Blaser R93 LRS 2: La "línea recta" siempre es el camino más corto

Blaser R93 LRS 2: La "línea recta" siempre es el camino más corto

Arma larga
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1
Blaser R93 LRS 2: La
Gracias a su innovador cierre rectilíneo, la familia de rifles Blaser R93 ha alcanzado una gran popularidad entre los aficionados a las armas de todo el mundo. En este artículo probamos el modelo LRS 2 (Long Range Sport) en el potente calibre .300 Win Mag.
Blaser R93 LRS 2: La “línea recta" siempre es el camino más corto
Redacción Armas.es (23/01/2009)
El aspecto táctico del LRS 2 es imponente
Gracias a su innovador cierre rectilíneo, la familia de rifles Blaser R93 ha alcanzado una gran popularidad entre los aficionados a las armas de todo el mundo. Su cañón flotante con un diseño acanalado, su culata sintética fácilmente ajustable, y su disponibilidad en varios calibres son las principales características de este rifle alemán concebido con un único objetivo: ser el fusil más veloz del mercado.

Manejar un rifle de cerrojo Blaser es una experiencia incomparable. Acostumbrados a utilizar el clásico sistema de acerrojado Mauser (presente en la mayoría de fusiles de estas características), la primera vez que se acciona un cerrojo Blaser es realmente sorprendente. Sin apenas fuerza, el cerrojo se abre y se cierra en línea recta con sólo tirar de él. De esta forma, no es necesario levantar la aleta del cerrojo ni liberar ningún tetón. Toda la acción del Blaser se desplaza de una forma lógica y, sobre todo, muy rápida.

El .300WM está a medio camino entre el .308 y el .338LM
Gracias a la empresa Excopesa, afincada en León y distribuidora entre otras marcas de Blaser en España, hemos tenido la oportunidad de probar el rendimiento de un Blaser R93 LRS 2 en calibre .300 Winchester Magnum. Y tenemos que decir que, tanto el fusil como el calibre, nos han sorprendido positivamente. De hecho, como puede verse en las fotografías que acompañan a este reportaje, las agrupaciones obtenidas con esta combinación de LRS (Long Range Sporter) 2 y .300WM han sido sencillamente espectaculares. Desde la casa Blaser, se asegura que su LRS 2 es uno de los fusiles más precisos del mercado. De hecho, tal y como puede extraerse de su propia web, conseguir una “alta precisión, incluso con munición standard, fue uno de los principios rectores de su desarrollo". A decir verdad, después de nuestra prueba, podemos afirmar que lo han logrado.

Dadas las dificultades y los impedimentos actuales para poder disparar a una distancia acorde con las características de este tipo de arma, una vez más tuvimos que conformarnos con probar el rifle a 100 metros. Seguramente, este Blaser podría repetir los mismos buenos resultados que obtuvimos en nuestra prueba a distancias superiores (200-300 metros), pero aún así las agrupaciones logradas a 100 metros son muy meritorias. Sobre todo, teniendo en cuenta que la prueba se realizó con munición comercial y que en la misma intervinieron 3 tiradores distintos. Respecto a la munición, significar que los cartuchos utilizados fueron cartuchos de caza de la casa Norma (también distribuida en España por Excopesa) equipados con proyectiles “Plastic Point D-C" de 180 grains. Tal vez, esta munición más apropiada para caza no fuera la más conveniente para el tiro de precisión, pero aún así, el Blaser LRS 2 se comportó extraordinariamente.

Primer disparo: un 10
El Blaser LRS 2 cuenta con cerrojo rectilíneo
Una de las dianas con varios impactos en el centro
Ubicados en un puesto de tiro de la galería de 100 metros, el primer tirador desplegó las dos patas del bípode Harris que Excopesa nos envío ya incorporado al rifle, se ajustó la culata en altura y lateralmente, abrió las tapas del visor, lo reguló ligeramente, y tras unos segundos de absoluto silencio y máxima concentración, escuchamos la explosión producida por el .300 Win Mag. El tirador observó la diana a través del excelente visor Zeiss Victory Diavari 2,5-10x50 T* y exclamó: “ha sido un 10". Increíble, pero cierto. Con el cañón frío, el arma sin apenas regular, la munición comercial y de caza, sin haberse acostumbrado al recorrido del disparador… y sin embargo, consigue un impacto en el centro de la diana.

