Pistola Ruger LCP: Un arma de bolsillo para el último recurso

Pistola Ruger LCP: Un arma de bolsillo para el último recurso

Arma corta
5 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 (1 Voto)

“Dónde y cuándo la necesites”. Bajo esta leyenda comercial se presenta en España la pistola Ruger LCP del calibre .380 Auto, más conocido entre los aficionados españoles como 9 Corto.

ruger_lcp_4“Dónde y cuándo la necesites”. Bajo esta leyenda comercial se presenta en España la pistola Ruger LCP del calibre .380 Auto, más conocido entre los aficionados de nuestro país como 9mm Corto. Liviana y de dimensiones extremadamente reducidas, esta “pocket gun” o arma de bolsillo está dispuesta a hacerse un hueco entre las armas de defensa guiables en España bajo la licencia A o B. Como hemos podido comprobar, méritos y facultades no le faltan.

Entre los profesionales estadounidenses pertenecientes a los diversos cuerpos y unidades de las fuerzas del orden, el concepto de arma de “back-up” goza de gran popularidad. Básicamente, se trata de portar una segunda arma, distinta a la de dotación oficial, que en un momento dado sirva como herramienta de último recurso. Muchos optan por los clásicos revólveres de 2 pulgadas, también conocidos en España con el sobrenombre de “chatos”, por su fiabilidad y su reducido tamaño. Sin embargo, otros muchos están empezando a decantarse por una nueva serie de pistolas compactas y ligeras que han recuperado el calibre 9mm Corto como munición de defensa. Todas estas armas comparten prácticamente las mismas características, entre las que podríamos destacar su poco peso, su pequeño tamaño, y sobre todo, su cómodo porte y su facilidad de ocultación.

ruger_lcp_5
Despiece completo de la pistola Ruger LCP calibre .380 Auto

Fabricantes de renombre como Kahr Arms, Kel-Tec, Taurus, o la propia Walther, ya poseen en el mercado sus propias unidades de estas pistolas de bolsillo. Se trata de diseños con gran aceptación como los de la línea P380 Series de Kahr, el modelo P-3AT de Kel-Tec, o el presentado en la pasada edición del Shot Show PK380 de Walther (sobre él ya os hablamos en el Especial Novedades 2009 de nuestro periódico “Armas.es, Edición Impresa”). Ahora, quien se suma a esta tendencia es la compañía Ruger con su espectacular pistola Ruger LCP. Aunque no se trata de una auténtica novedad (lleva ya más de un año comercializándose en el mercado estadounidense), para nosotros sí que ha sido una agradable sorpresa conocer de primera mano a esta Ruger LCP. Esto ha sido posible gracias a la colaboración de la armería Ezequiel de Valencia, a través de quien pudimos acceder a una unidad de esta pistola para la elaboración de este reportaje.


Como un teléfono móvil

ruger_lcp_6
En el centro, el cañón del Ruger LCP

La Ruger LCP es una pistola de sensaciones contrapuestas. Puede ser que te enamores de ella en vuestro primer encuentro, o puede que te desencante por completo. En nuestro caso, somos de los que hemos caído rendidos a la ligereza de su diseño, a sus formas redondeadas y a su elegante porte. Su figura es tan liviana y fina que podríamos llevarla en el bolsillo de nuestro pantalón y creeríamos que estamos llevando un teléfono móvil. Y es que, en vacío, la Ruger LCP tan sólo pesa ¡¡270 gramos!! Si os estáis preguntando cómo es posible, la respuesta es muy sencilla. Su ligereza se debe a que su armazón está elaborado con nylon reforzado con fibra de vidrio, un material que externamente da la sensación de estar ante un arma “de juguete”. Acostumbrados al acero o al polímero, este armazón tiene una apariencia un tanto extraña, pero aún así, a nosotros nos ha convencido.

