PARA-ORDNANCE Black OPS: La belleza innata de una 1911 para operaciones especiales

PARA-ORDNANCE Black OPS: La belleza innata de una 1911 para operaciones especiales

Arma corta
3.5 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 (1 Voto)

El pasado año 2012 la firma PARA USA lanzó al mercado norteamericano una edición limitada de pistolas tipo 1911 bajo el nombre de “Black Ops”, y claramente enfocadas hacia un público profesional, habitualmente acostumbrado a batirse el cobre en operaciones tácticas encubiertas.

01_paraordnance_black
Pistola Para-Ordnance Black Ops .45 ACP

¿Puede quedar algo por decir de la archipopular 1911 que no se haya escrito ya en sus más de cien años de historia? Difícilmente, verdad; máxime cuando hace dos años toda la escena armamentística mundial celebró por todo lo alto su centenario con el lanzamiento de pistolas y modelos conmemorativos de la que, sin ninguna duda, podría catalogarse como la pistola de combate más famosa del mundo. Sin embargo, cuando todo parece inventado o publicado en este sector, siempre aparece un nuevo modelo que nos sorprende y nos hace replantearnos la eterna vigencia de este histórico y exitoso formato. En este caso, esa grata sorpresa llega de la mano de la firma PARA USA, quien en 2012 lanzó al mercado norteamericano una edición limitada de pistolas tipo 1911 bajo el nombre de “Black Ops”, y claramente enfocadas hacia un público profesional, habitualmente acostumbrado a batirse el cobre en operaciones tácticas encubiertas. Estas pistolas han aterrizado recientemente en el mercado español de la mano de Borchers, nuevo importador y distribuidor oficial de las armas PARA-ORDNANCE en nuestro país, a cuya colaboración debemos la posibilidad de elaborar este reportaje especial. También nos ha ayudado en esta misión la armería Proseg de Valencia, con quien realizamos las pruebas de tiro y rendimiento de esta espectacular pistola 1911 Black Ops. Una joya de la industria armera nacida para servir en los escenarios más conflictivos del planeta. Arrancamos nuestro análisis.

01_paraordnance
PARA 1911 con munición Remington Golden Saber

La pistola llegó a nuestra manos en un maletín rígido de plástico en cuyo interior se encontraba el arma y dos cargadores, ambos con la misma capacidad de carga: 8 cartuchos del calibre .45 ACP. Una vez extraída de una bolsa de plástico que la protegía de posibles golpes o arañazos, todos coincidimos en nuestra primera impresión: ¡es preciosa! Y es que, ciertamente se trata de una pistola muy bonita, realmente estética y muy del gusto de todos aquellos que pierden la cabeza por las pistolas tácticas o las armas “all black” (toda negra). Los grandes culpables de su incuestionable belleza son, por un lado, su atractivo acabado Ionbond PK2, presente en prácticamente toda la estructura del arma; y por el otro el diseño de sus cachas sintéticas y las inscripciones que figuran a ambos lados de su corredera. En el primer caso, los técnicos de la casa PARA han optado por fabricar esta pistola con este exclusivo tratamiento Ionbond PK2 que, además de conferir al arma un acabado completamente mate y anti reflectante, también le ofrece una extrema resistencia ante cualquiera de los agentes que habitualmente atacan y dañan nuestras armas cortas. Las superficies de su armazón, corredera y hasta el cañón están dotadas de este proceso Ionbond, un nitrato de titanio combinado con nitrógeno y carbono que da como resultado una materia tan dura y resistente como el diamante. Así lo ha corroborado un ex sargento del US Army y también campeón del mundo de tiro táctico, Travis Tomasie, quien ha constatado su óptimo rendimiento y resistencia al efectuar miles de disparos con esta pistola en uno de los test de tortura a la que fue sometida antes de su lanzamiento.

