Remington 40-X TDR Custom Shop: Un rifle táctico con acabados de lujo

Remington 40-X TDR Custom Shop: Un rifle táctico con acabados de lujo

Arma larga
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1
remington_40x_tdr_hoEl Custom Shop de Remington es mundialmente conocido por ser la cuna de algunos de los rifles más precisos del planeta. Una de sus últimas aportaciones al mercado español es el nuevo rifle Remington 40-X TDR en calibre .308 Win.
remington_40x_tdr_01
Remington 40-X TDR en su maletín original
El Custom Shop de Remington es mundialmente conocido por ser la cuna de algunos de los rifles más precisos del planeta. En este exclusivo taller trabaja un pequeño grupo de técnicos y maestros armeros altamente cualificados que dan una cuidada atención personal a cada una de las armas que aquí se elaboran. Desde el año 1816, el Custom Shop de Remington se ha forjado una loable trayectoria a base de dos criterios básicos e insustituibles: calidad y precisión; características que están presentes en todas las armas que llevan este reconocible sello. Una de las últimas en introducirse en el mercado español es el nuevo rifle Remington 40-X TDR en calibre .308 Win. Un equipo de Armas.es ha tenido la oportunidad de probar en primicia este nuevo rifle de cerrojo nacido del Custom Shop y que se presenta como una de las novedades en armas largas más importantes del año 2010 para el mercado español.

Cuando la casa Borchers, importadora y distribuidora oficial en España de las armas Remington, contactó con nosotros para presentarnos este nuevo rifle nos sentimos muy ilusionados porque nos dieran la oportunidad de tener en nuestras manos un rifle surgido del Remington Custom Shop. No era la primera vez que veíamos un rifle de estos (uno de nuestros colaboradores tiene un modelo 40-XB), pero sí era la primera vez que íbamos a poder comprobar de primera mano las virtudes de estas exclusivas y sofisticadas armas. Para descubrir todos los detalles que encierran estos rifles hechos a medida, contamos una vez más con la colaboración de Miguel Ángel Calvete, excelente tirador de arma larga y propietario de la armería valenciana que lleva su propio nombre. Miguel Ángel es además el dueño del Remington 40-XB que habíamos mencionado anteriormente, por lo que sus conocimientos sobre los rifles y las acciones de esta marca están más que contrastados.

remington_40x_tdr_06El 40-X TDR (Target Deployment Rifle) es un fusil con un diseño compacto y un acabado en tonos negros que acentúa su carácter táctico. A simple vista, uno de los aspectos que más llama la atención de este nuevo fusil es su cañón de sólo 20 pulgadas (50,8cm). A los más puristas aficionados al tiro con rifle a larga distancia, seguramente les parecerá un cañón demasiado corto; pero después de probarlo y ver sus excelentes agrupaciones, tal vez su opinión cambiaría. Si lo analizamos desde un punto de vista teórico, la longitud del cañón no debería influir decisivamente en la precisión de un rifle (sobre todo, hasta distancias inferiores a 500 metros). Donde sí debería hacerlo es en la velocidad que alcanza el proyectil. Sin embargo, a pesar de estos supuestos, la moda entre los tiradores que participan en competiciones de esta modalidad es equipar sus armas con cañones cada vez más largos. De todos modos, tal y como veremos en la prueba de tiro que hicimos con este rifle, no se necesita un cañón de 26 o 28 pulgadas para dejar bien agrupaditos un puñado de impactos.

Un auténtico rifle táctico
remington_40x_tdr_02Cuando abres la maleta de transporte que acompaña a este rifle y te encuentras con él, la primera idea que te viene a la cabeza es el innegable aire táctico que rezuma el arma por los cuatro costados. Esto es debido, en gran parte, a su culata sintética, su cantonera de goma, y su cañón flotante de acero, elementos que aportan al rifle un acabado imponente. Además, el rifle viene de serie con un freno de boca roscado en el cañón que incluso acentúa su vertiente táctica. Sobre el cajón de mecanismos, este modelo también dispone de un pequeño carril táctico tipo Picatinny que permite la instalación cómoda y rápida de una mira óptica. En nuestro caso, Borchers nos entregó el rifle equipado con un espectacular visor Kahles 624 de 6-24x56 aumentos y retícula tipo Mil-Dot. Por último, junto a la maneta del cerrojo, y justo arriba del disparador, está ubicada la palanca del seguro, movible manualmente en dos posiciones: seguro (S) y fuego (F). Como nota curiosa, y que pone de manifiesto la extrema novedad de este Remington 40-X TDR, el número de serie del modelo que pudimos probar era el RRX0000002.

