Munición de bajo retroceso: Cargas reducidas para los tiradores más sensibles a los “culatazos”

Munición de bajo retroceso: Cargas reducidas para los tiradores más sensibles a los “culatazos”

Munición
5 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 (1 Voto)

El golpe de culata que se produce al realizar un disparo con un calibre Magnum en un rifle de caza es una sensación que para muchos tiradores resulta de lo más desagradable. Tal es el rechazo que un tirador puede experimentar ante este tipo de armas y calibres que, en determinadas

remington 300wm mrEsta munición Remington del calibre .300 Win Mag reduce la sensación de retroceso a un .30-06El golpe de culata que se produce al realizar un disparo con un calibre Magnum en un rifle de caza es una sensación que para muchos tiradores resulta de lo más desagradable. Tal es el rechazo que un tirador puede experimentar ante este tipo de armas y calibres que, en determinadas ocasiones, puede hacer que el usuario acabe desprendiéndose de su rifle. Aun así, en el mejor de los casos, la patada o coz recibida tras el primer disparo puede dificultar la capacidad de doblar el tiro, o sencillamente atemorizar al tirador y hacerle perder precisión en sus postreros disparos.


Para reducir la fuerza de retroceso generada tras cada disparo existen varios métodos y accesorios que tienen una eficacia más que probada. En cuanto a lo que sería la técnica de tiro, asir con firmeza el arma, acompañar el movimiento hacia atrás del rifle de forma natural, o buscar el adecuado apoyo de la culata contra nuestro hombro, serán algunas de las premisas fundamentales. Del mismo modo, utilizar una cantonera de gel, especialmente diseñada para absorber buena parte de esta energía de retroceso, también contribuirá a hacer más agradable el golpe recibido en nuestro cuerpo tras cada disparo.


05 escopeta bajo retrocesoRemington también tiene su gama de bajo retroceso para el calibre 12 de escopetaSin embargo, es posible que a pesar de utilizar una correcta técnica y postura de tiro, así como una cantonera de buena calidad, el culatazo recibido día tras día en nuestro hombro acabe por amargarnos lo que en un principio debería ser una agradable experiencia.


Para ese tipo de tiradores y cazadores con una mayor sensibilidad al retroceso existen en el mercado actual una serie de municiones especiales que reducen notablemente la fuerza de retroceso experimentada tras cada disparo. Uno de los mayores exponentes de este tipo de cartuchos es el gigante Remington. La compañía estadounidense fue además la primera que apostó por este tipo de munición desde un punto de vista más comercial. Fue hace apenas diez años, en 2004, cuando la firma norteamericana lanzó las primeras cajas de lo que en su día bautizó como Remington Managed-Recoil.


Esta munición de carga reducida y menor retroceso que la munición estándar inició su andadura comercial en los siguientes calibres: .270 Win, 7mm Rem Mag, y .30-06. Un año después, se añadieron los calibres .308 y .300 Win Mag a la lista, estableciendo un nuevo tipo de cartuchos con un prometedor resultado: gracias a su uso es posible reducir hasta en un 50% la fuerza de retroceso de un calibre estándar. Esta notoria reducción se consigue de dos formas, por un lado, montando un proyectil más ligero de lo normal; y por el otro, aplicando una menor carga de pólvora para reducir su velocidad. Realmente, no es que Remington inventara la rueda con esta munición, ya que esta forma de reducir el retroceso de un cartucho era algo que ya sabían sobradamente los tiradores aficionados a recargar manualmente su propia munición; pero sí que fue la primera compañía que decidió comercializar esta eficaz y a la postre exitosa línea de cartuchería.


06 federalOtros fabricantes como Federal han seguido los pasos de Remington y han diseñado sus propios cartuchos de bajo retrocesoNo obstante, conviene tener en cuenta que acortar tanto la cantidad de grains como el tamaño de la punta utilizada puede tener algún hándicap si esa reducción se produce en demasía. Estos posibles problemas podrían afectar a la precisión del disparo, así como a la potencia y deformación de la punta en el momento del impacto (sobre todo si se pretende utilizar este tipo de munición de bajo retroceso para fines cinegéticos). Sin embargo, esta situación está de sobra controlada en una marca de la reputación de Remington, quien gracias al excelente resultado obtenido por sus cartuchos Managed-Recoil, ha visto como posteriormente otros fabricantes como Winchester o Federal, también han incorporado a sus líneas de munición diferentes productos comerciales con ese perfil de bajo retroceso.

Buena parte del éxito comercial de estos cartuchos de carga reducida se ha apoyado en el respaldo de un gran grupo de tiradores que han encontrado en sus propiedades balísticas un aliado perfecto para sus entrenamientos de tiro de precisión. Dado que al llevar menos carga de pólvora su precio de venta suele ser inferior a sus homónimos de carga estándar, y a que su agradable retroceso permite pasar una jornada entera en la galería de tiro realizando decenas de disparos, muchos tiradores escogen este tipo de munición para centrar sus rifles con mira telescópica. También suele ser la elección para otros tiradores que se preparan para una competición de tiro deportivo, en esta ocasión tanto en formato de munición comercial como recargada manualmente en su propio domicilio.


Publicidad
Publicidad

Facebook Armas.es

Encuesta

¿Quién monta los accesorios de tu arma?

Suscríbete a armas.es

periodico armas suscripcion

Último Periódico Armas.es

armas periodico 69 dragunov minuatura

SALIR DEL ARMERO

Atrevete a salir del Armero