02_paraordnance
Toda la pistola está acabada en un sobrio y elegante color negro mate

En segundo lugar, por lo que respecta a su empuñadura, los diseñadores de PARA-ORDNANCE han optado por montarle unas cachas sintéticas G10 con un agresivo patrón, perfectamente mecanizado, que ofrece una mejorada superficie de agarre. Así lo hemos constatado, empuñando el arma tanto con guantes tácticos como sin ellos, y lo cierto es que su agarre es prácticamente inmejorable, evitando el cuadrillado de sus cachas que el arma se deslice o resbale de nuestras manos. Para personalizar e identificar claramente esta nueva pistola táctica, los responsables de esta compañía estadounidense afincada en Charlotte, han optado por insertar dos inscripciones en su estilizada corredera. Por un lado, encontramos grabado el lema “PARA 1911”, que da nombre al modelo genérico; y por el otro, figura la inscripción “Black OPS” junto al dibujo de una calavera alada. Un diseño que acentúa todavía más su carácter de pistola de combate.

Precisión Match
Tal y como pudimos verificar en nuestra prueba de tiro, de la que hablaremos un poco más adelante, esta PARA-ORDNANCE Black Ops 1911 se comporta de la misma forma que el resto de pistolas de la marca norteamericana. Es decir, que posee una precisión Match garantizada y un comportamiento óptimo recién salida de fábrica. En este caso, la responsabilidad de este notable rendimiento obedece principalmente a su cañón de 5” (12,7 cm) y lo bien afinado y ajustado de su disparador. Todas las piezas que componen esta joya armera están ajustadas al milímetro, con precisión de cirujano, de tal forma que una vez regulados y centrados sus elementos de puntería no resulta muy complicado colocar los proyectiles en la zona noble del papel. Esta es una de las grandes diferencias entre esta pistola PARA Usa y otros modelos tipo 1911 de otras firmas, los cuales para empezar a ser precisos necesitan un cierto rodaje y afinación por parte del tirador. Con esta Black Ops 1911, basta con sacarla de la caja y empezar a sumar puntos.

05_paraordnance
Disparando a 2 manos con la Black Ops

Por lo que respecta al resto de su figura, la PARA-ORDNANCE Black Ops 1911 es completamente fiel a las clásicas líneas de la mítica pistola ideada hace más de cien años por el genial Sammuel Colt. Por este motivo, no faltan en su diseño elementos tan característicos como el seguro de empuñadura, el colín trasero sobre el que descansa su martillo, su seguro de aleta manual, y por supuesto, el calibre .45 ACP, el eterno compañero de baile de la pistola americana por excelencia.

Del sistema de miras de esta exclusiva pistola conviene destacar que está compuesto por un punto delantero de fibra óptica de color rojo, perfectamente protegido por una pieza de polímero, y una mira trasera regulable en altura y deriva, lo que permite variar el punto de impacto a gusto del tirador. Completamente intuitivas y rápidas a la hora de encarar un objetivo, estas miras no son el único elemento óptico que puede acoplarse a esta pistola de combate. En este sentido, la Black Ops 1911 dispone de un raíl táctico ubicado justo debajo de su cañón que permite la instalación de un pequeño módulo de iluminación, un puntero láser, o ambos sistemas al mismo tiempo.

El .45 sigue siendo el rey

04_paraordnance
Detalle de la ventana de expulsión de la 1911 Black Ops, con la inscripción .45 ACP

Aunque en los últimos años varios fabricantes se han atrevido y han alcanzado gran fama internacional con la producción de diversos modelos de la 1911 en calibre 9mm Parabellum o .40 S&W, el calibre .45 ACP sigue siendo el gran referente cuando se habla de esta legendaria pistola. Como no podía ser de otra forma, esta PARA-ORDNANCE Black Ops también se alimenta con este potente calibre, tan del gusto de los tiradores y profesionales de la seguridad americanos, y tan ciertamente poco difundido en nuestro país. Para nuestra prueba de tiro utilizamos munición comercial Fiocchi de 230 grains y punta semiblindada, una carga idéntica a la que dio origen a este célebre cartucho hace ya más de cien años. Y es que fue en 1905 cuando otro de los grandes genios de la industria armamentística, el famoso John M. Browning, diseñó y desarrolló un cartucho con un proyectil de 0.45” de diámetro (11,43mm), un peso de punta de 230 grains y una velocidad en boca superior a los 800 pies/segundo. Nacía así el mítico .45 ACP (Automatic Colt Pistol), un calibre que desde entonces vivió estrechamente ligado a la pistola Colt M1911 y a todas sus posteriores variantes y derivados.

