Rifle Remington 783: A la segunda va la vencida

Rifle Remington 783: A la segunda va la vencida

Arma larga
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1
rifle_remington_783_hoRemington lo ha logrado. Después de haber saboreado las mieles de la decepción con su apuesta por un rifle económico y que nunca llegó a responder a las expectativas creadas (el 770), ahora la casa estadounidense está preparada para seguir el camino contrario con su nuevo Remington 783.
rifle_remington_783
Remington 783 sobre el blanco de prueba y con varios cartuchos del calibre .30-06
Remington lo ha conseguido. Después de haber saboreado las mieles de la decepción con su apuesta por un rifle económico y que nunca llegó a responder a las expectativas creadas, ahora la casa estadounidense está preparada para seguir el camino contrario, ya que su nuevo modelo Remington 783 tiene visos de convertirse en un auténtico líder de ventas. Presentado oficialmente en las últimas ediciones de las ferias de armas y caza más importantes del sector (Shot Show en Estados Unidos e IWA en Alemania), el 783 aterriza en el mercado armamentístico con un doble objetivo: hacer olvidar al frustrante Remington 770, y acabar convirtiéndose en el rey de los rifles de caza económicos, o por ser más exactos, de los rifles de caza con acción de cerrojo, culata sintética, y un precio de venta inferior a 700 euros.

Hace ya varios años que estamos asistiendo a la proliferación en el mercado armero de  cada vez más modelos de rifles de caza que responden a estas características. El que se encargó de abrir el camino, y el que desde entonces ha liderado este cada día más importante nicho de mercado, ha sido el Marlin X7. Este rifle, al que en un artículo anterior publicado en este mismo medio nosotros ya calificamos como el rifle de las “3 Bs” (bueno, bonito y barato), ha marcado la pauta a seguir para todos sus predecesores, quienes han intentado arrebatarle una parte del pastel basándose en las mismas premisas en las que se ha sustentado su éxito: unos acabados espartanos pero funcionales, una acción y un disparador sencillos y fiables, un rendimiento y unas prestaciones adecuadas a su posible empleo, y un precio de venta realmente competitivo. Todas estas características han conseguido que en los últimos dos años el rifle Marlin X7, en sus diferentes calibres y versiones, se haya convertido en todo un líder de ventas, tanto dentro como fuera de España.

remington_783_cerrojo
Detalle de la cabeza y la uña extractora del cerrojo, apoyado en el cargador del 783
A la sombra del Marlin X7 han ido apareciendo cada vez más tipos de rifles de caza económicos, teniendo como punto culminante este año 2013, en el que han emergido dos nuevos modelos con muchas opciones de desbancarle de su puesto hegemónico. Uno de ellos fue el rifle Thompson Venture, el cual también aspira a convertirse en una buena alternativa para aquellos cazadores que buscan un rifle de cerrojo con un precio ajustado y unas condiciones óptimas para la práctica de distintas modalidades cinegéticas. El otro gran aspirante es este nuevo Remington 783, el cual apenas lleva unos meses en el mercado español y que hemos tenido la oportunidad de probar y conocer en profundidad gracias a la colaboración de Borchers, SA, importador y distribuidor de las armas Remington en España, y de la armería Calvete de Valencia.

Las apariencias no engañan
A veces, la sabiduría popular se equivoca, y dichos tan extendidos como aquel que reza que “las apariencias engañan”, no siempre acaban cumpliéndose en el sector de las armas de fuego. Así al menos nos ha sucedido a nosotros con el Remington 783, al que desde el primer momento podemos calificar como de rifle honesto. Y es que esta arma no engaña, enseña todo lo que tiene y no oculta ninguna de sus muchas virtudes ni de sus pocos defectos.

rem783_disparador
El disparador CrossFire del 783 puede regularse a gusto del usuario entre 1,1 y casi 2,3 kg
Así, nada más sacarlo de la caja, el Remington 783 nos recibe con una culata de plástico, con unos picados especiales en la zona del guardamanos y del pistolet destinados a mejorar el agarre del arma, y que, sinceramente tiene un mejor aspecto exterior que la del Marlin X7. De la misma forma, el 783 no oculta en su propia culata uno de sus principales errores de diseño, al menos en nuestra opinión, que es la idea de volver a colocar sobre la propia culata unos agujeros especiales para colocar la correa portafusil. Es algo que viene heredado del decepcionante Remington 770 y que consideramos que no sólo limita las posibilidades de colocar un bípode o cualquier apoyo delantero, sino que además le antojamos una vida útil sensiblemente inferior a la de los clásicos tornillos o piezas metálicas que montan el resto de rifles para esos menesteres.