Como decíamos al principio del artículo las dimensiones del arma son extremadamente reducidas. La pistola mide 13cm de largo y 9cm de alto, por lo que prácticamente cabe en cualquier mano. Si a esto le añadimos sus 2cm de ancho, podéis imaginar lo fácil y cómodo que se hace su porte. En cualquier riñonera, bandolera, o bolsillo de una americana cabe sin problemas. Pero es que además de su comodidad está su ocultabilidad. En este aspecto, tienen mucho que ver sus formas redondeadas y que en su diseño no haya ninguna pieza o elemento con el que pueda haber algún tipo de enganchón. La pistola es, por tanto, completamente plana.

ruger_lcp_2Como las siglas de su nombre indican (LCP: Lighweight Compact Pistol, o lo que es lo mismo, pistola compacta y ligera), no debemos olvidar que este diseño de Ruger está pensado para usarse en situaciones de último recurso. Por eso, la precisión de esta arma es un factor más bien secundario. Con que permita al usuario hacer blanco sobre una figura humana ubicada relativamente cerca (5-10 metros), es más que suficiente. Aún así, en el tiro la pistola se comporta correctamente gracias a su funcionamiento semiautomático y a su más que aceptable sistema de miras. A este respecto, comentar que, aunque el arma carece de seguro de disparador, la pistola no funciona hasta que no se alimenta. Es decir, que aunque introduzcamos el cargador lleno y disparemos, no pasará nada a menos que no desplacemos la corredera y alimentemos el arma con un nuevo cartucho. A partir de aquí el arma funcionará a la perfección, con un comportamiento similar al de un revólver de doble acción.


ruger_lcp_1
La Ruger LCP se puede portar cómodamente en una funda de tobillo

Respecto al tema de su seguridad, hubo un lote de las primeras Ruger LCP, en concreto aquellas cuyo número de serie empezaba por el prefijo 370, que dieron algunos problemas. En concreto, se trataba de un fallo en uno de los mecanismos de disparo y que podía provocar que se escapara algún tiro involuntario. Ruger recibió todas las unidades defectuosas y solucionó el problema (más información sobre este asunto aquí: www.ruger.com/LCPRecall). Ahora, en las nuevas partidas, como las que han llegado a España, el número de serie empieza por 371. Por otro lado, y a pesar de llevar menos de un año en el mercado, los principales fabricantes de fundas para armas ya han creado sus propios productos para la Ruger LCP. En este sentido, esta pistola es compatible con un amplio surtido de fundas elaboradas por firmas como Blackhawk!, Safariland o Fobus, entre otras. También puede usarse en pistoleras de tobillo, como podemos comprobar en una de las imágenes que acompañan a este artículo.

En resumen, la Ruger LCP es una opción a tener muy en cuenta por aquellos poseedores de la licencia de armas A o B que estén buscando un arma ligera, compacta y con una potencia de fuego suficiente como para sentirse seguros en una situación de defensa. Una de las pocas pegas que tiene esta pistola es que sólo se comercializa con un único cargador. Un pequeño hándicap que no empaña todas las virtudes que hacen de esta Ruger LCP una de las “pocket gun” con más futuro.

ruger_lcp_8Ficha Técnica

- Calibre: .380 Auto
- Capacidad: 6+1
- Peso: 270 g (vacía)
- Peso del disparador: 3,6 kg
- Longitud total: 13,1 cm
- Longitud del cañón: 7 cm
- Ancho total: 2 cm
- Colaborador: www.armeriaezequiel.com
- Precio aprox.: 500 euros

No os perdáis este video donde se muestra la increíble precisión de esta pequeña pistola:

{youtube}oR-uRVn4irQ{/youtube}

Publicidad
Publicidad

Facebook Armas.es

Encuesta

¿Quién monta los accesorios de tu arma?

Suscríbete a armas.es

periodico armas suscripcion

Último Periódico Armas.es

armas periodico 69 dragunov minuatura

SALIR DEL ARMERO

Atrevete a salir del Armero