Recorridos de tiro - IPSC

Ratio:  / 3
MaloBueno 
Representa una modalidad especial dentro del tiro de precisión. Esta disciplina, también conocida como IPSC (International Practical Shooting Confederation) se caracteriza por su alto ritmo de competición y por sus constantes cambios en la posición de tiro. Se trata de una modalidad de tiro con arma corta en la que no solamente intervienen los puntos conseguidos, como en el resto de modalidades, sino que además hay otros dos factores importantes a tener en cuenta en el resultado final: el tiempo y las penalizaciones. En este sentido, los tiradores deben disparar contra una diana teniendo en cuenta los siguientes aspectos:

La velocidad: cuanto menos tiempo emplee el tirador en realizar sus disparos, mayor será su puntuación.


La precisión: es el aspecto más importante, pues los disparos poco precisos o erróneos penalizarán en la puntuación final del tirador.


La potencia: las competiciones se desarrollan con armas con calibres que van desde el 9x19mm hasta el potente .45 ACP. En este sentido, el popular 9mm es el calibre mínimo en este tipo de pruebas, lo que aumenta la dificultad de este espectacular deporte. Y es que disparar con estos calibres es bastante más complicado que hacerlo con una pistola de tiro al blanco de menor retroceso, especialmente cuando un participante está tratando de completar el recorrido en el menor tiempo posible.


El tiempo: este factor desempeña un papel fundamental en las pruebas de IPSC. En las pistas de tiempo fijo, la normativa obliga a realizar un número determinado de disparos en muy poco tiempo. Mientras que en las pistas de calificación Comstock, la puntuación que se obtiene al final del recorrido se divide por el tiempo empleado en completarlo.

Aunque todos los tiradores deben completar los mismos ejercicios, dependiendo del tipo de arma que se utilice existen dos grandes modalidades dentro de los recorridos de tiro:

Open: Cuando las armas incorporan frenos de boca, miras ópticas y cargadores extralargos. Son más parecidas a diseños futuristas que al concepto clásico de arma. En realidad, se trata de armas básicas preparadas para la competición, con elementos que facilitan el enfoque, hacen que salten menos y posibilitan una mayor capacidad de carga (hasta 28 cartuchos).

Standard: Son armas de serie, sin modificaciones importantes. Estas armas deben ser accesibles al público, deben tener al menos un año de antigüedad en el mercado y una producción mínima de 500 unidades anuales. En esta modalidad están prohibidos los visores ópticos y los frenos de boca.

Junto a estas dos categorías, el reglamento del IPSC recoge otras dos que también cuenta con un gran número de adeptos:

Modificada: Cualquier arma que quepa en una caja de dimensiones 225 mm x 150 mm x 45 mm (tolerancia de +1 mm, -0 mm). Si se trata de un arma automática, debe tener un cargador insertado. Para obtener factor mayor, el calibre mínimo es de 10mm.

Producción: Armas de serie sin ningún tipo de modificación. Las armas utilizadas en esta categoría deben ser del calibre 9mm, de doble acción, y en factor menor. No son aptas todas las armas de serie. En este caso, la IPSC elabora una lista oficial con las armas válidas para esta categoría.

Cada una de estas dos divisiones tienen varias categorías de competición: A, B, C, D, Damas, Júnior y Veteranos.

Los objetivos sobre los que debe hacerse blanco presentan unas dimensiones de 75 x 45cm. Dentro de estos blancos se distingue una franja de 15 centímetros que representa el centro perfecto. En los recorridos de tiro, gran parte de los disparos deben realizarse a corta distancia, aunque ocasionalmente también se puede disparar a 45 metros. Blancos múltiples, móviles, blancos que reaccionan al ser impactados, blancos no impactables que conllevan penalizaciones de puntuación y que se encuentran mezclados con blancos impactables, obstáculos, movimientos, tácticas competitivas y en general cualquier otra dificultad relevante que el diseñador de pistas pueda mentalizar, se combinan para mantener el entusiasmo de los competidores y al mismo tiempo entretener a los espectadores. Si bien los reglamentos de IPSC señalan que las pistas de tiro deben ser realistas y prácticas, también indican que la diversidad debe ser enfatizada, para evitar una posible estandarización o uniformidad de este deporte. Esta recomendación de la IPSC es llevada al extremo en algunas competiciones, donde existen pistas sorpresa en las que ningún tirador conoce de antemano el reto al que se va a enfrentar.

Respecto al arma necesaria para completar un recorrido de tiro, el participante puede decantarse por una pistola de un calibre no inferior al 9mm, o bien por un revólver de un calibre igual o superior al .38. La elección del tipo de arma y del calibre empleado dependerá exclusivamente de los gustos y preferencias del propio tirador.

Últimos periódicos

Periódico Armas.es Edición Impresa. Número 56. Octubre - Noviembre 2014
Periódico Armas.es Edición Impresa. Número 55. Agosto - Septiembre 2014
Periódico Armas.es Edición Impresa. Número 54. Junio - Julio 2014
Copyright © 2007-2014 Armas.es, Todos los derechos reservados