Tremendamente potente y con un notable poder de parada (stopping power), sobre todo si se utiliza con proyectiles de punta hueca como en los cartuchos Golden Saber de Remington, este calibre se ha erigido como una de las opciones preferidas por los profesionales de la seguridad pública y privada de Estados Unidos, especialmente entre agentes de policía, quienes por lo visto no encuentran un inconveniente demasiado importante en el hecho de que un arma de este calibre necesite un armazón y un diseño más grande, así como una menor capacidad de fuego. Sobre todo si se compara con el mundialmente usado 9mm Parabellum. Para sus acérrimos defensores, esta combinación entre un sistema 1911 y el calibre .45 ACP es sin duda la mejor opción para un arma corta de combate, por lo que no es de extrañar que esta pistola PARA-ORDNANCE Black Ops haya sido muy bien recibida entre los profesionales del país de las barras y estrellas.

A 10 y a 25 metros

05_paraordnance_black
Detalle de la boca de fuego, con el punto de mira delantero en color rojo

Dado que consideramos que esta pistola es, ante todo, una excelente herramienta de trabajo para determinadas operaciones especiales, decidimos arrancar nuestro particular test de rendimiento con una prueba de tiro a 10 metros. Colocamos los blancos de precisión a dicha distancia, rellenamos uno de los cargadores monohilera con los que se suministra el arma, lo introdujimos en espacio habilitado dentro de la empuñadura, cerramos la corredera, y enrasamos las miras apuntando al centro de la diana. En esta primera tanda, no hicimos ningún cambio más: ni modificamos el recorrido de su disparador, ni regulamos su mira trasera… nada. Tal y como sacamos la pistola de su maletín es como íbamos a probar su comportamiento. Y lo cierto es que el resultado fue excelente. Todos los impactos se colocaron en la zona noble del blanco de competición, concretamente entre el 9 y el 10, demostrando en primer lugar que la PARA-ORDNANCE Black Ops 1911 es un arma muy precisa; y en segundo término que su manejo resulta de lo más suave, tanto o más que cualquier arma corta diseñada para el tiro de alta competición. En este aspecto, se deja notar la herencia y el buen hacer de la compañía norteamericana, especializada desde su nacimiento en 1985 en el diseño y producción de pistolas tipo 1911 orientadas hacia el tiro deportivo.

02_paraordnance_black
Esta pistola de combate ofrece la misma precisión a casi cualquier distancia

Tras realizar varias tandas de disparos a esa distancia, decidimos alejarnos del blanco para comprobar si la pistola seguía manteniendo su precisión en un objetivo ubicado a 25 metros. Colocamos un nuevo blanco de competición, rellenamos el cargador con sus respectivos 8 cartuchos y ejecutamos una nueva tanda de tiro. En esta ocasión, el primer disparo se fue abajo, más o menos en la zona del 6, por lo que el tirador decidió cambiar la zona adonde estaba puntando (la subió ligeramente), y el resto de proyectiles volvieron a agujerear la zona negra del papel. Para la siguiente ronda ajustamos ligeramente la mira trasera y otra vez volvimos a reunir los disparos en un grupo muy meritorio, sobre todo teniendo en cuenta la distancia de tiro y lo poco acostumbrados que estábamos al comportamiento del arma. Tras pasar por las manos de varios probadores, la pistola siguió rindiendo como en la primera tanda, esto es, con una gran suavidad y un ajuste perfecto de todos sus componentes. Aún así, durante la prueba de tiro tuvimos una pequeña interrupción, seguramente originada por un error en la empuñadura del tirador, ya que tras realizar un disparo y expulsar la vaina servida, el siguiente cartucho se quedó bloqueado en la entrada de la recámara. Bastó con retirar el cargador por seguridad, empujar manualmente la corredera hacia atrás y soltarla con fuerza para que la pistola siguiera funcionado sin ningún problema. Tras vaciar varios cargadores, todos los tiradores que probaron la pistola coincidieron en que se trata de un arma excelente, con unos ajustes y unos acabados dignos de un arma de alta gama, y que sin duda merece el alto precio de venta que posee en nuestro país.

