Benelli M4 Super 90: la escopeta de los US Marine Corps

Benelli M4 Super 90: la escopeta de los US Marine Corps

Arma larga
2.75 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 (2 Votos)
benelli_M4_super90_hoEl lanzamiento de la Benelli M4 Super 90 se produjo en 1998 y el hecho de ser un arma semiautomática supuso su principal característica evolutiva frente a las demás escopetas de combate existentes hasta el momento. 14 años después de su nacimiento, probamos su eficacia y fiabilidad.
01_benelli
La Benelli M4 Super 90 está considerada como una de las mejores escopetas de combate del mercado
El lanzamiento de la Benelli M4 Super 90 se produjo en 1998 y el hecho de ser un arma semiautomática supuso su principal característica evolutiva frente a las demás escopetas de combate existentes hasta el momento. Si bien es cierto que modelos como la Benelli M1, M2, M3 o la H&K 512 llevaban en el mercado más de una década, la particular toma de gases de la M4 Super 90 supuso un hito en la fiabilidad de este tipo de escopetas de combate.

El sistema ARGO de Benelli aplicado a este arma en particular, consiste en una doble toma de gases autorregulada y autolimpiable que opera a escasos centímetros del fin de la recámara. Está conformada por dos orificios por los que penetran los gases para mover dos sencillos pistones, que a su vez empujan el cerrojo hacia atrás. Este eficiente sistema permite que la escopeta funcione a la perfección con cargas que van desde los 24 gramos hasta más del doble. Este hecho facilita que la escopeta dispare la mayor gama de cartuchos policiales de uso común, desde perdigón en cargas de 24 o 28 gramos para la instrucción, pasando por cartuchos con 6 postas de bajo retroceso, beanbags o saquetes de perdigones, cartuchos rompe puertas o door breaching, diferentes tipos de perforantes, balas de 28 a 40 gramos, postas comunes o perdigón del 00.

02_benelli
Además de táctica, la M4 Super 90 es una escopeta muy bonita
Una vez reseñada su más destacable característica, repasaremos las demás en menor profundidad. La escopeta Benelli M4 Super 90 dispone de multitud de configuraciones de culata posibles. En Lejarazu Sport hemos tenido oportunidad de probar la versión táctica con pistolete y culata telescópica ajustable. Si bien es cierto que es su versión civil, con dos únicos puntos de extensión, es decir, a la mínima y máxima longitud, la versión de este arma que sirve en los Marines de EEUU cuenta con 2 puntos de extensión extra para adecuar la longitud de la misma a las variables dimensiones de cualquier miembro de dicho cuerpo. Este arma también se encuentra con culata fija tradicional o fija con pistolete para países que dispongan de una legislación más restrictiva al respecto. El hecho de incluir un pistolete en la mayoría de las versiones hace su manejo mucho más rápido e intuitivo, a la vez que ayuda a controlar el retroceso y permite una “conducción táctica” del arma más eficiente.

El cajón de mecanismos es un elemento tradicional Benelli, similar al que estamos acostumbrados a encontrar en escopetas de caza. Merecen una mención especial su seguro y palanca de cerrojo sobredimensionados, los cuales pueden considerarse indispensables en un arma de uso táctico o policial, que en muchas ocasiones requerirá su uso con guantes o en situaciones de estrés.  En el mercado pueden encontrarse palancas de corredera aún mayores y botones de retenida sobredimensionados, aunque no se hacen necesarios.

El cerrojo es fiabilidad italiana en estado puro. Se trata de un Sistema Benelli moderno que se viene incorporando en las armas de este fabricante desde los años 90, fosfatado en este caso para encajar en las necesidades operativas del arma. La principal diferencia frente al comercial de las escopetas inerciales estriba en la ausencia de muelle alguno entre el cabezal giratorio de dos tetones y la masa del cerrojo, debido a que al disponer de un funcionamiento por toma de gases ARGO, en este arma no es necesario. Sobre el cajón de mecanismos podemos encontrar un raíl Picatinny Mil-Spec sobre el que colocar toda clase de elementos ópticos de puntería, siendo el holográfico o un punto rojo tradicional las configuraciones más usuales. Tras este carril se encuentran las miras Ghost Ring. Estos elementos de puntería, tan extendidos en escopetas de combate, permiten un ajuste en elevación y deriva de lo más preciso. A su vez, cuentan tanto en su parte frontal como trasera, con sendos insertos de auto luminiscentes destinados a permitir su visualización en entornos de baja luminosidad.