remington_40x_tdr_07
Disparando sobre blancos a 100 metros
Aunque nos hubiera gustado probar este rifle a una distancia superior, tuvimos que conformarnos con hacer las pruebas de tiro a una distancia de 100 metros. Para efectuar la prueba utilizamos una caja de munición comercial Remington Premier Match con proyectiles de 168 grains. Colocamos un bípode sobre los tornillos de la parte delantera, ajustamos el visor y apoyamos la culata sobre un saquete en su parte trasera. Sobre un blanco estándar ubicado a 100 metros realizamos la primera serie de disparos. Lo que más nos llamó la atención en esta ronda inicial fue el espectacular fogonazo que podía verse a través del freno de boca después de cada disparo. Esto, unido al potente sonido generado, propició que muchos curiosos se acercaran a nuestro puesto de tiro para ver con qué arma estábamos disparando. “¿Y ese qué modelo es?, ¿es nuevo, verdad?, ¿cómo tiene un cañón tan corto?”, nos preguntaron los curiosos. Después de responder a sus dudas, continuamos con la prueba. Decir a este respecto que nos sorprendió la dureza inicial del disparador. Como es lógico en un rifle de estas características, esta dureza se podía regular, aunque preferimos seguir disparando con las mismas condiciones para no alterar los resultados de la prueba.

remington_40x_tdr_08
Detalle del visor, el cerrojo y la culata
En general, y después de haber realizado unos 30 disparos, podemos decir que los resultados fueron más que positivos. Miguel Ángel Calvete, por ejemplo, consiguió una agrupación excelente y que le hubiera reportado una jugosa puntuación en un campeonato de tiro. Y todo con un arma “sin tocar” y con munición comercial. Lo que podrían mejorar por tanto estos resultados con un rifle bien ajustado y con cartuchos debidamente recargados… Aún así, es evidente que este Remington 40-X TDR ya sale del Custom Shop con las teclas muy afinadas. Esos ajustes personalizados y realizados por los más prestigiosos maestros artesanos son los que marcan la diferencia entre este rifle y un Remington 700 estándar. Evidentemente, ambos son buenos rifles y con ellos se pueden lograr buenos resultados; pero los ajustes y los acabados del modelo Custom Shop son muy superiores. En cualquier caso, según nuestro juicio, el tiro de alta precisión a larga distancia posiblemente no sea el punto fuerte de este 40-X TDR. Nosotros más bien lo vemos como un arma táctica, más orientada hacia un uso por parte de tiradores de elite de las fuerzas del orden, que hacia tiradores puramente deportivos. Su tamaño compacto, su ligereza y sus prestaciones así nos lo indican. Aunque también es cierto que si algún civil se encapricha con este modelo se estará llevando a casa un rifle de excelentes prestaciones con el que, a buen seguro, conseguirá grandes resultados.

La elección perfecta
remington_40x_tdr_04
Inscripción "Custom Shop" sobre el cañón
Como decimos, bajo nuestro particular punto de vista el nuevo Remington 40-X TDR sería un rifle perfecto para un tirador de elite, sobre todo para un profesional de algún cuerpo policial o unidad específica preparada para la lucha antiterrorista en entornos urbanos. Como quedó demostrado en la prueba de tiro, los apenas 51cm de su cañón son más que suficientes para lograr un disparo certero en distancias asequibles para un tirador experto (100-200 metros). Apostado en lo alto de un tejado, apoyado en un vehículo o sobre el alféizar de una ventana, este profesional de las fuerzas del orden requiere un tipo de arma como este 40-X TDR para cumplir con éxito su misión. En su trabajo nada puede fallar, y mucho menos ningún detalle puede quedar en manos del azar, por lo que se necesita contar con un arma prácticamente infalible. Este Remington Custom Shop bien podría serlo, tanto por la calidad de sus ajustes y acabados, así como por la propia potencia de su calibre .308 Win. Eso sí, como sucede en la mayoría de estos casos, tal vez el único inconveniente de este rifle sea su precio (superior al de sus “hermanos” 700 Police y compañía). Aunque, como suele decirse popularmente, la calidad se paga. Y en este caso, el 40-X TDR va sobrado de calidad.