1911 a medida

02_paraordnance_
Dos modelos Para-Ordnance: a la izquierda una versión en calibre 9x19mm con cargador de doble hilera; y a la derecha la táctica Black Ops

La sabiduría popular dice que la calidad se paga, y si hablamos del sector armero, todavía más. Es por tanto lógico que el precio recomendado de venta de esta magnífica PARA-ORDNANCE Black Ops 1911 en España gire en torno a los 1.600 euros, una cifra que sitúa a esta pistola dentro del segmento de las 1911 de lujo, o diseñadas a medida. Este nicho cuenta un amplio núcleo de seguidores, sobre todo entre quienes participan en competiciones de recorridos de tiro (IPSC), donde este tipo de pistolas copan las divisiones de Standard y Open. Varios fabricantes internacionales se han especializado en la comercialización de este tipo de pistolas basadas en el sistema 1911, llegando algunos de ellos a granjearse una importante legión de adeptos en todo el mundo. Estos usuarios y deportistas están dispuestos a hacer frente a importantes sumas económicas para conseguir uno de estos modelos, ya que son los únicos que les garantizan poder competir en buenas condiciones. Marcas como SVI Infinity, STI, Tanfoglio o la propia PARA-ORDNANCE se encuentran entre las más solicitadas, ya que sus productos son sinónimo de calidad. Piezas y componentes de primera gama, ajustes y acabados artesanales, mecanismos y sistemas de acción que funcionan como la seda… son lo que podríamos considerar como el mercado de lujo de las 1911. ¡Quién le iba a decir a Sammuel Colt que, muchos años después de dar a luz a su histórico diseño, su pistola militar se iba a convertir en todo un referente para los tiradores deportivos!

01_paraordnance_
A pesar de ser un .45, la PARA 1911 tiene un comportamiento muy suave

Este tipo de pistolas 1911 para la alta competición, entre las que también se incluyen las de un fabricante español, la empresa catalana SPS, pueden llegar a alcanzar un precio de mercado superior a 3.000 euros, por lo que no es de extrañar por tanto que la PARA-ORDNANCE Black Ops 1911 se comercialice en ese precio. Desde luego, todas sus piezas y acabados la sitúan en ese estadio de arma de alta gama, la cual a pesar de tener como misión principal su desarrollo en el mercado profesional de la seguridad (de ahí lo de su apelativo de Black Ops), también puede tener su hueco entre quienes busquen una pistola con sistema 1911 realmente bonita y preparada para hacer grandes puntuaciones. Señalar también que este modelo que nosotros hemos probado no es el único de la gama Black OPS que ha lanzado la compañía norteamericana, ya que también existe una versión denominada Black Ops Limited Edition, que se diferencia del modelo estándar en solo dos aspectos: la capacidad de carga (el modelo Limited Edition emplea cargadores de 14 cartuchos) y el sistema de miras, ya que esta edición limitada sale de serie con miras de tritio incorporadas para el tiro nocturno. Por último, conviene aclarar que aunque los orígenes de la casa PARA-ORDNANCE están ligados a la localidad canadiense de Ontario, actualmente la empresa localiza toda su actividad en Estados Unidos (de ahí que comercialmente ya se la conozca como PARA USA). Esto sucede desde principios del pasado año 2012, cuando la compañía se vendió al holding estadounidense Freedom Group, propietario entre otros de las firmas Remington, Bushmaster o DPMS. Bajo esta nueva realidad, PARA-ORDNANCE ha lanzado esta maravilla de pistola que, visto lo visto, hará las delicias de los “1911 adictos”.



Publicidad
Publicidad

Facebook Armas.es

Encuesta

¿Quién monta los accesorios de tu arma?

Suscríbete a armas.es

periodico armas suscripcion

Último Periódico Armas.es

armas periodico 69 dragunov minuatura

SALIR DEL ARMERO

Atrevete a salir del Armero