Aun así, el aspecto general del arma sigue siendo bastante positivo, sobre todo si nos fijamos en otros elementos más cuidados, como su cantonera de gel Remington SuperCell para reducir el retroceso generado tras cada disparo, o su cañón completamente flotado de 22” (56 cm) de largo y un paso de estría de 1:10”, medidas estándar para las versiones en calibres .30-06 (el modelo que nosotros probamos), .270 Win y .308 Win. Para la versión Magnum del calibre 7mm Rem Mag, el rifle se sirve con un cañón de 24” (61 cm) y un paso de estría de 1:9.25”. Otro buen detalle que incorpora de serie el Remington 783 es su cargador extraíble, con capacidad para 4 cartuchos, y que está fabricado con una mezcla de aluminio en su parte interna y polímero en su base.

remington783
Espacio habilitado para la colocación de la correa portafusil en la culata sintética del 783
La acción de cerrojo del 783 es similar a la que desde su lanzamiento ha acompañado al Remington 700, mundialmente conocido por su contrastada fiabilidad y resistencia. Tanto la acción interna, como el diseño de la maneta y la cabeza del cerrojo del 783 recuerdan a este famoso sistema, el cual garantiza una óptima alimentación y extracción de los cartuchos utilizados. Por lo que respecta a su disparador, Remington ha apostado por colocar en su nuevo rifle económico el mismo modelo CrossFire que utiliza en otros rifles de la marca. Tal y como pudimos comprobar, el disparador sale regulado de serie con un peso de 1,6 kg, aunque el propio usuario puede ajustar su recorrido según sus preferencias entre 1,1 kg y casi 2,3 kg.

Para la extracción del cerrojo, el 783 dispone de un pequeño botón metálico, que actúa como palanca liberadora, y que está ubicado justo enfrente de la palanca del seguro manual. Si se presiona este botón, el cerrojo se libera y basta con tirar de él hacia fuera para sacarlo y poder echar un vistazo a la recámara. Y es que es precisamente aquí donde reside uno de los grandes secretos que explican el buen comportamiento y la notable precisión de este rifle. En este sentido, basta con asomarse a la recámara para comprobar que la acción y el cañón están completamente unidos mediante una pieza intermedia que hace que el headspace sea absolutamente exacto. Es decir, que el cartucho, una vez dentro de la recámara y con el arma acerrojada, queda completamente encajado, lo que favorece una salida del proyectil mucho más estable y un vuelo hasta el objetivo notablemente más preciso.

Prueba de tiro a 100 metros
remington_783_prueba
El armero M. A. Calvete disparando con el Rem 783 a 100 metros con munición Barnes
Analizadas las características exteriores del Remington 783, llegó el momento de testar su comportamiento en una situación de tiro. Para comprobar su rendimiento y ver si el rifle nuevamente no nos engañaba y cumplía con todo lo que aparentemente prometía, colocamos un blanco de tiro a una distancia de 100 metros, colocamos el rifle apoyado sobre una torreta delantera y un saquete trasero, y nos dispusimos a realizar una tirada de prueba. Para nuestro test decidimos utilizar munición comercial de caza, en concreto cartuchos Barnes VOR-TX con proyectil Tipped TSX del calibre .30-06, y un visor Bushnell ELITE 4200 2.5-10x50 con retícula iluminada 4A. Para colocar el visor sobre el Remington 783, el cual se entrega de serie sin ningún tipo de elemento de puntería ni bases ni carriles (una desventaja con respecto al Marlin, el cual sí que sale de serie con un raíl Picatinny montado sobre un cajón de mecanismos), utilizamos 2 bases Warne de acero, en concreto las mismas que se comercializan para el anclaje delantero de los rifles Remington 700.

Con el rifle ya preparado, realizamos un par de disparos de prueba. Tras la pertinente corrección de la mira telescópica y una vez centrado el conjunto rifle-visor, efectuamos una nueva serie de 3 disparos, los cuales colocamos en un pequeño grupo inferior a 3cm, lo que a 100 metros constituye una sorprendente agrupación prácticamente sub-MOA. El último de los disparos fue además el que más se alejó del grupo, provocado seguramente por el exceso de temperatura que ya estaba alcanzando el cañón del 783. En este sentido, conviene recordar que este nuevo fusil desarrollado por Remington está pensado para la caza, donde los disparos no se repiten con tanta celeridad como en las competiciones de tiro deportivo de alta precisión, y por lo tanto no se requiere el empleo de cañones acanalados o de mayor grosor que soporten mejor los excesos de calor generados por una larga tanda de disparos.

rem783_pistolet
Detalle del pistolet del nuevo 783
Esta excelente agrupación nos dejó realmente sorprendidos y con la sensación inicial de que Remington esta vez sí que había dado con la tecla. Tal vez la experiencia acumulada con el exitoso Marlin X7, un rifle que no olvidemos pertenece al mismo holding Freedom Group que Remington Arms, o el simple hecho de haber aprendido de los errores de su denostado 770, sean las causas de este acertado nuevo diseño, el cual por poco más de 600 euros ofrece un rendimiento sobresaliente. En definitiva, una excelente opción para todos aquellos que buscan un rifle de caza económico, con una acción de cerrojo fiable, con un sistema de disparo preciso y regulable, y a los que nos les importe vestir su arma con una culata de polímero ni disponer de ningún elemento de puntería de serie. Eso sí, seguro que para muchos de ellos el precio del nuevo Remington 783 lo compensa todo.




remington_783
El nuevo Remington 783 con el cerrojo abierto, culata sintética, cañón de 22" y un visor Bushnell ELITE 4200 montado sobre unas bases Warne de dos piezas




Publicidad
Publicidad

Facebook Armas.es

Encuesta

¿Quién monta los accesorios de tu arma?

Suscríbete a armas.es

periodico armas suscripcion

Último Periódico Armas.es

armas periodico 69 dragunov minuatura

SALIR DEL ARMERO

Atrevete a salir del Armero