig Harrison, perteneciente al Ejército de Reino Unido. Como ya contamos en un artículo más extenso publicado por Jorge Tierno Rey en esta misma web (ver: www.armas.es/articulos/militares/31341-el-disparo-mas-largo-con-baja-confirmada-2475nmetros.html), en 2009 Harrison consiguió abatir a su enemigo a una distancia de 2.475 metros (2.707 yardas) con un rifle Accuracy International L115A3 del calibre .338 Lapua Magnum. Veremos ahora cuánto tiempo se mantiene vigente este récord que, de momento, parece bastante difícil que pueda superarse a corto plazo.



Últimos periódicos

Periódico Armas.es Edición Impresa. Número 56. Octubre - Noviembre 2014
Periódico Armas.es Edición Impresa. Número 55. Agosto - Septiembre 2014
Periódico Armas.es Edición Impresa. Número 54. Junio - Julio 2014
Copyright © 2007-2014 Armas.es, Todos los derechos reservados