“Voy a hacer un segundo disparo, por si acaso", nos comenta el primer tirador entre la sorpresa generalizada de todos los allí presentes. Misma operación, y… ¡¡pam!! otro diez. “Está uno encima del otro, completamente agrupados", comenta el tirador entre gestos de satisfacción y ligera sorpresa. “Déjame probar ahora a mí", le pide un segundo tirador. Tras ajustarse levemente la culata sintética, este nuevo probador realiza dos disparos casi consecutivos y otra vez vuelve a agruparlos en un hueco de escasos centímetros. “Esto es una máquina", fueron sus primeras palabras tras levantarse de la mesa y quitarse los cascos de protección auditiva. A partir de aquí, ambos tiradores, junto a un tercero, fueron ejecutando disparos hasta agotar la munición que nos había enviado Excopesa. En este sentido, cabe destacar cómo en una ronda de unos 12 disparos consecutivos prácticamente ninguno se salió del 10.

Un visor de alta calidad
Para conseguir disparos tan precisos y semejantes agrupaciones, tan importante es muchas veces el arma, como el visor utilizado. Si un monoplaza de Fórmula 1 no puede lograr buenos registros con neumáticos de baja calidad, de la misma forma, un rifle de estas características, perdería muchas de sus notables prestaciones si no contara con una mira óptica de primera línea. Por este motivo, consideramos que el visor que Excopesa nos envió junto con el Blaser R93 LRS 2 merece un capítulo aparte. Como hemos mencionado casi de pasada anteriormente, el visor que utilizamos en la prueba de tiro fue un Zeiss Victory Diavari 2,5-10x50 T* con una retícula de 60 en segundo plano. Este tipo de retículas en segundo plano de imagen, siempre permanecen constantes a los ojos del tirador, de tal forma que van cubriendo cada vez menos objetivo a medida que el aumento se incrementa.



El movimiento del cerrojo es muy suave e intuitivo

Según informa la propia Excopesa, distribuidora en España de los productos Zeiss, este modelo Victory Diavari 2,5-10x50 T* tiene un precio aproximado de 1.925 euros, una cantidad que evidencia que estamos ante un visor de alta gama. Este precio, unido a los más de 3.000 euros del Blaser R 93 LRS 2 en calibre .300 Win Mag, hacen de este conjunto una opción a tener en cuenta para aquellos usuarios que estén interesados en adquirir una buena herramienta tanto para la caza mayor como para el tiro de precisión a larga distancia.

El innovador cerrojo rectilíneo diseñado por la compañía alemana poco a poco ha ido ganando más adeptos. Además de los cazadores y los tiradores deportivos, en los últimos años algunas unidades policiales han incorporado rifles Blaser equipados con este sistema de acción a sus equipos de dotación oficial. Este es el caso, por ejemplo, del GIPN francés (Grupo de Intervención de la Policía Nacional), cuyos tiradores de elite utilizan rifles Blaser Tactical 2. Esta arma comparte prácticamente la misma estructura y diseño que el R93 LRS2 objeto de nuestra prueba, diferenciándose básicamente en que el modelo Tactical va equipado de serie con un raíl táctico para montar un visor, y con un cañón roscado con freno de boca incluido.

Rifle Blaser LRS 2 (Long Range Sport) en calibre .300 Win Mag

Ficha Técnica

-Fabricante: BLASER
-País de origen: Alemania
-Calibre: .300 Win Mag
-Alimentación: Cargador extraíble
-Capacidad carga: 4 cartuchos
-Sistema de acción: Cerrojo rectilíneo
-Culata: Sintética regulable
-Cañón: Extraíble y acanalado
-Longitud del cañón: 650 mm
-Longitud total: 1.150 mm
-Peso: 4,8 kg (con visor)
-Báscula: De aleación de aluminio
-Presión del gatillo: 1.500 g aprox.
-Seguro: Manual
-Distribuidor en España: Excopesa
-Precio aprox: 3.400 euros
Publicidad
Publicidad

Facebook Armas.es

Encuesta

¿Quién monta los accesorios de tu arma?

Suscríbete a armas.es

periodico armas suscripcion

Último Periódico Armas.es

armas periodico 69 dragunov minuatura

SALIR DEL ARMERO

Atrevete a salir del Armero