Radiocomunicaciones policiales: Informaciones encriptadas para las fuerzas del orden

Radiocomunicaciones policiales: Informaciones encriptadas para las fuerzas del orden

Accesorios
3 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 (1 Voto)
soldado_aleman_walkie_hoLos equipos de radiotransmisión, más conocidos como walkie-talkies, se han convertido en una herramienta imprescindible para el trabajo diario de las fuerzas del orden. Conozcamos su historia y su evolución hasta nuestros días.
walkie_ejercito
Soldado del US Army con un walkie en la mano
“Cinco-cuatro-seis-ocho-Alfa-Tango-Romeo, ¿me copias?”. “Ok recibido”. Esta podría ser una hipotética comunicación policial entre dos agentes que se están transmitiendo los datos de una matrícula. Una comunicación que es posible gracias a unos instrumentos especiales, los popularmente conocidos como walkie-talkies. Aunque hoy en día el teléfono móvil se ha convertido en un elemento cada vez más presente entre nuestras fuerzas del orden, el tradicional walkie ofrece una comunicación más rápida y eficaz que el manido teléfono móvil. Además, los actuales equipos portátiles de radiocomunicación se han modernizado notablemente, lo que se traduce en nuevas y mejores funcionalidades, un tamaño más reducido, un peso más ligero, etc.

Entre los fabricantes de equipos de radiocomunicación destaca la compañía Motorola. Ellos fueron los creadores del SCR-300, en realidad una radio handie-talkie AM, pero que está considerado como el primer walkie-talkie de la historia. Este dispositivo surgió en 1940, coincidiendo con los primeros años de la Segunda Guerra Mundial, un escenario perfecto para que estos equipos de transmisiones demostraran su efectividad. Y así lo hicieron los técnicos de Motorola, quienes fabricaron más de 100.000 unidades de este SCR-536 para suministrarlo entre los soldados del Ejército estadounidense. Los resultados obtenidos en el campo de batalla fueron tan positivos que animaron a la compañía estadounidense a apostar decididamente por las comunicaciones electrónicas ligadas al Departamento de Defensa. En España, la presencia entre agentes de seguridad de estos equipos de radiocomunicación depende en gran parte de la empresa Galicom, distribuidor oficial de Motorola en nuestro país.

soldado_aleman_walkie
Soldado alemán transmitiendo desde su equipo de radiocomunicación
Actualmente, podemos diferenciar entre dos grandes familias de equipos de radiocomunicación: dispositivos analógicos y digitales. Dentro de estas dos categorías también se puede establecer una diferenciación entre equipos portátiles (lo que entenderíamos como walkie-talkies) y móviles (las emisoras de radio que suelen incorporarse en los vehículos de patrulla). Motorola produce todos estos dispositivos, muchos de ellos enfocados casi específicamente hacia profesionales de la seguridad pública y privada.

El sistema SIRDEE
Debido a que las señales de radio podían captarse prácticamente con cualquier transmisor, lo que podía entorpecer el trabajo diario de numerosos agentes, las autoridades se vieron en la necesidad de crear un sistema de información encriptada para los profesionales de las fuerzas del orden. Así nació el SIRDEE, o Sistema Integrado de Radiocomunicaciones Digitales de Emergencia del Estado, un soporte de comunicaciones móviles de voz y datos ideado para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Desde su implantación, este sistema ha mejorado las comunicaciones policiales, sobre todo en lo que respecta a su seguridad, su coordinación, así como su capacidad y cobertura geográfica. Hoy en día la red SIRDEE está compuesta por más de 50.000 terminales, de los cuales unos son unidades móviles instaladas en vehículos policiales, otro son unidades fijas ubicadas en los centros operativos policiales y otros, tal vez la mayoría, son unidades portátiles (walkie-talkies) a disposición de los agentes.

policia_walkie
Agente de policía con el walkie colgando del cinturón
SIRDEE ofrece numerosas ventajas respecto a las antiguas redes de radio analógicas, las cuales presentaban problemas de cobertura, de seguridad, de transmisión de datos, etc. Así pues, esta red permite a sus usuarios acceder a la transmisión y recepción de datos y comunicaciones en tiempo real y con las máximas garantías de seguridad, ya que la información aparece encriptada para impedir su interceptación. Así, por ejemplo, permite la localización inmediata de cualquier patrulla o la obtención en tiempo real de los datos requeridos en cada momento mediante el acceso a diferentes bases de datos, como la de vehículos, la de delincuencia… de tal manera que posibilita atender de forma inmediata, eficaz y segura cualquier incidencia que pueda producirse.

Uso correcto del transmisor
A pesar de haberse postulado como un complemento habitual en el día a día de los profesionales de la seguridad, conviene recordar cuál es el uso correcto de un equipo de radiocomunicación. Lo más importante para que la transmisión de datos sea clara y efectiva, es aprender a respetar los tiempos de comunicación. Cada walkie dispone de un botón PTT (Push To Talk, o pulsar para hablar), que el usuario debe apretar para emitir una información, y soltar para escuchar a su compañero. Para aumentar la seguridad de las transmisiones se puede recurrir a un pinganillo, de tal forma que sólo el agente pueda escuchar la información recibida. Otra premisa básica pero también muy importante es procurar vocalizar lo máximo posible, así como transmitir las órdenes con el menor número de palabras posible. Para ello se suele recurrir al alfabeto fonético, el cual asigna una palabra a cada letra y que resulta muy cómodo para deletrear o transmitir datos numéricos. Por último, y con el objetivo de garantizar una comunicación fluida se pueden utilizar términos más propios de radioaficionados, como “cambio” al final de una comunicación que espera respuesta, o “corto” después de emitir dicha respuesta.

radiotransmisor_guerra
Antiguo equipo de radiotransmisión
Algunas plantillas policiales han probado a sustituir los tradicionales walkie-talkies por modernos teléfonos móviles, capaces de realizar fotografías, grabas capturas de video, y por supuesto comunicar órdenes mediante la voz. Sin embargo, todavía se trata de una minoría casi insignificante en comparación con lo extendidos que están los actuales equipos de radiotransmisión.

Desde los años 40 del pasado siglo XX, las comunicaciones ligadas al mundo de la defensa no han parado de evolucionar. Los avances tecnológicos han permitido grandes cambios en este campo, unos cambios que se han traducido en notables mejoras en los equipos individuales. Walkies multicanal y cada vez más pequeños, con avisadores acústicos de batería baja, con localizadores GPS… en definitiva, un crecimiento continuo con la única misión de intercomunicar a los agentes de la ley.



Publicidad
Publicidad

Facebook Armas.es

Encuesta

¿Quién monta los accesorios de tu arma?

Suscríbete a armas.es

periodico armas suscripcion

Último Periódico Armas.es

armas periodico 69 dragunov minuatura

SALIR DEL ARMERO

Atrevete a salir del Armero