Un visor apropiado
remington_40x_tdr_05
Retícula tipo Mil-Dot del Kahles 624
Uno de los aspectos a tener en cuenta a la hora de decantarse por un rifle de alta precisión, es la facilidad con la que se le puede montar una mira telescópica. En el caso del rifle que nos ocupa, esta cualidad se cumple con creces, ya que el Remington 40-X TDR está equipado de serie con un pequeño raíl táctico que permite la rápida y sencilla instalación de un visor o cualquier otro dispositivo óptico. Como hemos mencionado anteriormente, el ejemplar que Borchers nos entregó para realizar la prueba de tiro llegó de la mano de un visor Kahles 624. Esta sofisticada óptica destinada al tiro de alta competición, presenta una potencia de 6-24x56 aumentos y cuenta con una retícula tipo Mil-Dot (concretamente, es la que el fabricante denomina 6F Mil 1). Fabricado en Austria y distribuido en España por Borchers, el Kahles 624 se erigió como el complemento perfecto para este rifle del Custom Shop. Equipado con torretas tácticas con correcciones por clics (1/8 MOA por clic), el K624 presenta una longitud de 40,5 cm y un peso de 700 gramos. Estas características, unidas a la excelente visibilidad que ofrecían sus lentes, facilitaron enormemente la labor de los tiradores, quienes pudieron fijar el objetivo con mayor comodidad. Además de este Kahles 624, el mercado de visores tácticos ideados para el tiro con rifle a larga distancia presenta otras muchas alternativas, entre las que cabe destacar la representada por los espectaculares visores Nightforce, distribuidos en España por la armería Calvete de Valencia.

¿Por qué un Custom Shop?
remington_40x_tdr_03Llegados a este punto, y después de explicar con detenimiento todas las bondades y cualidades de este nuevo rifle de cerrojo 40-X TDR, cabe la posibilidad de que nos preguntemos: ¿merece la pena invertir más dinero en nuestra compra y decantarnos por un rifle nacido del Custom Shop en vez de por un clásico Remington 700 estándar?, ¿tanta diferencia hay entre uno y otro? Después de haber probado y disparado con modelos de los dos tipos, la respuesta es evidente. Sí que hay diferencia, y si se tiene la posibilidad, merece la pena invertir en un rifle Remington Custom Shop. En la web oficial de este departamento de maestros armeros, www.remingtoncustom.com, se especifica con claridad las características que identifican y diferencian a estos exclusivos modelos. Desde la versión destinada a la caza (modelos Hunter Grade), hasta los Tactical o los 40-X, todos estos rifles son armas de altísima calidad. Esto no quiere decir que el resto de rifles Remington no cumplan con su cometido, pero es evidente que los ajustes en los mecanismos y el cuidado de los detalles de estas armas “hechas a mano” merecen la pena. Desde luego, el Remington 40-X TDR .308 que hemos tenido ocasión de probar ha respondido con creces a las expectativas que en nosotros había despertado. Su comportamiento ha sido exquisito, logrando unas excelentes agrupaciones con munición comercial y sin ningún retoque. Ha sido sacarlo de su caja y responder con suficiencia. Una clara muestra de por qué las armas del Remington Custom Shop están entre las mejores del mundo.

Publicidad
Publicidad

Facebook Armas.es

Encuesta

¿Quién monta los accesorios de tu arma?

Suscríbete a armas.es

periodico armas suscripcion

Último Periódico Armas.es

armas periodico 69 dragunov minuatura

SALIR DEL ARMERO

Atrevete a salir del Armero