03_cierre
Cierres de dos escopetas Benelli completamente desarmados
El cañón de la Benelli M4 Super 90 que dispusimos para las pruebas era la versión de 47 cm, mientras que también existe una versión compacta de la M4 con un tubo de tan solo 35 cm. En esta ocasión probamos la versión con chokes, aunque la entregada a los Marines de EEUU disponía de un estrechamiento fijo de cilíndrico mejorado o cuatro estrellas.

El particular guardamanos de este arma, fabricado en polímero de alta resistencia, se divide en dos mitades que facilitan su montaje y desmontaje, además de contener un rayado que nos permitirá asir el arma con firmeza en cualquier situación. Esta pieza está atravesada por un cargador tubular con capacidad para 7 cartuchos de longitud estándar o 6 de tipo Magnum, aunque en nuestro país se encuentra limitado a 4 cartuchos desde origen. Finalmente, para concluir la descripción de esta escopeta de combate, queda resaltar que todas sus partes metálicas están fosfatadas e incluyen tratamientos destinados a evitar los brillos y la corrosión. Continuando con estas necesidades tácticas, la Benelli M4 Super 90 dispone de dos anclajes para correajes en su culata y bajo el cañón, mientras que existe la opción de añadir una fijación para correa de un único punto entre el cajón de mecanismos y la culata.

Los Marines y el Joint Service Combat Shotgun
En 1998 el ejército estadounidense convocó un concurso cuya finalidad era dotar a sus Marines de una nueva escopeta que cumpliese con los requerimientos de los nuevos tiempos en los que se encontraban. El fabricante italiano Benelli acudió al mismo con su escopeta modelo M4 Super 90, la cual pasó a denominarse XM1014 mientras se extendiese la duración del concurso. Dicha evaluación, también conocida como Joint Service Combat Shotgun, requería pasar con éxito una serie de rígidas pruebas de funcionamiento, precisión, calidad, resistencia y mantenimiento.

01_Benelli-M4-Super-90-Anti-Riot
Benelli M4 Super 90 con munición antidisturbios
En lo que a precisión se refiere, la prueba consistía en que a una distancia de 40 metros, al menos 5 de las 9 postas que contiene un cartucho ordinario 00 Buck impactasen sobre una silueta humana en el 50% de los disparos. Tras la finalización de la prueba, se comprobó que la Benelli M4 Super 90 consiguió al menos 6 impactos sobre el 100% de los blancos, lo cual demuestra una precisión y capacidad de plomeo excelentes y muy por encima de lo requerido. La siguiente prueba, más llamativa, requería un funcionamiento sin problemas para 10.000 disparos. En este caso, la Benelli M4 Super 90 consiguió efectuar más de 25.000 disparos sin necesidad de sustituir ninguna pieza del arma.

El mantenimiento es otra característica que deben cuidar las armas destinadas al campo de batalla. El concurso reseñaba que el desmontaje del arma no podía alargarse más de 60 segundos, y en el caso de la XM1014 el tiempo se fijó en 45 segundos. A su vez, tan solo se requerían 10 minutos para su limpieza, lubricado y mantenimiento, frente a los 20 estipulados.

04_Benelli-M4-Super-90-Lowers
Diferencias en los cajones de mecanismos de una Benelli de caza y la M4 Super 90
Pruebas de campo
A lo largo del pasado mes de julio, la Academia de Policía Vasca situada en Arkaute (Álava) nos brindó la oportunidad de utilizar sus magníficas instalaciones para realizar la prueba de la Benelli M4 Super 90 que ilustra este artículo. Durante el transcurso de la mañana, en compañía del instructor de tiro táctico policial Félix Ibáñez, se llevaron a cabo una serie de pruebas de tiro en la galería de 50 metros, que detallaremos a continuación.

Comenzamos la mañana disparando a 50 metros con bala, a fin de comprobar la regulación de los elementos de puntería. Disparamos un grupo de 5 cartuchos de la munición Federal Tactical Truball Rifled Slug HP. La homogeneidad que demostró esta munición de 28 gramos, junto a las adecuadas características de la Benelli M4 Super 90 para dispararla, quedaron demostradas en el buen grupo resultante, cuya dispersión horizontal estuvo motivada por la falta de referencia donde apuntar en el blanco. A continuación, con el objetivo de ajustar las miras, procedimos a efectuar otro grupo de 5 disparos en los que se puede comprobar el ajuste entre los mismos y con los que el arma ya quedaría puesta a tiro para el resto de la prueba.

En el paso siguiente, efectuamos una mezcla de munición de lo más variopinta en cuanto a gramajes y números de perdigón, con los que demostrar la polivalencia del arma. Para ello, se alimentó la escopeta con cinco cartuchos entre los que podía encontrarse 50 gramos con perdigón del 2, 36 gramos del 00, 32 gramos del 7 ½, 28 gramos del 8 con vaina de cartón, y 24 gramos del 7 ½. En secuencias rápidas de disparo, la Benelli M4 Super 90 vació todos los cartuchos de su interior sin ningún tipo de problema ni interrupción. Una vez efectuadas estas pruebas más o menos ordinarias, se procedió a disparar cartuchos de uso policial y comprobar sus efectos.

02_Benelli-M4-Super-90-Front-Sight
Punto de mira delantero de la M4
El primer tipo de cartucho utilizado fue un Clucas Hatton Mk1, una munición del tipo “door breaching” muy utilizada entre finales de los 90 y principios de la década anterior a la que nos encontramos. A falta de una cerradura o bisagra contra la que disparar esta munición, se empleó contra una chapa de acero de 8mm a escasa distancia. Para el uso de esta munición es recomendable utilizar un choke exterior perforado que permita apoyar el arma contra el obstáculo a destruir. No obstante, disparando a una distancia moderada que permita a los gases salir del tubo antes de que el proyectil frangible del cartucho toque el obstáculo, también se puede disparar con seguridad. Tanto en este caso de disparo a corta distancia, como en uno efectuado a unos 5 metros, el proyectil impactó contra la chapa causándole una abolladura considerable y fragmentándose en una nube de polvo. Cabe reseñar que el empleo de esta munición no impide que la Benelli M4 Super 90 automatice, por lo que tras retirar el hipotético obstáculo, el arma queda lista para efectuar sucesivos disparos con otros tipos de munición.

Continuando con los tests, el siguiente cartucho que probamos desde unos 15 metros contra la chapa de 8mm fue un cartucho francés P.A.R. de flecha perforante. En este caso, la placa de acero poco pudo hacer
03_Benelli-M4-Super-90-Ghost-Ring-Sight
Mira trasera Ghost Ring de la M4
contra los más de 500 m/s que ofrecía dicho proyectil perforante, quedando agujereada tras la detonación. Según nos comentó Félix, este cartucho es el que usa la Gendarmería francesa en los controles de carretera, debido a su alta capacidad de detener un coche en marcha disparando al bloque de su motor. Finalmente y dejando la prueba más complicada y espectacular para terminar, se efectuó un disparo tratando de emular una de las pruebas que permitió a la Benelli M4 Super 90 cumplir con los requerimientos del programa Joint Service Combat Shotgun de los Marines de EEUU. Si bien este programa establecía la distancia de tiro en 40 metros, debido a un error de transcripción de la prueba, el disparo se efectuó a 50 metros con un cartucho 00 Buck cargado con 9 postas. En este caso, el arma consiguió que al menos 6 impactos se contabilizaran en el interior de la silueta, quedando otros dos a 1 y 6 centímetros de la misma, que en caso de reducir la distancia en los 10 metros extras añadidos por error, a buen seguro habrían quedado también dentro de la misma o muy próximos a ella.

Conclusiones

Tras la completa puesta a prueba de la Benelli M4 Super 90 se puede afirmar sin temor a equivocarse que estamos ante una de las mejores escopetas semiautomáticas de uso táctico que en la actualidad se encuentran en el mercado. Una sencilla toma de gases ARGO, junto a un sistema de cerrojo más que probado, le confieren un funcionamiento impecable. Mientras tanto, sus elementos de puntería, culata y pistolete facilitan que nuestros disparos se dirijan en todo momento hacia el blanco. Todo esto añadido a la facilidad para su desmontado y limpieza, así como a la durabilidad de sus piezas, hacen de la Benelli M4 Super 90 un arma a la que se pueden confiar nuestras vidas.
05_Federal-Tactical-Truball-Rifled-Slug-HP-Parts
Cartucho desmontado Federal Tactical Truball Rifled Slug HP


PD: A continuación se muestra el vídeo en HD sobre el análisis y las pruebas efectuadas sobre la Benelli M4 Super 90:
www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=vG6E1wFN7dQ








Publicidad
Publicidad

Facebook Armas.es

Encuesta

¿Quién monta los accesorios de tu arma?

Suscríbete a armas.es

periodico armas suscripcion

Último Periódico Armas.es

armas periodico 69 dragunov minuatura

SALIR DEL ARMERO

Atrevete a salir del Armero